Presidente Correa informa sobre secuestro de 11 soldados desarmados por comunidad Sarayacu

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, informó este lunes sobre el secuestro de 11 soldados desarmados que salían de descanso por parte miembros de la comunidad sarayacu y exigió las investigaciones correspondientes sobre esta acción que calificó de “inconstitucional”.

En un conversatorio con la prensa desde la provincia de Esmeraldas, afectada por un evento sísmico esta madrugada, el mandatario se refirió al tema en base a una información publicada en la red social de Facebook por los captores de los agentes.

Señaló que, según el comunicado de los nativos, los soldados fueron aprehendidos cuando circulaban, según ellos, “de una manera irregular” por las aguas de un río en su territorio, “sin antes haber consultado al pueblo”.

“Esto es inconstitucional, ilegal, atenta a los derechos humanos”, aseveró.

En su análisis, calificó de canallesca esta situación, al igual que la registrada recientemente en Morona Santiago, donde murió un soldado y otro se debate entre la vida y la muerte, mientras otros siete fueron heridos, tras ser atacados por miembros de la comunidad shuar bajo el pretexto de impedir la minería.

Respecto al caso de los sarayacus, el Jefe de Estado leyó la comunicación publicada, según la cual esa comunidad ante la alerta se ha visto en la obligación de aislar a sus cautivos para indagar hacia dónde se dirigían, lo que calificó de “secuestro” y “detención arbitraria”. “Esto es detención ilegal”, remarcó.

Apuntó que en Ecuador existe la libre movilidad y mientras no se cometa una ilegalidad, un ciudadano no puede ser detenido. Además, señaló que se toman la seguridad por su cuenta, cuando es un deber del Estado.

Demandó al Ministro Coordinador de Seguridad y al Fiscal General de la República a que actúe la justicia “porque si no, nos destruyen el país”, y que estas conductas sean sancionadas para que prevalezca el Estado de Derecho. En ese orden, reclamó que un hecho violento registrado el año pasado, en Morona Santiago, donde se atentó contra la propiedad pública y privada, “y nadie fue sancionado”.

El fiscal Galo Chiriboga señaló que estas son conductas inaceptables y no puede violarse la ley, mientras el derecho a la protesta no puede rebasar lo que dice la legislación. Indicó que han sido designados tres fiscales y equipos de investigación para apoyar las tareas en la zona de conflicto (en Morona Santiago).

A una pregunta sobre el diálogo que plantean los shuar, tras el hecho violento reciente, el Presidente afirmó que es una contradicción porque primero matan policías y después llaman al diálogo. “Cualquier diálogo, cualquier conversación, después de capturar a los asesinos de nuestros policías. Eso no lo vamos a permitir, compañeros”, aseveró.

Presidente Correa informa sobre secuestro de 11 soldados desarmados por comunidad Sarayacu

En un conversatorio con la prensa desde la provincia de Esmeraldas, afectada por un evento sísmico esta madrugada, el mandatario se refirió al tema en base a una información publicada en la red social de Facebook por los captores de los agentes.

Señaló que, según el comunicado de los nativos, los soldados fueron aprehendidos cuando circulaban, según ellos, “de una manera irregular” por las aguas de un río en su territorio, “sin antes haber consultado al pueblo”.

“Esto es inconstitucional, ilegal, atenta a los derechos humanos”, aseveró.

En su análisis, calificó de canallesca esta situación, al igual que la registrada recientemente en Morona Santiago, donde murió un soldado y otro se debate entre la vida y la muerte, mientras otros siete fueron heridos, tras ser atacados por miembros de la comunidad shuar bajo el pretexto de impedir la minería.

Respecto al caso de los sarayacus, el Jefe de Estado leyó la comunicación publicada, según la cual esa comunidad ante la alerta se ha visto en la obligación de aislar a sus cautivos para indagar hacia dónde se dirigían, lo que calificó de “secuestro” y “detención arbitraria”. “Esto es detención ilegal”, remarcó.

Apuntó que en Ecuador existe la libre movilidad y mientras no se cometa una ilegalidad, un ciudadano no puede ser detenido. Además, señaló que se toman la seguridad por su cuenta, cuando es un deber del Estado.

Demandó al Ministro Coordinador de Seguridad y al Fiscal General de la República a que actúe la justicia “porque si no, nos destruyen el país”, y que estas conductas sean sancionadas para que prevalezca el Estado de Derecho. En ese orden, reclamó que un hecho violento registrado el año pasado, en Morona Santiago, donde se atentó contra la propiedad pública y privada, “y nadie fue sancionado”.

El fiscal Galo Chiriboga señaló que estas son conductas inaceptables y no puede violarse la ley, mientras el derecho a la protesta no puede rebasar lo que dice la legislación. Indicó que han sido designados tres fiscales y equipos de investigación para apoyar las tareas en la zona de conflicto (en Morona Santiago).

A una pregunta sobre el diálogo que plantean los shuar, tras el hecho violento reciente, el Presidente afirmó que es una contradicción porque primero matan policías y después llaman al diálogo. “Cualquier diálogo, cualquier conversación, después de capturar a los asesinos de nuestros policías. Eso no lo vamos a permitir, compañeros”, aseveró.