El cuidado de los recursos públicos

El alcalde Pedro Palacios ha anunciado que buscará para Cuenca la implementación de la norma ISO 37000, que consiste en un sistema de gestión antisoborno con estándares internacionales. Su intención es ejercer un control más riguroso a los recursos públicos de la ciudad. La iniciativa es positiva, considerando la gran cantidad de contratos que se adjudican en la Municipalidad y en las empresas adscritas.
Desde el fin de semana, un equipo de la nueva administración trabaja en un análisis de los gastos, contrataciones y puntos críticos de control interno de la Municipalidad. Se anunció que se revisarán todos los contratos y habrá noticias de los resultados en las próximas semanas.
Es necesario transparentar aún más el uso de los recursos públicos, existen espacios que ayudan en esa tarea, como el Portal de Compras Públicas, pero eso no siempre es suficiente para conocer a detalle qué se hace con el dinero de los ciudadanos.
En los planes de modernización que las autoridades municipales ofrecen se debe integrar el principio de la transparencia. Informar el destino de los recursos públicos es una obligación de las autoridades, pero también debe ser un interés y compromiso de los ciudadanos conocerlo. Solo de esa forma se puede trabajar de forma conjunta en contra de la corrupción.
Con los avances tecnológicos, es fácil integrar herramientas que permitan a la administración municipal poner  a disposición de la población información completa, transparente sobre el uso de los recursos públicos. Si el compromiso es cuidarlos “lo más que se pueda”, como ha mencionado el alcalde Pedro Palacios, el reto es grande, pero factible, solo será cuestión de poner voluntad política. (O)
Si la tarea es cuidar los recursos “lo más que se pueda” el reto del nuevo alcalde es grande, pero factible.

El cuidado de los recursos públicos

El alcalde Pedro Palacios ha anunciado que buscará para Cuenca la implementación de la norma ISO 37000, que consiste en un sistema de gestión antisoborno con estándares internacionales. Su intención es ejercer un control más riguroso a los recursos públicos de la ciudad. La iniciativa es positiva, considerando la gran cantidad de contratos que se adjudican en la Municipalidad y en las empresas adscritas.
Desde el fin de semana, un equipo de la nueva administración trabaja en un análisis de los gastos, contrataciones y puntos críticos de control interno de la Municipalidad. Se anunció que se revisarán todos los contratos y habrá noticias de los resultados en las próximas semanas.
Es necesario transparentar aún más el uso de los recursos públicos, existen espacios que ayudan en esa tarea, como el Portal de Compras Públicas, pero eso no siempre es suficiente para conocer a detalle qué se hace con el dinero de los ciudadanos.
En los planes de modernización que las autoridades municipales ofrecen se debe integrar el principio de la transparencia. Informar el destino de los recursos públicos es una obligación de las autoridades, pero también debe ser un interés y compromiso de los ciudadanos conocerlo. Solo de esa forma se puede trabajar de forma conjunta en contra de la corrupción.
Con los avances tecnológicos, es fácil integrar herramientas que permitan a la administración municipal poner  a disposición de la población información completa, transparente sobre el uso de los recursos públicos. Si el compromiso es cuidarlos “lo más que se pueda”, como ha mencionado el alcalde Pedro Palacios, el reto es grande, pero factible, solo será cuestión de poner voluntad política. (O)
Si la tarea es cuidar los recursos “lo más que se pueda” el reto del nuevo alcalde es grande, pero factible.