Ecuador deja la UNASUR

El presidente Lenín Moreno anunció este miércoles que el Ecuador inició los procedimientos internos para abandonar de manera oficial la Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR, un organismo de integración regional, que a criterio del Gobierno “se convirtió en una plataforma política que destruyó el sueño de integración de la región”. Ecuador suspendió la aplicación del tratado constitutivo, lo que significa no participar ni aportar más.
El Mandatario también anunció que se ha solicitado la reversión al país del edificio sede, ubicado al norte de Quito, junto al complejo de la Mitad del Mundo, así como el retiro de la estatua del expresidente argentino Néstor Kirchner porque “no representa  los valores y la ética de nuestros pueblos”.
Según Moreno, Ecuador envió misiones diplomáticas a todos los países miembros para rescatar a UNASUR, reconfigurar su agenda y alejar a ese foro regional de la política de los denominados “socialistas del Siglo XXI”, pero no se lograron los objetivos, pues la mitad de los estados miembros dejaron de aportar y de participar, y no hay Secretario General desde hace más dos años.
Sin embargo destacó que la integración regional es importante y que se debe buscar mecanismos para fortalecerla.
La UNASUR en particular perdió su fortaleza conforme la corriente política del “socialismo del Siglo XXI” -sobre la cual se fundó- fue perdiendo espacio en la región a favor de otras corrientes ideológicas y sus representantes se vieron involucrados en una avalancha de escándalos de corrupción, manipulación y autoritarismo en sus respectivos países. Pero quizá la estocada ha sido el silencio de este organismo frente a la crisis económica, energética, política, alimenticia y sanitaria que padece Venezuela y que se agrava a diario. (O)
Nuestro país suspendió la aplicación del Tratado Constitutivo, es decir que no participará ni consignará nuevos aportes.

Ecuador deja la UNASUR

El presidente Lenín Moreno anunció este miércoles que el Ecuador inició los procedimientos internos para abandonar de manera oficial la Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR, un organismo de integración regional, que a criterio del Gobierno “se convirtió en una plataforma política que destruyó el sueño de integración de la región”. Ecuador suspendió la aplicación del tratado constitutivo, lo que significa no participar ni aportar más.
El Mandatario también anunció que se ha solicitado la reversión al país del edificio sede, ubicado al norte de Quito, junto al complejo de la Mitad del Mundo, así como el retiro de la estatua del expresidente argentino Néstor Kirchner porque “no representa  los valores y la ética de nuestros pueblos”.
Según Moreno, Ecuador envió misiones diplomáticas a todos los países miembros para rescatar a UNASUR, reconfigurar su agenda y alejar a ese foro regional de la política de los denominados “socialistas del Siglo XXI”, pero no se lograron los objetivos, pues la mitad de los estados miembros dejaron de aportar y de participar, y no hay Secretario General desde hace más dos años.
Sin embargo destacó que la integración regional es importante y que se debe buscar mecanismos para fortalecerla.
La UNASUR en particular perdió su fortaleza conforme la corriente política del “socialismo del Siglo XXI” -sobre la cual se fundó- fue perdiendo espacio en la región a favor de otras corrientes ideológicas y sus representantes se vieron involucrados en una avalancha de escándalos de corrupción, manipulación y autoritarismo en sus respectivos países. Pero quizá la estocada ha sido el silencio de este organismo frente a la crisis económica, energética, política, alimenticia y sanitaria que padece Venezuela y que se agrava a diario. (O)
Nuestro país suspendió la aplicación del Tratado Constitutivo, es decir que no participará ni consignará nuevos aportes.