El estado de las vías en Azuay

La presencia permanente de lluvias ha complicado gran parte de este año la movilidad en la provincia. Además del cierre de varios meses de la vía Gualaceo-Plan de Milagro-Limón Indanza, comprometida por un deslizamiento en la zona de Ingamullo, esta semana hubo problemas para la normal circulación en las vías Cuenca-Molleturo-El Empalme y la Cuenca-Girón-Pasaje.


En ambos casos las dificultades fueron ocasionadas por deslizamientos de tierra y de material rocoso sobre la calzada provocados por las fuertes lluvias que han caído en la región afectando la estabilidad de los terrenos.


Se trata de un tema delicado por varios aspectos. El principal es que la temporada lluviosa apenas está iniciando, además de que se trata de vías de altísima importancia para nuestra provincia, pues estas son las principales arterias viales para la conexión con Guayaquil y Machala, dos de las ciudades con las que Cuenca tiene mayor interacción tanto a escala comercial, académica y de ocio.


El el caso de la vía Cuenca-Girón-Pasaje los deslizamientos ocurrieron en los kilómetros 70, 80, 88 y 88.7 y en la Cuenca-Molleturo-El Empalme en los kilómetros 73.5, 88, 88.6 y 91, en ambos casos por caída de material rocoso y de tierra. Afortunadamente los cierres no se prolongaron durante demasiado tiempo y las vías se lograron habilitar al tránsito vehicular luego de pocas horas.


Como conductores es importante que en esta temporada lluviosa tomemos precauciones adicionales al momento de viajar por carretera. Es importante conducir a la defensiva y respetar los límites de velocidad, pues hacerlo permitirá maniobrar en caso de ser necesario. Por otro lado es importante exigir a las autoridades el correspondiente mantenimiento correctivo y preventivo de la vías. (O)


La época de  lluvias ocasionó deslizamientos en las vías que unen a Cuenca con Guayaquil y con Machala. La prevención es clave al viajar.

El estado de las vías en Azuay

La presencia permanente de lluvias ha complicado gran parte de este año la movilidad en la provincia. Además del cierre de varios meses de la vía Gualaceo-Plan de Milagro-Limón Indanza, comprometida por un deslizamiento en la zona de Ingamullo, esta semana hubo problemas para la normal circulación en las vías Cuenca-Molleturo-El Empalme y la Cuenca-Girón-Pasaje.


En ambos casos las dificultades fueron ocasionadas por deslizamientos de tierra y de material rocoso sobre la calzada provocados por las fuertes lluvias que han caído en la región afectando la estabilidad de los terrenos.


Se trata de un tema delicado por varios aspectos. El principal es que la temporada lluviosa apenas está iniciando, además de que se trata de vías de altísima importancia para nuestra provincia, pues estas son las principales arterias viales para la conexión con Guayaquil y Machala, dos de las ciudades con las que Cuenca tiene mayor interacción tanto a escala comercial, académica y de ocio.


El el caso de la vía Cuenca-Girón-Pasaje los deslizamientos ocurrieron en los kilómetros 70, 80, 88 y 88.7 y en la Cuenca-Molleturo-El Empalme en los kilómetros 73.5, 88, 88.6 y 91, en ambos casos por caída de material rocoso y de tierra. Afortunadamente los cierres no se prolongaron durante demasiado tiempo y las vías se lograron habilitar al tránsito vehicular luego de pocas horas.


Como conductores es importante que en esta temporada lluviosa tomemos precauciones adicionales al momento de viajar por carretera. Es importante conducir a la defensiva y respetar los límites de velocidad, pues hacerlo permitirá maniobrar en caso de ser necesario. Por otro lado es importante exigir a las autoridades el correspondiente mantenimiento correctivo y preventivo de la vías. (O)


La época de  lluvias ocasionó deslizamientos en las vías que unen a Cuenca con Guayaquil y con Machala. La prevención es clave al viajar.