El coronavirus no conoce frontera

La presencia del coronavirus, o Covid-19 como se lo conoce científicamente, en Italia en los últimos días, ha despertado todas las alarmas sanitarias y Europa empieza a temblar ante el riesgo que la epidemia salga de control y genere una crisis social y económica similar a las que, hasta el momento, atraviesan países asiáticos como China o Japón, donde se registraron los primeros casos de esta enfermedad.
El gobierno italiano ha sido cauto, ha llamado a la calma al tiempo que ha reiterado que se han adoptado los protocolos de seguridad necesarios para evitar que la enfermedad se convierta en un riesgo, pero estas declaraciones no son tan convincentes para los pobladores que se volcaron a los supermercados en busca de abastecerse de los necesario para permanecer en sus casas y evitar posibles contagios, especialmente en las regiones donde se han reportado decesos.
Por precaución, los encuentros de fútbol se postergaron, así como varios eventos que representan una congregación masiva de personas. Todo esto para evitar que el virus siga avanzando, ya que hasta la fecha se han confirmado más de 300 personas contagiadas en el país.
Pero el problema no es exclusivo de Italia, España ya registra alrededor de una docena de personas contagiadas con la enfermedad, con lo que se suma a países como Suiza, Austria, Croacia, Alemania y Francia, en su mayoría naciones que limitan con Italia.
En Latinoamérica la situación no es muy ajena, se ha confirmado que Brasil es el primer país Latinoamericano en reportar un caso, precisamente de un ciudadano que viajó a Italia, específicamente a Lombardía, región en la que se registra la mayoría de casos y muertes por en el país europeo. (O)

El coronavirus no conoce frontera

La presencia del coronavirus, o Covid-19 como se lo conoce científicamente, en Italia en los últimos días, ha despertado todas las alarmas sanitarias y Europa empieza a temblar ante el riesgo que la epidemia salga de control y genere una crisis social y económica similar a las que, hasta el momento, atraviesan países asiáticos como China o Japón, donde se registraron los primeros casos de esta enfermedad.
El gobierno italiano ha sido cauto, ha llamado a la calma al tiempo que ha reiterado que se han adoptado los protocolos de seguridad necesarios para evitar que la enfermedad se convierta en un riesgo, pero estas declaraciones no son tan convincentes para los pobladores que se volcaron a los supermercados en busca de abastecerse de los necesario para permanecer en sus casas y evitar posibles contagios, especialmente en las regiones donde se han reportado decesos.
Por precaución, los encuentros de fútbol se postergaron, así como varios eventos que representan una congregación masiva de personas. Todo esto para evitar que el virus siga avanzando, ya que hasta la fecha se han confirmado más de 300 personas contagiadas en el país.
Pero el problema no es exclusivo de Italia, España ya registra alrededor de una docena de personas contagiadas con la enfermedad, con lo que se suma a países como Suiza, Austria, Croacia, Alemania y Francia, en su mayoría naciones que limitan con Italia.
En Latinoamérica la situación no es muy ajena, se ha confirmado que Brasil es el primer país Latinoamericano en reportar un caso, precisamente de un ciudadano que viajó a Italia, específicamente a Lombardía, región en la que se registra la mayoría de casos y muertes por en el país europeo. (O)