Los campeones de Sudamérica

La selección ecuatoriana de fútbol de la categoría Sub-20 logró una de las mayores hazañas que ha alcanzando el fútbol ecuatoriano en su historia, al consagrarse como campeona del Campeonato Sudamericano de Chile. Además del hecho histórico del campeonato, la victoria entrega al seleccionado juvenil la clasificación al Mundial Sub-20 de Polonia 2019 y garantiza su participación en los Panamericanos de Lima 2019.


Este título, junto a la medalla de oro de los Panamericanos de Río 2007, se convierte en uno de los triunfos más relevantes de la historia para una selección ecuatoriana. En ambos casos, el triunfo llegó en categorías juveniles, lo que nos habla de que existen un buen panorama para la renovación generacional de nuestro fútbol.


Y esta selección aún tiene mucho que dar. Luego de ser la sensación del Campeonato Sudamericano de Chile, la hinchada local se ilusiona con lo que podrán hacer los talentosos Leonardo Campana, Jordan Rezabala, Gonzalo Plata, Alexander Alvarado, Moisés Ramírez y compañía en el Mundial y en los Juegos Panamericanos, bajo la guía del técnico Jorge Célico. Con seguridad estos nombres pronto serán protagonistas de los torneos locales y muchos, probablemente, encuentren su destino en el fútbol internacional.


Es imposible no establecer un paralelismo entre esta histórica selección Sub-20 y las pobres actuaciones que ha tenido la selección absoluta en los torneos y partidos amistosos que ha disputado en los últimos tiempos. Es imposible no pensar en que mientras estos jóvenes se impusieron sin complejos a selecciones tan poderosas como Argentina, Brasil o Uruguay, el técnico de la selección de mayores ya advirtió que no se debe esperar mucho de lo que pueda hacer Ecuador en la próxima Copa América. Mejor aprendamos de los jóvenes. (O)


La selección ecuatoriana Sub-20 ganó el Sudamericano de Chile y consiguió su clasificación al Mundial y a los Panamericanos.

Los campeones de Sudamérica

La selección ecuatoriana de fútbol de la categoría Sub-20 logró una de las mayores hazañas que ha alcanzando el fútbol ecuatoriano en su historia, al consagrarse como campeona del Campeonato Sudamericano de Chile. Además del hecho histórico del campeonato, la victoria entrega al seleccionado juvenil la clasificación al Mundial Sub-20 de Polonia 2019 y garantiza su participación en los Panamericanos de Lima 2019.


Este título, junto a la medalla de oro de los Panamericanos de Río 2007, se convierte en uno de los triunfos más relevantes de la historia para una selección ecuatoriana. En ambos casos, el triunfo llegó en categorías juveniles, lo que nos habla de que existen un buen panorama para la renovación generacional de nuestro fútbol.


Y esta selección aún tiene mucho que dar. Luego de ser la sensación del Campeonato Sudamericano de Chile, la hinchada local se ilusiona con lo que podrán hacer los talentosos Leonardo Campana, Jordan Rezabala, Gonzalo Plata, Alexander Alvarado, Moisés Ramírez y compañía en el Mundial y en los Juegos Panamericanos, bajo la guía del técnico Jorge Célico. Con seguridad estos nombres pronto serán protagonistas de los torneos locales y muchos, probablemente, encuentren su destino en el fútbol internacional.


Es imposible no establecer un paralelismo entre esta histórica selección Sub-20 y las pobres actuaciones que ha tenido la selección absoluta en los torneos y partidos amistosos que ha disputado en los últimos tiempos. Es imposible no pensar en que mientras estos jóvenes se impusieron sin complejos a selecciones tan poderosas como Argentina, Brasil o Uruguay, el técnico de la selección de mayores ya advirtió que no se debe esperar mucho de lo que pueda hacer Ecuador en la próxima Copa América. Mejor aprendamos de los jóvenes. (O)


La selección ecuatoriana Sub-20 ganó el Sudamericano de Chile y consiguió su clasificación al Mundial y a los Panamericanos.