La justicia por mano propia

 La denominada percepción de inseguridad de que tanto se hablaba años atrás dejo de ser eso, percepción, y se ha convertido en un problema que se ha salido de control de las autoridades locales y nacionales, ya que en la ciudad cada día es más frecuente escuchar que barrios se organizan y cuando detienen a una persona en algún acto ilícito o presumen que sea parte del mismo, toman la justicia por su mano lo que constituye un riesgo al orden establecido.
Días atrás el Gobierno entregó motocicletas para la Policía Nacional en las ciudades de Quito y Guayaquil. Precisamente la alcaldesa de esta ciudad, ofreció apoyo al Gobierno con más vehículos, gasolina, radios e incluso dijo que de ser necesario, el Municipio del Puerto Principal ofreció hasta armas para colaborar con la seguridad ciudadana.
En Cuenca se van a cumplir siete meses de la denomina Asamblea Ciudadana por la Seguridad donde se establecieron acuerdos y compromisos en pro de la tranquilidad de los cuencanos, pero hasta el momento poco o nada se conoce de los resultados de la misma o si de seguimiento a dichos acuerdos.
De acuerdo al Gobierno, desde el pasado mes de diciembre, 138 municipios trabajan con la Policía para tener ciudades más seguridad, la mayoría de ellas han recibido vehículos, equipamiento, cámaras de videos vigilancia, armamento, Unidades de Policía Comunitaria, entre otras cosas.
La verdad es que el tema de seguridad cada día preocupa más a los cuencanos, muchos se han organizado con la Policía, otros por su propia cuenta.  Esto sin duda es una muestra de la falta de confianza en las autoridades vinculadas con el control así como los entes relacionados con la aplicación de la justicia. (O)

La seguridad
es un tema prioritario
en todas las ciudades; en Cuenca los ciudadanos
se organizan por su cuenta.

La justicia por mano propia

 La denominada percepción de inseguridad de que tanto se hablaba años atrás dejo de ser eso, percepción, y se ha convertido en un problema que se ha salido de control de las autoridades locales y nacionales, ya que en la ciudad cada día es más frecuente escuchar que barrios se organizan y cuando detienen a una persona en algún acto ilícito o presumen que sea parte del mismo, toman la justicia por su mano lo que constituye un riesgo al orden establecido.
Días atrás el Gobierno entregó motocicletas para la Policía Nacional en las ciudades de Quito y Guayaquil. Precisamente la alcaldesa de esta ciudad, ofreció apoyo al Gobierno con más vehículos, gasolina, radios e incluso dijo que de ser necesario, el Municipio del Puerto Principal ofreció hasta armas para colaborar con la seguridad ciudadana.
En Cuenca se van a cumplir siete meses de la denomina Asamblea Ciudadana por la Seguridad donde se establecieron acuerdos y compromisos en pro de la tranquilidad de los cuencanos, pero hasta el momento poco o nada se conoce de los resultados de la misma o si de seguimiento a dichos acuerdos.
De acuerdo al Gobierno, desde el pasado mes de diciembre, 138 municipios trabajan con la Policía para tener ciudades más seguridad, la mayoría de ellas han recibido vehículos, equipamiento, cámaras de videos vigilancia, armamento, Unidades de Policía Comunitaria, entre otras cosas.
La verdad es que el tema de seguridad cada día preocupa más a los cuencanos, muchos se han organizado con la Policía, otros por su propia cuenta.  Esto sin duda es una muestra de la falta de confianza en las autoridades vinculadas con el control así como los entes relacionados con la aplicación de la justicia. (O)

La seguridad
es un tema prioritario
en todas las ciudades; en Cuenca los ciudadanos
se organizan por su cuenta.