El disfrute del tiempo libre

Las vacaciones escolares comenzaron y con ellas llegan las inquietudes de los padres que buscan la mejor forma de aprovechar esta época. Ahora que los niños y adolescentes tienen más tiempo libre disponible, los expertos recomiendan hacer un balance entre el ocio, la vida social y actividades lúdicas o deportivas para evitar el sedentarismo y el abuso de la tecnología.
Hay algunas recomendaciones que los padres y madres pueden seguir para tomar decisiones acertadas con sus hijos. Si la acción es llevar al niño o adolescente a una actividad, ya sea deportiva, artística, académica, es importante tomar en cuenta una que atraiga a los menores, más no a los padres. Eso permitirá que los niños se sientan complacidos y aprovechen mejor la actividad en la que se encuentran. Las vacaciones son un buen momento para ir descubriendo habilidades y vocaciones, por eso es importante motivar a los pequeños y escucharlos, para que sean ellos quienes vayan formando su propio conocimiento. Una de las consideraciones más importantes es que las vacaciones son un tiempo para salir de la rutina. Hay que cambiar los hábitos que forman parte de la etapa escolar para que el cuerpo y la mente descansen de una mejor forma. Actualmente, un reto para los padres es desconectar a sus hijos de la tecnología. El abuso de redes sociales, videojuegos, televisión es perjudicial para los niños y adolescentes, les priva de aprender otras cosas y vivir otras situaciones. La distracción con aparatos tecnológicos es una forma fácil de entretener a los niños, debido a que muchas veces los padres no disponen de tiempo o el cuidado se complica, pero hay que buscar otras formas de aprovechar el tiempo libre. También es necesaria la interacción con otros niños, salidas al parque, a espacios culturales, salidas a la naturaleza, visitas a familiares son acciones que ayudan a que los niños mejoren sus aptitudes sociales a futuro. (O)
Las vacaciones son un buen momento para ir descubriendo  vocaciones, es importante motivar a los pequeños y escucharlos.

El disfrute del tiempo libre

Las vacaciones escolares comenzaron y con ellas llegan las inquietudes de los padres que buscan la mejor forma de aprovechar esta época. Ahora que los niños y adolescentes tienen más tiempo libre disponible, los expertos recomiendan hacer un balance entre el ocio, la vida social y actividades lúdicas o deportivas para evitar el sedentarismo y el abuso de la tecnología.
Hay algunas recomendaciones que los padres y madres pueden seguir para tomar decisiones acertadas con sus hijos. Si la acción es llevar al niño o adolescente a una actividad, ya sea deportiva, artística, académica, es importante tomar en cuenta una que atraiga a los menores, más no a los padres. Eso permitirá que los niños se sientan complacidos y aprovechen mejor la actividad en la que se encuentran. Las vacaciones son un buen momento para ir descubriendo habilidades y vocaciones, por eso es importante motivar a los pequeños y escucharlos, para que sean ellos quienes vayan formando su propio conocimiento. Una de las consideraciones más importantes es que las vacaciones son un tiempo para salir de la rutina. Hay que cambiar los hábitos que forman parte de la etapa escolar para que el cuerpo y la mente descansen de una mejor forma. Actualmente, un reto para los padres es desconectar a sus hijos de la tecnología. El abuso de redes sociales, videojuegos, televisión es perjudicial para los niños y adolescentes, les priva de aprender otras cosas y vivir otras situaciones. La distracción con aparatos tecnológicos es una forma fácil de entretener a los niños, debido a que muchas veces los padres no disponen de tiempo o el cuidado se complica, pero hay que buscar otras formas de aprovechar el tiempo libre. También es necesaria la interacción con otros niños, salidas al parque, a espacios culturales, salidas a la naturaleza, visitas a familiares son acciones que ayudan a que los niños mejoren sus aptitudes sociales a futuro. (O)
Las vacaciones son un buen momento para ir descubriendo  vocaciones, es importante motivar a los pequeños y escucharlos.