El experimento de Supermanzana

Un nuevo experimento de movilidad alistan las autoridades de tránsito para este fin de semana, las ‘Supermanzanas’, cuyo objetivo es restringir el acceso de vehículos a las calles que rodean el Parque Calderón y otras vías aledañas con el objetivo de que los peatones se “adueñen” de estos espacios para impulsar la movilidad en bicicleta o en otros medios alternativos que no necesitan de combustible.
Recordemos que el proyecto ‘Supermanzanas’ ya afrontó su primer traspié, antes de su aplicación, ya que la fecha prevista para su inicio fue cambiada, pero ya dejó esa pequeña espina de la curiosidad y de la crítica en la ciudad. Hoy nuevamente es objeto de cuestionamientos debido a una supuesta falta se socialización con los propietarios de locales comerciales que están emplazados al interior del área que durante dos días será exclusiva para los peatones.
Como es costumbre, muchas veces se critica algo antes de conocerlo, se empiezan a ver las costuras y todos los peros posibles. Hay que recordar que el Municipio plantea este proyecto como un “experimento de movilidad”, cuya evaluación posterior determinará si los resultados fueron positivos para los diferentes actores como lo son comerciantes, peatones, empresarios, transportistas, etc.
El éxito o fracaso de estos proyectos de movilidad mucho dependerá del compromiso que asuman los cuencanos para sacarlo adelante. Cuenca se ha caracterizado por implementar innovadores proyectos, por ser pionera en cambios que benefician a los ciudadanos y esta sería una nueva oportunidad para demostrar que se puede contar con un Centro Histórico más amigable para el peatón, para los comerciantes y para los turistas. (O)

El experimento de Supermanzana

Un nuevo experimento de movilidad alistan las autoridades de tránsito para este fin de semana, las ‘Supermanzanas’, cuyo objetivo es restringir el acceso de vehículos a las calles que rodean el Parque Calderón y otras vías aledañas con el objetivo de que los peatones se “adueñen” de estos espacios para impulsar la movilidad en bicicleta o en otros medios alternativos que no necesitan de combustible.
Recordemos que el proyecto ‘Supermanzanas’ ya afrontó su primer traspié, antes de su aplicación, ya que la fecha prevista para su inicio fue cambiada, pero ya dejó esa pequeña espina de la curiosidad y de la crítica en la ciudad. Hoy nuevamente es objeto de cuestionamientos debido a una supuesta falta se socialización con los propietarios de locales comerciales que están emplazados al interior del área que durante dos días será exclusiva para los peatones.
Como es costumbre, muchas veces se critica algo antes de conocerlo, se empiezan a ver las costuras y todos los peros posibles. Hay que recordar que el Municipio plantea este proyecto como un “experimento de movilidad”, cuya evaluación posterior determinará si los resultados fueron positivos para los diferentes actores como lo son comerciantes, peatones, empresarios, transportistas, etc.
El éxito o fracaso de estos proyectos de movilidad mucho dependerá del compromiso que asuman los cuencanos para sacarlo adelante. Cuenca se ha caracterizado por implementar innovadores proyectos, por ser pionera en cambios que benefician a los ciudadanos y esta sería una nueva oportunidad para demostrar que se puede contar con un Centro Histórico más amigable para el peatón, para los comerciantes y para los turistas. (O)