La bicicleta pública está cerca

El sistema de movilidad pública de la ciudad empieza a recibir buenas noticias. El próximo 1 de abril empezará a funcionar en esta ciudad el primer sistema de bicicleta pública, que en una primera instancia estará integrado por 240 bicicletas y contará con 20 paradas distribuidas en toda la ciudad.
Como en otras ciudades del mundo, el sistema funcionará bajo la modalidad de alquiler y puede ser por viaje o mediante membresías que pueden llegar hasta un año, según la necesidad del usuario. El costo de cada viaje (lo que equivale a usar la bicicleta durante 30 minutos), se ha fijado en 25 centavos y salvo la instalación de las 20 paradas, no se deberá ejecutar ninguna intervención en la infraestructura urbana de Cuenca.
Según la información difundida esta semana por la Empresa Municipal de Movilidad, las bicicletas tendrán incorporado un sistema de anclaje que funciona mediante un lector de radiofrecuencia para identificar a las bicicletas que entran y salen de cada estación. Además de un sistema operativo que permitirá a los ciudadanos usarlas mediante una aplicación móvil, un sitio web o una tarjeta de proximidad.
Es probable que la cultura del uso de la bicicleta aún sea reducida, pero la implementación de un sistema público como el que empezará a operar a inicios del próximo mes sin duda contribuirá a una futura consolidación y masificación de este sistema de movilidad.
No obstante es también importante destacar que la implementación y difusión de un sistema debe estar acompañado, ojalá en un futuro próximo, de la implementación de políticas públicas y de ciudad que contribuyan a mejorar las condiciones de la ciudad para los ciclistas y para otras formas de movilidad alternativa. (O)
El primer sistema de bicicleta pública de esta ciudad operará desde abril, con 240 bicicletas distribuidas en 20 estaciones.

La bicicleta pública está cerca

El sistema de movilidad pública de la ciudad empieza a recibir buenas noticias. El próximo 1 de abril empezará a funcionar en esta ciudad el primer sistema de bicicleta pública, que en una primera instancia estará integrado por 240 bicicletas y contará con 20 paradas distribuidas en toda la ciudad.
Como en otras ciudades del mundo, el sistema funcionará bajo la modalidad de alquiler y puede ser por viaje o mediante membresías que pueden llegar hasta un año, según la necesidad del usuario. El costo de cada viaje (lo que equivale a usar la bicicleta durante 30 minutos), se ha fijado en 25 centavos y salvo la instalación de las 20 paradas, no se deberá ejecutar ninguna intervención en la infraestructura urbana de Cuenca.
Según la información difundida esta semana por la Empresa Municipal de Movilidad, las bicicletas tendrán incorporado un sistema de anclaje que funciona mediante un lector de radiofrecuencia para identificar a las bicicletas que entran y salen de cada estación. Además de un sistema operativo que permitirá a los ciudadanos usarlas mediante una aplicación móvil, un sitio web o una tarjeta de proximidad.
Es probable que la cultura del uso de la bicicleta aún sea reducida, pero la implementación de un sistema público como el que empezará a operar a inicios del próximo mes sin duda contribuirá a una futura consolidación y masificación de este sistema de movilidad.
No obstante es también importante destacar que la implementación y difusión de un sistema debe estar acompañado, ojalá en un futuro próximo, de la implementación de políticas públicas y de ciudad que contribuyan a mejorar las condiciones de la ciudad para los ciclistas y para otras formas de movilidad alternativa. (O)
El primer sistema de bicicleta pública de esta ciudad operará desde abril, con 240 bicicletas distribuidas en 20 estaciones.