La lucha de los trabajadores

Han pasado 133 años desde que grupos de obreros estadounidenses decidieron alzar su voz para reclamar sus derechos laborales, paralizaron sus actividades en varias ciudades para exigir, entre otras cosas, una jornada laboral de ocho horas. El resultado fue la ejecución de algunos trabajadores, mientras otros fueron encarcelados, pero también se logró lo que pedían. En honor a ellos, desde el 1 de mayo de 1889 se conmemora el Día del Trabajador, aunque usualmente se lo conoce como Día del Trabajo.


Los primeros años las celebraciones del 1 de Mayo tenían un tinte más combativo. Los trabajadores salían a las calles en busca de mejorar, cada vez más,  sus derechos. Y los logros fueron sumando. Hoy, los trabajadores gozan de mejores condiciones gracias a esa lucha constante, pero hay muchos pendientes todavía.
En febrero conocimos del caso Furukawa: una empresa japonesa violó por años los derechos laborales de cientos de campesinos ecuatorianos. Tras la denuncia de un grupo de extrabajadores de la empresa, el Estado ecuatoriano suspendió sus actividades.

Las condiciones en las que trabajaban los obreros son lo que se conoce como esclavitud moderna o trabajo forzado. Según la Organización Internacional del Trabajo, más de 24 millones de personas en todo el mundo viven en esa condición, ahí se incluyen actividades como la esclavitud sexual, la mendicidad forzada. Una de cada cuatro víctimas de la esclavitud moderna son niños.
Este 1 de Mayo es un día en el que se recuerda la lucha, en el que se reivindica lo conseguido y se ratifica el compromiso por no retroceder. También es un día para reflexionar sobre situaciones como esas, en las que los derechos laborales son invisibilizados. (O)

El 1 de Mayo es un día para recordar los logros en materia laboral y también para reflexionar sobre lo que aún está pendiente.

La lucha de los trabajadores

Han pasado 133 años desde que grupos de obreros estadounidenses decidieron alzar su voz para reclamar sus derechos laborales, paralizaron sus actividades en varias ciudades para exigir, entre otras cosas, una jornada laboral de ocho horas. El resultado fue la ejecución de algunos trabajadores, mientras otros fueron encarcelados, pero también se logró lo que pedían. En honor a ellos, desde el 1 de mayo de 1889 se conmemora el Día del Trabajador, aunque usualmente se lo conoce como Día del Trabajo.


Los primeros años las celebraciones del 1 de Mayo tenían un tinte más combativo. Los trabajadores salían a las calles en busca de mejorar, cada vez más,  sus derechos. Y los logros fueron sumando. Hoy, los trabajadores gozan de mejores condiciones gracias a esa lucha constante, pero hay muchos pendientes todavía.
En febrero conocimos del caso Furukawa: una empresa japonesa violó por años los derechos laborales de cientos de campesinos ecuatorianos. Tras la denuncia de un grupo de extrabajadores de la empresa, el Estado ecuatoriano suspendió sus actividades.

Las condiciones en las que trabajaban los obreros son lo que se conoce como esclavitud moderna o trabajo forzado. Según la Organización Internacional del Trabajo, más de 24 millones de personas en todo el mundo viven en esa condición, ahí se incluyen actividades como la esclavitud sexual, la mendicidad forzada. Una de cada cuatro víctimas de la esclavitud moderna son niños.
Este 1 de Mayo es un día en el que se recuerda la lucha, en el que se reivindica lo conseguido y se ratifica el compromiso por no retroceder. También es un día para reflexionar sobre situaciones como esas, en las que los derechos laborales son invisibilizados. (O)

El 1 de Mayo es un día para recordar los logros en materia laboral y también para reflexionar sobre lo que aún está pendiente.