El buen uso del espacio público

 La serie de inconvenientes registrados en las últimas semanas a causa del uso del espacio público en la ciudad llevó a la Municipalidad de Cuenca a no otorgarán más permisos para los eventos o espectáculos públicos en cinco espacios del Centro Histórico de Cuenca.  Esto incluye a las ferias que se realizarán en el marco de las fiestas de noviembre.


Espacios como el Parque Calderón, parque San Blas, parque San Sebastián, la Calle del Artista, ubicada en la Sucre y Benigno Malo, y la plazoleta César Dávila, a la altura del puente del Centenario, han sido prohibidas para estos fines, una medida que ha sorprendido a la mayoría de cuencanos, especialmente a puertas de las festividades de independencia de la ciudad.


Sin duda debe existir un mayor control sobre la utilización de estos espacios, los cuales están destinados a la ciudadanía y a eventos de carácter público, siempre y cuando no alteren ni generen daños a las instalaciones.


Pero el control no solo debe llegar por parte de las autoridades; todos los cuencanos debemos involucrarnos en el cuidado y  mantenimiento de estos espacios, los que fueron regenerados con nuestro dinero y que están al servicio de todos.


Por otra parte el control y la prohibición deben extenderse a los espacios deportivos que son utilizados como ferias que impiden, durante varios días, que los deportistas pueden cumplir con sus actividades.


El control es positivo, especialmente para mantener el orden y organización de una ciudad, pero debe cubrir todos los espacios; plazas, calles, veredas, parques, etc., de esta manera garantizamos el respeto de todos los cuencanos que desean hacer uso de los mismos. (O)  


Cinco espacios, parques y plazas, del Centro Histórico de la ciudad no serán utilizados para eventos para evitar daños.

El buen uso del espacio público

 La serie de inconvenientes registrados en las últimas semanas a causa del uso del espacio público en la ciudad llevó a la Municipalidad de Cuenca a no otorgarán más permisos para los eventos o espectáculos públicos en cinco espacios del Centro Histórico de Cuenca.  Esto incluye a las ferias que se realizarán en el marco de las fiestas de noviembre.


Espacios como el Parque Calderón, parque San Blas, parque San Sebastián, la Calle del Artista, ubicada en la Sucre y Benigno Malo, y la plazoleta César Dávila, a la altura del puente del Centenario, han sido prohibidas para estos fines, una medida que ha sorprendido a la mayoría de cuencanos, especialmente a puertas de las festividades de independencia de la ciudad.


Sin duda debe existir un mayor control sobre la utilización de estos espacios, los cuales están destinados a la ciudadanía y a eventos de carácter público, siempre y cuando no alteren ni generen daños a las instalaciones.


Pero el control no solo debe llegar por parte de las autoridades; todos los cuencanos debemos involucrarnos en el cuidado y  mantenimiento de estos espacios, los que fueron regenerados con nuestro dinero y que están al servicio de todos.


Por otra parte el control y la prohibición deben extenderse a los espacios deportivos que son utilizados como ferias que impiden, durante varios días, que los deportistas pueden cumplir con sus actividades.


El control es positivo, especialmente para mantener el orden y organización de una ciudad, pero debe cubrir todos los espacios; plazas, calles, veredas, parques, etc., de esta manera garantizamos el respeto de todos los cuencanos que desean hacer uso de los mismos. (O)  


Cinco espacios, parques y plazas, del Centro Histórico de la ciudad no serán utilizados para eventos para evitar daños.