La salubridad de los productos

En las últimas dos semanas, la Agencia de Regulación y Control Sanitario, Arcsa, clausuró dos supermercados por almacenar productos de manera insalubre. Algo que ha provocado una alerta entre la ciudadanía. Entre las irregularidades encontradas en esos lugares está la presencia de plagas, también de productos sin notificación sanitaria y otros caducados en las perchas.
Es obligación de los administradores de estos supermercados garantizar la salubridad de los productos que ofrecen para no poner en riesgo a sus clientes. Los locales tienen un tiempo para mejorar sus condiciones o de lo contrario serán clausurados definitivamente.
Una de estas clausuras ocurrió debido a que los clientes reportaron la insalubridad a través de la aplicación móvil del Arcsa, una iniciativa que está dando resultados positivos. Hasta finales de mayo la institución ha recibido 2.337 denuncias por condiciones de insalubridad de los productos a través de esa aplicación. Y eso ha permitido que se ejecuten controles de forma más efectiva.
Si bien, la principal responsabilidad de que los productos estén en adecuadas condiciones, sin riesgos para la salud, es de los supermercados, también hay un rol importante de los consumidores, al informar de cualquier irregularidad a las autoridades competentes para que, como en este caso, se tomen acciones que mejores la situación.
Que estas alertas sirvan de lección para que quienes expenden productos apliquen las medidas necesarias para no poner en riesgo la salud de los clientes; también para los consumidores, para tener más precaución al momento de las compras. Acciones como mirar la fecha de caducidad de los productos, observar el nivel de limpieza de los espacios de almacenamiento también pueden ayudar. (O)
Acciones como mirar la fecha de caducidad de los productos y observar el nivel de limpieza de los espacios de depósito son primordiales.

La salubridad de los productos

En las últimas dos semanas, la Agencia de Regulación y Control Sanitario, Arcsa, clausuró dos supermercados por almacenar productos de manera insalubre. Algo que ha provocado una alerta entre la ciudadanía. Entre las irregularidades encontradas en esos lugares está la presencia de plagas, también de productos sin notificación sanitaria y otros caducados en las perchas.
Es obligación de los administradores de estos supermercados garantizar la salubridad de los productos que ofrecen para no poner en riesgo a sus clientes. Los locales tienen un tiempo para mejorar sus condiciones o de lo contrario serán clausurados definitivamente.
Una de estas clausuras ocurrió debido a que los clientes reportaron la insalubridad a través de la aplicación móvil del Arcsa, una iniciativa que está dando resultados positivos. Hasta finales de mayo la institución ha recibido 2.337 denuncias por condiciones de insalubridad de los productos a través de esa aplicación. Y eso ha permitido que se ejecuten controles de forma más efectiva.
Si bien, la principal responsabilidad de que los productos estén en adecuadas condiciones, sin riesgos para la salud, es de los supermercados, también hay un rol importante de los consumidores, al informar de cualquier irregularidad a las autoridades competentes para que, como en este caso, se tomen acciones que mejores la situación.
Que estas alertas sirvan de lección para que quienes expenden productos apliquen las medidas necesarias para no poner en riesgo la salud de los clientes; también para los consumidores, para tener más precaución al momento de las compras. Acciones como mirar la fecha de caducidad de los productos, observar el nivel de limpieza de los espacios de almacenamiento también pueden ayudar. (O)
Acciones como mirar la fecha de caducidad de los productos y observar el nivel de limpieza de los espacios de depósito son primordiales.