Azuay votó por la renovación

Los resultados que dejaron las Elecciones Seccionales 2019 en Azuay estuvieron entre los más sorpresivos del país. El empresario Pedro Palacios obtuvo la alcaldía de Cuenca con un 28,05% de los votos, mientras que la Prefectura del Azuay se quedó en manos del activista Yaku Pérez Guartambel al obtener el 32,88% de los votos, con casi la totalidad de las actas escrutadas.
Palacios dejó en el camino a Jefferson Pérez (22,18%), Marcelo Cabrera (19,51%), Paúl Carrasco (14,56%) y Gustavo Jara (8,60%). En tanto que Pérez derrotó a María Cecilia Alvarado (17,94%), Esteban Bernal (17,39%), Manuel Alvarado (12,44%) y Giovanni Palacios (9,84%).
Aunque en el plano ideológico están ubicados en los extremos opuestos, Palacios y Pérez tienen significativas coincidencias. Ninguno partió como favorito ni encabezó las encuestas, pero ambos derrotaron a pesos pesados de la política local con campañas más austeras que las de sus adversarios, pero muy creativas.
Probablemente la coincidencia más importante entre estas flamantes autoridades es que sus victorias representan el relevo político y la renovación que buscaba la ciudad y la provincia. Los dos políticos de más larga trayectoria en estos comicios (Marcelo Cabrera y Paúl Carrasco) quedaron finalmente relegados a posiciones secundarias en su carrera por la Alcaldía de Cuenca atrás de dos personajes sin ningún pasado político y sin antecedentes en el servicio público.
En tanto que Yaku Pérez, un político de larga data vinculado a la lucha antiminera y al movimiento indígena nacional, capitalizó su proximidad con la gente de la provincia ya que Alvarado y Bernal, quienes figuraban como favoritos en casi todas las encuestas, estaban enfrascados en una disputa electoral de un solo frente. (O)
Pedro Palacios y Yaku Pérez obtuvieron la Alcaldía de Cuenca y la Prefectura del Azuay, a pesar de no partir como favoritos.

Azuay votó por la renovación

Los resultados que dejaron las Elecciones Seccionales 2019 en Azuay estuvieron entre los más sorpresivos del país. El empresario Pedro Palacios obtuvo la alcaldía de Cuenca con un 28,05% de los votos, mientras que la Prefectura del Azuay se quedó en manos del activista Yaku Pérez Guartambel al obtener el 32,88% de los votos, con casi la totalidad de las actas escrutadas.
Palacios dejó en el camino a Jefferson Pérez (22,18%), Marcelo Cabrera (19,51%), Paúl Carrasco (14,56%) y Gustavo Jara (8,60%). En tanto que Pérez derrotó a María Cecilia Alvarado (17,94%), Esteban Bernal (17,39%), Manuel Alvarado (12,44%) y Giovanni Palacios (9,84%).
Aunque en el plano ideológico están ubicados en los extremos opuestos, Palacios y Pérez tienen significativas coincidencias. Ninguno partió como favorito ni encabezó las encuestas, pero ambos derrotaron a pesos pesados de la política local con campañas más austeras que las de sus adversarios, pero muy creativas.
Probablemente la coincidencia más importante entre estas flamantes autoridades es que sus victorias representan el relevo político y la renovación que buscaba la ciudad y la provincia. Los dos políticos de más larga trayectoria en estos comicios (Marcelo Cabrera y Paúl Carrasco) quedaron finalmente relegados a posiciones secundarias en su carrera por la Alcaldía de Cuenca atrás de dos personajes sin ningún pasado político y sin antecedentes en el servicio público.
En tanto que Yaku Pérez, un político de larga data vinculado a la lucha antiminera y al movimiento indígena nacional, capitalizó su proximidad con la gente de la provincia ya que Alvarado y Bernal, quienes figuraban como favoritos en casi todas las encuestas, estaban enfrascados en una disputa electoral de un solo frente. (O)
Pedro Palacios y Yaku Pérez obtuvieron la Alcaldía de Cuenca y la Prefectura del Azuay, a pesar de no partir como favoritos.