La ciudad que camina sola

Cuenca es una ciudad pionera, que destaca por su desarrollo y calidad de vida. Hoy cumple 462 años desde que el español Gil Ramírez Dávalos fundó una ciudad que recordara a la del Virrey de Lima, Hurtado de Mendoza, la de él tambiénse llamaba Cuenca, la de España. Una ciudad rodeada de hermosos paisajes y acentada sobre un barranco y dos ríos.  


Desde su nacimiento, Cuenca se convirtió en un espacio territorial importante. En 1730 se efectuó el primer censo, que dio la cifra de 18.916 habitantes. Hoy la población supera los 600.000 y es la tercera ciudad del país que en muchas cuestiones se ha convertido en un modelo a nivel país, como la dotación de servicios públicos y el funcionamiento de sus instituciones. Es por eso que hay quienes dicen que Cuenca es una ciudad que prácticamente camina sola. Que sigue adelante pese a las adversidades.


Es reconocida por el talento de su gente como escritores, artesanos, músicos, deportistas... que han dejado en alto el nombre del país.
En realidad Cuenca camina sola, empujada por sus habitantes, los que la convirtieron en una urbe moderna, pujante, desarrollada.
En esta fecha especial, Diario EL TIEMPO, como un homenaje a la ciudad, ha preparado un especial que destaca los íconos de la cuencanidad, aquellos en los que nos reconocemos.


Esta también es una fecha importante para este medio de comunicación que cumple su aniversario 64. Lo celebramos renovando nuestro compromiso con ustedes.


Les invitamos a disfrutar de cada página en la que encontrarán información, historias, un diseño cuidado, y el compromiso de seguir sirviendo a Cuenca como lo hemos hecho desde 1955. (O)


El 12 de abril de 1557, sobre las ruinas de Tomebamba, se refundó una ciudad a la que los españoles llamaron Cuenca.

La ciudad que camina sola

Cuenca es una ciudad pionera, que destaca por su desarrollo y calidad de vida. Hoy cumple 462 años desde que el español Gil Ramírez Dávalos fundó una ciudad que recordara a la del Virrey de Lima, Hurtado de Mendoza, la de él tambiénse llamaba Cuenca, la de España. Una ciudad rodeada de hermosos paisajes y acentada sobre un barranco y dos ríos.  


Desde su nacimiento, Cuenca se convirtió en un espacio territorial importante. En 1730 se efectuó el primer censo, que dio la cifra de 18.916 habitantes. Hoy la población supera los 600.000 y es la tercera ciudad del país que en muchas cuestiones se ha convertido en un modelo a nivel país, como la dotación de servicios públicos y el funcionamiento de sus instituciones. Es por eso que hay quienes dicen que Cuenca es una ciudad que prácticamente camina sola. Que sigue adelante pese a las adversidades.


Es reconocida por el talento de su gente como escritores, artesanos, músicos, deportistas... que han dejado en alto el nombre del país.
En realidad Cuenca camina sola, empujada por sus habitantes, los que la convirtieron en una urbe moderna, pujante, desarrollada.
En esta fecha especial, Diario EL TIEMPO, como un homenaje a la ciudad, ha preparado un especial que destaca los íconos de la cuencanidad, aquellos en los que nos reconocemos.


Esta también es una fecha importante para este medio de comunicación que cumple su aniversario 64. Lo celebramos renovando nuestro compromiso con ustedes.


Les invitamos a disfrutar de cada página en la que encontrarán información, historias, un diseño cuidado, y el compromiso de seguir sirviendo a Cuenca como lo hemos hecho desde 1955. (O)


El 12 de abril de 1557, sobre las ruinas de Tomebamba, se refundó una ciudad a la que los españoles llamaron Cuenca.