Vicepresidenta cree que un grupo busca su caída

María Alejandra Vicuña, en una entrevista, aclaró ayer que su “cargo siempre estará a disposición del presidente Moreno hasta que goce de su confianza. Hemos hablado y seguimos trabajando normalmente”.
La vicepresidenta María Alejandra Vicuña se defendió el pasado martes de las acusaciones de supuesta corrupción.
FOTO: Archivo EFE

La vicepresidenta María Alejandra Vicuña en medio de un escándalo por la captación de financiación para su partido, no descarta que desde ciertos círculos gubernamentales estén tratando de hacerla caer con el fin de “quitársela de en medio” como segunda del mandatario Lenín Moreno.

“Seguramente. No es una opción que uno tenga que descartar. Hay algunas personas que sin duda no pueden coincidir, o no pueden estar de acuerdo con mi presencia como vicepresidenta por decisión del presidente”, dijo Vicuña en una entrevista con el corresponsal de la agencia EFE.

Agregó que habrá de pasar el tiempo para que “las caretas vayan cayendo”, en alusión a miembros de su Gobierno que estarían interesados en su caída política.

La vicepresidenta afirmó también desconocer la suma exacta de contribuciones que entraron en su cuenta bancaria procedentes de militantes de la Alianza Bolivariana Alfarista, ABA, a raíz del escándalo por la denuncia presentada por uno de ellos.

“No tengo la más remota idea. Estamos hablando desde el 2011. Incluso desde antes del 2009, desde que era asambleísta (...) No tengo las cifras en la cabeza”, aseguró Vicuña antes de negar cualquier tipo de irregularidad o “ilegalidad” en la captación de financiación para ABA.

Insistió que el presidencia le ha mostrado su confianza y aclaró que su “cargo siempre estará a disposición del Presidente hasta que goce de su confianza. Hemos hablado y seguimos trabajando normalmente”.

Vicuña se encuentra bajo el foco público después de que el lunes un canal de televisión informara de la declaración jurada de un exasesor que asegura haber depositado parte de su salario en una cuenta de la entonces legisladora como contribución a su grupo ABA. (I)

EL DATO
En enero de este año, la Asamblea aprobó su nombramiento como Vicepresidenta del país tras el abandono efectivo del cargo de Glas.

Vicepresidenta cree que un grupo busca su caída

La vicepresidenta María Alejandra Vicuña se defendió el pasado martes de las acusaciones de supuesta corrupción.
FOTO: Archivo EFE

La vicepresidenta María Alejandra Vicuña en medio de un escándalo por la captación de financiación para su partido, no descarta que desde ciertos círculos gubernamentales estén tratando de hacerla caer con el fin de “quitársela de en medio” como segunda del mandatario Lenín Moreno.

“Seguramente. No es una opción que uno tenga que descartar. Hay algunas personas que sin duda no pueden coincidir, o no pueden estar de acuerdo con mi presencia como vicepresidenta por decisión del presidente”, dijo Vicuña en una entrevista con el corresponsal de la agencia EFE.

Agregó que habrá de pasar el tiempo para que “las caretas vayan cayendo”, en alusión a miembros de su Gobierno que estarían interesados en su caída política.

La vicepresidenta afirmó también desconocer la suma exacta de contribuciones que entraron en su cuenta bancaria procedentes de militantes de la Alianza Bolivariana Alfarista, ABA, a raíz del escándalo por la denuncia presentada por uno de ellos.

“No tengo la más remota idea. Estamos hablando desde el 2011. Incluso desde antes del 2009, desde que era asambleísta (...) No tengo las cifras en la cabeza”, aseguró Vicuña antes de negar cualquier tipo de irregularidad o “ilegalidad” en la captación de financiación para ABA.

Insistió que el presidencia le ha mostrado su confianza y aclaró que su “cargo siempre estará a disposición del Presidente hasta que goce de su confianza. Hemos hablado y seguimos trabajando normalmente”.

Vicuña se encuentra bajo el foco público después de que el lunes un canal de televisión informara de la declaración jurada de un exasesor que asegura haber depositado parte de su salario en una cuenta de la entonces legisladora como contribución a su grupo ABA. (I)

EL DATO
En enero de este año, la Asamblea aprobó su nombramiento como Vicepresidenta del país tras el abandono efectivo del cargo de Glas.