Plogging

Correr mientras se limpia el entorno de basura. Esta moda, nacida en Suecia, fue bautizada ‘plogging’, mezclando el verbo sueco ‘recoger’ y el ‘jogging’. Lo cierto es que cada vez tiene más adeptos en todo el mundo. También tenemos cada vez más conciencia del problema que suponen los residuos.

Todo el mundo sale ganando. El medio ambiente y los deportistas, porque a los beneficios para la salud que aporta correr, se añade el hecho de agacharse y levantarse, además de romper el ritmo haciendo una carrera fraccionada, lo cual es más exigente para el corazón.

Correr es uno de los mejores deportes del mundo: mejora tu resistencia, tu coordinación, velocidad y capacidad pulmonar, pero: ¿Qué pasaría si también fuera la solución al problema de la contaminación a causa de la basura que muchos tiran en las calles porque al parecer creen que el mundo se va a limpiar solo y que dar unos cuantos pasos más hasta el tacho de basura es demasiado trabajo? En Cuenca se necesita practicar el ‘plogging’.

Durante una sesión de ‘plogging’, el corredor sale de su casa con una bolsa ligera que pueda cargar con facilidad, y su objetivo es llenarla con toda la basura que se encuentre tirada en el camino. Es como una sesión de entrenamiento que hace más que solo ayudar a bajar unos cuantos kilos y el beneficio va más allá de mantener el peso bajo control.

Hacer ‘plogging’ también significa que la próxima vez que salgas a correr, no te vas a tener que estar preocupando por evitar pisar bolsas sospechosas, latas o botellas de plástico que solo te estorban.

Lo mejor es que el ‘plogging’ es gratuito, lo único que tienes que hacer es tomar una bolsa de basura y agacharte a recoger todo lo que encuentres en el camino. (O)