El tesoro de la seguridad

El destacado ciclista holandés Jan Jansen, ganador del Tour de Francia y la Vuelta a España en los años 60, acuñó una de las frases más significativas sobre la seguridad: “Cada lugar donde nos sentimos seguros es un tesoro”.


Este deportista sin duda tenía mucha razón, muchos de nosotros nos sentimos seguros en nuestro barrio, en nuestra ciudad y lo consideramos como un espacio confortable y un tesoro que debemos conservar, pero cuánto hemos hecho para que esto se mantenga así.


El anuncio presidencial de que los militares saldrán a las calles a trabajar conjuntamente en operativos con la Policía Nacional despertó el interés de los ciudadanos, quienes consideran que es hora que las autoridades asuman otras medidas para enfrentar la delincuencia.


El presidente Moreno fue claro: “¡A partir de hoy decimos ¡basta al temor!” y es lógico, quien no tiene seguridad vive con temor, con miedo, con recelo de salir a la calle a determinada hora o simplemente preocupado en retornar al hogar para estar tranquilo o seguro.


En seguridad, no todo queda en manos de las autoridades ni tampoco es exclusivo de la Policía Nacional, la seguridad es un complejo sistema que involucra a ciudadanos, autoridades, policías, fiscales, jueces, etc.  Días atrás observamos como un oficial de Policía pedía explicación a un juez por su decisión de liberar a un sujeto detenido en delito flagrante.


Sin duda se requiere un cambio radical en todo el sistema de seguridad, desde una mayor participación ciudadana hasta un correcto accionar de quienes imparten justicia con el único objetivo de garantizar la seguridad y recuperar, como dice Jansen, ese lugar llamado “tesoro”. (O)

El tesoro de la seguridad

El destacado ciclista holandés Jan Jansen, ganador del Tour de Francia y la Vuelta a España en los años 60, acuñó una de las frases más significativas sobre la seguridad: “Cada lugar donde nos sentimos seguros es un tesoro”.


Este deportista sin duda tenía mucha razón, muchos de nosotros nos sentimos seguros en nuestro barrio, en nuestra ciudad y lo consideramos como un espacio confortable y un tesoro que debemos conservar, pero cuánto hemos hecho para que esto se mantenga así.


El anuncio presidencial de que los militares saldrán a las calles a trabajar conjuntamente en operativos con la Policía Nacional despertó el interés de los ciudadanos, quienes consideran que es hora que las autoridades asuman otras medidas para enfrentar la delincuencia.


El presidente Moreno fue claro: “¡A partir de hoy decimos ¡basta al temor!” y es lógico, quien no tiene seguridad vive con temor, con miedo, con recelo de salir a la calle a determinada hora o simplemente preocupado en retornar al hogar para estar tranquilo o seguro.


En seguridad, no todo queda en manos de las autoridades ni tampoco es exclusivo de la Policía Nacional, la seguridad es un complejo sistema que involucra a ciudadanos, autoridades, policías, fiscales, jueces, etc.  Días atrás observamos como un oficial de Policía pedía explicación a un juez por su decisión de liberar a un sujeto detenido en delito flagrante.


Sin duda se requiere un cambio radical en todo el sistema de seguridad, desde una mayor participación ciudadana hasta un correcto accionar de quienes imparten justicia con el único objetivo de garantizar la seguridad y recuperar, como dice Jansen, ese lugar llamado “tesoro”. (O)