Día Mundial de los Animales

Por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal, el 4 de octubre fue declarado Día Mundial de los Animales y se lo celebra desde 1929, es decir hace 90 años. Por tal motivo en prácticamente todo el planeta, se desarrollan una diversidad de actos para conmemorar a estos seres, de manera especial, a aquellos que están en peligro de extinción.


La celebración es tan amplia que, la Iglesia Católica fijó el 4 de octubre como día de la fiesta en honor a San Francisco de Asís, para recordar por su pobreza y humildad así como su amor por la naturaleza y, en el año 1980, el papa Juan Pablo II declaró a este santo italiano como “Patrono de los Animales y de los Ecologistas”. Como parte de este homenaje, en las iglesias se bendice a las mascotas.


Esta fecha también es aprovechada por los colectivos que protegen a los animales para reivindicar por los derechos de las mascotas y todo tipo de animal, y luchar por el espacio que les corresponde dentro de la sociedad.


En los últimos años es más notorio el papel que juegan las mascotas en las familias, en las que han pasado a convertirse en un integrante más; tienen sus propios espacios, juguetes, ropa y hasta accesorios adicionales, por ello esta fecha se la recuerda.


Pero también está la otra cara de moneda; en las calles de nuestra ciudad es común observar animales abandonados, deambulando por busca de alimento o enfermos.  Sin duda aún hay mucho por hacer, empezando desde nuestro hogar, esterilizando a las mascotas y evitando una reproducción masiva, pero sobre todo, cuidándolos en condiciones dignas  de un ser vivo. (O)

La iglesia católica acostumbra  celebra una misa en honor a las mascotas y las bautiza como parte de este homenaje

Día Mundial de los Animales

Por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal, el 4 de octubre fue declarado Día Mundial de los Animales y se lo celebra desde 1929, es decir hace 90 años. Por tal motivo en prácticamente todo el planeta, se desarrollan una diversidad de actos para conmemorar a estos seres, de manera especial, a aquellos que están en peligro de extinción.


La celebración es tan amplia que, la Iglesia Católica fijó el 4 de octubre como día de la fiesta en honor a San Francisco de Asís, para recordar por su pobreza y humildad así como su amor por la naturaleza y, en el año 1980, el papa Juan Pablo II declaró a este santo italiano como “Patrono de los Animales y de los Ecologistas”. Como parte de este homenaje, en las iglesias se bendice a las mascotas.


Esta fecha también es aprovechada por los colectivos que protegen a los animales para reivindicar por los derechos de las mascotas y todo tipo de animal, y luchar por el espacio que les corresponde dentro de la sociedad.


En los últimos años es más notorio el papel que juegan las mascotas en las familias, en las que han pasado a convertirse en un integrante más; tienen sus propios espacios, juguetes, ropa y hasta accesorios adicionales, por ello esta fecha se la recuerda.


Pero también está la otra cara de moneda; en las calles de nuestra ciudad es común observar animales abandonados, deambulando por busca de alimento o enfermos.  Sin duda aún hay mucho por hacer, empezando desde nuestro hogar, esterilizando a las mascotas y evitando una reproducción masiva, pero sobre todo, cuidándolos en condiciones dignas  de un ser vivo. (O)

La iglesia católica acostumbra  celebra una misa en honor a las mascotas y las bautiza como parte de este homenaje