Presidente desarticula campaña de miedo de oposición y empresarios contra el dinero electrónico

El presidente alertó a los ciudadanos frente a la campaña de desinformación sobre el presunto pago obligatorio con dinero electrónico promovido por la campaña del movimiento CREO, del candidato Guillermo Lasso, y de parte de ciertos empresarios afines al exsuperministro de Jamil Mahuad.

El mecanismo de pago no pone en peligro la dolarización ni crea dinero, como sostienen los opositores para generar miedo, sostuvo el mandatario.

“Esa es la hipocresía, tratan de asustar con el dinero electrónico”, dijo en su informe semanal desde Quito donde recordó que la misma Asociación de Bancos Privados del Ecuador, en diciembre de 2011, calificó al dinero móvil como “un nuevo esquema de inclusión social”.

“Cuando creyeron que el negocio iba a ser de ellos, era inclusión económica, democratización, lo mejor; cuando les dijimos, ustedes no van a manejar esto porque no confiamos en la banca privada porque ya nos hizo quebrar en el (año) 99, resulta que el dinero electrónico es una innecesaria fuente de incertidumbre”, sostuvo.

También hizo notar que en el propio plan de gobierno del movimiento CREO, pagina 43, registrado en el Consejo Nacional Electoral, propone eliminar el monopolio legal en el manejo del dinero electrónico.

“O sea que no ha sido malo el dinero electrónico, el problema es que lo tenga el Banco Central; ahí sí es malo; si lo tiene la banca privada, ahí sí es bueno”, contrastó.

Recalcó que mientras él sea presidente no se dará el manejo del dinero electrónico a la banca privada porque no confía en ese sector que ya generó la quiebra en el año 1999.

Defendió que sea el Banco Central el que tenga el manejo del mecanismo de dinero electrónico para garantizar el cien por ciento de respaldo.

“Con cien por ciento de respaldo, como obliga la ley, no se crea moneda artificialmente”, mencionó.

Destacó aspectos del medio de pago, como el aumento de la velocidad del intercambio de dinero y el dinamismo económico.

Según información del Banco Central del Ecuador, en los 893 cajeros automáticos donde existe el sistema de dinero electrónico se ha realizado más de un millón de transacciones. Para impulsar el sistema, el Gobierno incluyó, en abril de 2016, una reducción de cuatro puntos al IVA por el uso de este sistema. Por ello, la mayoría de estas fue en la devolución de este impuesto.

Además, esta entidad informó que se han abierto más de 280 mil cuentas, las cuales se han mantenido activas. Las transacciones han superado los US$15 millones. Se puede realizar cargas y descargas, envíos de dólares de persona a persona y el pago de servicios públicos. Las provincias de Pichincha, Guayas y Manabí son las que tienen cuentas más activas.

Presidente desarticula campaña de miedo de oposición y empresarios contra el dinero electrónico

El mecanismo de pago no pone en peligro la dolarización ni crea dinero, como sostienen los opositores para generar miedo, sostuvo el mandatario.

“Esa es la hipocresía, tratan de asustar con el dinero electrónico”, dijo en su informe semanal desde Quito donde recordó que la misma Asociación de Bancos Privados del Ecuador, en diciembre de 2011, calificó al dinero móvil como “un nuevo esquema de inclusión social”.

“Cuando creyeron que el negocio iba a ser de ellos, era inclusión económica, democratización, lo mejor; cuando les dijimos, ustedes no van a manejar esto porque no confiamos en la banca privada porque ya nos hizo quebrar en el (año) 99, resulta que el dinero electrónico es una innecesaria fuente de incertidumbre”, sostuvo.

También hizo notar que en el propio plan de gobierno del movimiento CREO, pagina 43, registrado en el Consejo Nacional Electoral, propone eliminar el monopolio legal en el manejo del dinero electrónico.

“O sea que no ha sido malo el dinero electrónico, el problema es que lo tenga el Banco Central; ahí sí es malo; si lo tiene la banca privada, ahí sí es bueno”, contrastó.

Recalcó que mientras él sea presidente no se dará el manejo del dinero electrónico a la banca privada porque no confía en ese sector que ya generó la quiebra en el año 1999.

Defendió que sea el Banco Central el que tenga el manejo del mecanismo de dinero electrónico para garantizar el cien por ciento de respaldo.

“Con cien por ciento de respaldo, como obliga la ley, no se crea moneda artificialmente”, mencionó.

Destacó aspectos del medio de pago, como el aumento de la velocidad del intercambio de dinero y el dinamismo económico.

Según información del Banco Central del Ecuador, en los 893 cajeros automáticos donde existe el sistema de dinero electrónico se ha realizado más de un millón de transacciones. Para impulsar el sistema, el Gobierno incluyó, en abril de 2016, una reducción de cuatro puntos al IVA por el uso de este sistema. Por ello, la mayoría de estas fue en la devolución de este impuesto.

Además, esta entidad informó que se han abierto más de 280 mil cuentas, las cuales se han mantenido activas. Las transacciones han superado los US$15 millones. Se puede realizar cargas y descargas, envíos de dólares de persona a persona y el pago de servicios públicos. Las provincias de Pichincha, Guayas y Manabí son las que tienen cuentas más activas.