Ambiente festivo en toda la ciudad

Anoche debía encenderse un árbol de Navidad gigante de 35 metros de altura en la plaza de El Otorongo y esta noche se realizará el festival de los faroles, en honor a la Virgen del Rosario, en la plaza de Santo Domingo. Ambos actos marcan tradicionalmente el inicio de los festejos navideños en la ciudad y le dan un ambiente festivo a la urbe.
A esto se suma el anuncio, realizado el miércoles, sobre de las actividades relacionadas con el Pase del Niño Viajero, una de las mayores expresiones populares de la fe católica y uno de los eventos masivos más relevantes y coloridos de esta ciudad. Del 14 al 22 de diciembre en el monasterio El Carmen de la Asunción se desarrollará la novena que iniciará con el pregón del Pase Viajero, una procesión que este año será apadrinada por la Tercera División de Ejército ‘Tarqui’.
El Pase del Niño Viajero es, como lo hemos dicho, una de las manifestaciones populares más grandes y representativas de Cuenca, por su colorido, tradición y fervor religioso. Además que constituye un atractivo especial para visitantes de todo el país, pero no solo de las grandes urbes, sino que esta procesión resulta un acontecimiento de singular atractivo para los pobladores de las parroquias rurales de Cuenca y para los habitantes de los distintos cantones azuayos.
Esta pasada es la culminación de los festejos navideños, pero a partir del encendido del árbol y la inauguración de la iluminación navideña que adorna el río Tomebamba y algunos de los principales templos del Centro Histórico, la Navidad se siente cada vez más cercana y eso se expresa en la decoración de las oficinas y casas particulares, en el incremento del comercio y en los planes que se hacen en el hogar, en las oficinas, entre amigos y con excompañeros. (O)
El pregón para el Pase del Niño Viajero inicia el 14 de diciembre. Además, se encendió la iluminación navideña de la ciudad.

Ambiente festivo en toda la ciudad

Anoche debía encenderse un árbol de Navidad gigante de 35 metros de altura en la plaza de El Otorongo y esta noche se realizará el festival de los faroles, en honor a la Virgen del Rosario, en la plaza de Santo Domingo. Ambos actos marcan tradicionalmente el inicio de los festejos navideños en la ciudad y le dan un ambiente festivo a la urbe.
A esto se suma el anuncio, realizado el miércoles, sobre de las actividades relacionadas con el Pase del Niño Viajero, una de las mayores expresiones populares de la fe católica y uno de los eventos masivos más relevantes y coloridos de esta ciudad. Del 14 al 22 de diciembre en el monasterio El Carmen de la Asunción se desarrollará la novena que iniciará con el pregón del Pase Viajero, una procesión que este año será apadrinada por la Tercera División de Ejército ‘Tarqui’.
El Pase del Niño Viajero es, como lo hemos dicho, una de las manifestaciones populares más grandes y representativas de Cuenca, por su colorido, tradición y fervor religioso. Además que constituye un atractivo especial para visitantes de todo el país, pero no solo de las grandes urbes, sino que esta procesión resulta un acontecimiento de singular atractivo para los pobladores de las parroquias rurales de Cuenca y para los habitantes de los distintos cantones azuayos.
Esta pasada es la culminación de los festejos navideños, pero a partir del encendido del árbol y la inauguración de la iluminación navideña que adorna el río Tomebamba y algunos de los principales templos del Centro Histórico, la Navidad se siente cada vez más cercana y eso se expresa en la decoración de las oficinas y casas particulares, en el incremento del comercio y en los planes que se hacen en el hogar, en las oficinas, entre amigos y con excompañeros. (O)
El pregón para el Pase del Niño Viajero inicia el 14 de diciembre. Además, se encendió la iluminación navideña de la ciudad.