Descoordinación en la Justicia

La suspensión de la audiencia en el caso “El Mangajo” en nuestra ciudad, nuevamente deja en entredicho el Sistema de Justicia. En esta ocasión la ausencia de un juez impidió que se conforme el Tribunal y todo quedó en nada, pese a que la Fiscal General del Estado, Diana Salazar, llegó a Cuenca para observar el desarrollo del proceso.
Días previos a la audiencia las redes sociales avizoraban los problemas, declaraciones de familiares del procesado de manera irónica cuestionaban el posible traslado de la fiscal que lleva el caso, mientras que el procesado aparentemente continúa con sus actividades a través de las redes sociales desde el Centro de Rehabilitación Social.
La pregunta ronda en qué es lo que pasa con el Sistema de Justicia, por qué una audiencia programada con semanas de anticipación no se desarrolla, por qué dos magistrados sorteados para este caso se excusan y, qué medidas tomará la Fiscal General ante toda esta desorganización.
La Fiscal Salazar aseguró estar preocupada porque la situación se extiende y sobre todo porque esta situación administrativa podía anticiparse y de esta manera evitar la suspensión de la audiencia.
Sin duda, este es solo un ejemplo de los muchos que ocurren a diario en el Sistema Judicial de nuestro país, la falta de previsión, de coordinación entre los diferentes actores, lleva a la dilatación de procesos lo cual perjudica a todas las partes involucradas.
El caso de “El Mangajo” sentará un preceden para determinar si esta descoordinación es superable para que el Sistema de Justicia recupere su imagen que en los últimos años se ha venido a menos y cuyas consecuencias las tienen que asumir quienes esperan solución a sus casos. (O)
Según la Fiscal General, situaciones administrativas que puede anticiparse, provocan inconvenientes en los procesos.

Descoordinación en la Justicia

La suspensión de la audiencia en el caso “El Mangajo” en nuestra ciudad, nuevamente deja en entredicho el Sistema de Justicia. En esta ocasión la ausencia de un juez impidió que se conforme el Tribunal y todo quedó en nada, pese a que la Fiscal General del Estado, Diana Salazar, llegó a Cuenca para observar el desarrollo del proceso.
Días previos a la audiencia las redes sociales avizoraban los problemas, declaraciones de familiares del procesado de manera irónica cuestionaban el posible traslado de la fiscal que lleva el caso, mientras que el procesado aparentemente continúa con sus actividades a través de las redes sociales desde el Centro de Rehabilitación Social.
La pregunta ronda en qué es lo que pasa con el Sistema de Justicia, por qué una audiencia programada con semanas de anticipación no se desarrolla, por qué dos magistrados sorteados para este caso se excusan y, qué medidas tomará la Fiscal General ante toda esta desorganización.
La Fiscal Salazar aseguró estar preocupada porque la situación se extiende y sobre todo porque esta situación administrativa podía anticiparse y de esta manera evitar la suspensión de la audiencia.
Sin duda, este es solo un ejemplo de los muchos que ocurren a diario en el Sistema Judicial de nuestro país, la falta de previsión, de coordinación entre los diferentes actores, lleva a la dilatación de procesos lo cual perjudica a todas las partes involucradas.
El caso de “El Mangajo” sentará un preceden para determinar si esta descoordinación es superable para que el Sistema de Justicia recupere su imagen que en los últimos años se ha venido a menos y cuyas consecuencias las tienen que asumir quienes esperan solución a sus casos. (O)
Según la Fiscal General, situaciones administrativas que puede anticiparse, provocan inconvenientes en los procesos.