Aprovechamiento de los desechos

Uno podría pensar que al momento en el que la basura de la ciudad llega hasta el relleno sanitario de Pichacay el ciclo para su aprovechamiento termina y los desperdicios quedan bajo tierra sin generar problemas, pero lo cierto es que la vida útil del espacio destinado para la disposición de desechos de la ciudad está llegando a su límite y se requiere de ideas innovadoras y medidas urgentes para que este espacio siga prestando sus servicios a la ciudad.
Es por eso que la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca, EMAC, ha firmado un convenio con la empresa privada para el aprovechamiento de los desechos sólidos de la ciudad, con la finalidad de liberar espacio en el relleno sanitario e incrementar su tiempo de vida útil en beneficio de la comunidad. El convenio consiste en la liberación de unas 22 toneladas mensuales de desechos que llegan hasta Pichacay, para que esta basura sea recogida por la empresa privada y utilizada como materia prima para la fabricación, en esta ocasión, de materiales de construcción. Si bien el Municipio no obtiene un rédito económico directo por la venta de la basura a la empresa privada, la ciudad es recompensada con el ahorro de procesar 264 toneladas de desechos al año, y obtiene más espacio en Pichacay, que es por ahora el único depósito destinado a los desechos de los cuencanos.
Pensar en la sostenibilidad ambiental de la ciudad se ha vuelto una prioridad en los últimos años y debe continuar siendo así. Cuenca se destaca por ser una ciudad limpia, con áreas verdes, con procesos ambientales amigables, con la conservación de sus ríos, fuentes de agua y áreas protegidas. Las políticas implementadas en Pichacay representan un avance en esta política verde, que debe ser apoyada por medidas constantes y la intención clara de una ciudad amigable con el ambiente. (O)
Cuenca destaca por ser una ciudad limpia y amigable con el ambiente, una política verde que debe tener continuidad en el tiempo.

Aprovechamiento de los desechos

Uno podría pensar que al momento en el que la basura de la ciudad llega hasta el relleno sanitario de Pichacay el ciclo para su aprovechamiento termina y los desperdicios quedan bajo tierra sin generar problemas, pero lo cierto es que la vida útil del espacio destinado para la disposición de desechos de la ciudad está llegando a su límite y se requiere de ideas innovadoras y medidas urgentes para que este espacio siga prestando sus servicios a la ciudad.
Es por eso que la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca, EMAC, ha firmado un convenio con la empresa privada para el aprovechamiento de los desechos sólidos de la ciudad, con la finalidad de liberar espacio en el relleno sanitario e incrementar su tiempo de vida útil en beneficio de la comunidad. El convenio consiste en la liberación de unas 22 toneladas mensuales de desechos que llegan hasta Pichacay, para que esta basura sea recogida por la empresa privada y utilizada como materia prima para la fabricación, en esta ocasión, de materiales de construcción. Si bien el Municipio no obtiene un rédito económico directo por la venta de la basura a la empresa privada, la ciudad es recompensada con el ahorro de procesar 264 toneladas de desechos al año, y obtiene más espacio en Pichacay, que es por ahora el único depósito destinado a los desechos de los cuencanos.
Pensar en la sostenibilidad ambiental de la ciudad se ha vuelto una prioridad en los últimos años y debe continuar siendo así. Cuenca se destaca por ser una ciudad limpia, con áreas verdes, con procesos ambientales amigables, con la conservación de sus ríos, fuentes de agua y áreas protegidas. Las políticas implementadas en Pichacay representan un avance en esta política verde, que debe ser apoyada por medidas constantes y la intención clara de una ciudad amigable con el ambiente. (O)
Cuenca destaca por ser una ciudad limpia y amigable con el ambiente, una política verde que debe tener continuidad en el tiempo.