Policía tras la pista de los autores de ataque

Policías y Militares ampliaron ayer la búsqueda de los autores de un ataque cometido el miércoles contra efectivos de esos cuerpos en una zona minera de la provincia de Morona Santiago, donde murió un agente policial y otros siete resultaron heridos, uno de ellos de gravedad.
Personal policial y militar vigila las calles céntricas del cantón San Juan Bosco en Morona Santiago. API

Los hechos tuvieron lugar en el campamento minero La Esperanza, en el sector de San Carlos Panantza y fueron protagonizados presuntamente, por personas de la etnia shuar que habita en la región.

En los incidentes falleció el agente de Policía José Luis Mejía Solórzano y resultaron heridos dos militares y cinco policías, uno de ellos de gravedad. El subteniente Fernando Villarroel, quien permanece en estado crítico fue atendido en la unidad de Neurocirugía y Cuidados Intensivos del hospital del Río de la ciudad de Cuenca. De acuerdo al primer reporte médico, presenta un traumatismo cráneo encefálico grave, producto de un impacto de arma de fuego. Permanece con pronóstico reservado.

El Ministerio del Interior indicó en un comunicado que seis heridos están en situación estable y han sido atendidos en diferentes casas de salud. Los uniformados Hugo Pintado, de 28 años y Luis Alberto González, de 34, quienes presentaron heridas de perdigones en diferentes partes de su cuerpo fueron trasladados al hospital del Río en Cuenca.

Operaciones

El ministro del Interior, Diego Fuentes, explicó que los efectivos han iniciado ya las operaciones para identificar y detener a los responsables de los ataques, al tiempo que advirtió de que se hará respetar el Estado de Derecho.

"Existe una clara apología del delito", dijo en relación a declaraciones de dirigentes de organizaciones sociales sobre lo ocurrido y agregó que "estas personas tendrán que hacerse responsables" de sus manifestaciones.

El Ministro recordó que en unos incidentes anteriores, registrados en noviembre, un total de 16 miembros de la fuerza pública resultaron "heridos cobardemente con armas de fuego".

Las operaciones policiales, según Fuentes, se han planificado adecuadamente con el objetivo de capturar a los culpables para que respondan "ante la ciudadanía" y ante la justicia.

El Ministro agregó que las fuerzas desplegadas también garantizarán la seguridad de la provincia de Morona Santiago, donde está vigente el estado de excepción por un periodo de 30 días. (EFE-RET) (I) 

Actividades normales

En el cantón Morona, la capital provincial, y específicamente en Macas, cabecera cantonal, las actividades diarias se desarrollan con normalidad. Las unidades educativas, entidades bancarias, instituciones públicas y comercios atienden sin contratiempo. Pese a la prohibición de organización de eventos de congregación masiva y reuniones públicas, el ámbito turístico y comercial no se ha visto afectado. El Mercado Central y La Unión, los dos centros de expendio de productos de primera necesidad más grandes de la capital provincial, atienden con normalidad.

Las vías que conectan a los cantones Gualaquiza, Huamboya, Logroño, Palora, Pablo Sexto, Sucúa, Taisha, Santiago y Tiwintza, están expeditas. Camiones que transportan mercaderías, comestibles y demás productos de primera necesidad, ingresan sin contratiempo desde Pastaza y Tungurahua, y de igual forma salen hacia provincias cercanas como Azuay, Loja, Zamora Chinchipe y Cañar, reseñó El Telégrafo. (I)

Militares controlan cantones

En el marco de la declaratoria del estado de excepción en la provincia de Morona Santiago, la presencia militar se mantiene en los ingresos a los cantones San Juan Bosco y Limón Indanza. Camiones de la Fuerza Terrestre permanecen a ambos costados de las carreteras que conducen a estas poblaciones y les acompañan personal policial, el cual verifica que quienes ingresen sean exclusivamente habitantes de la zona, reportó El Telégrafo.

Representantes de Policía Nacional, Fuerzas Armadas, ECU-911, Ministerio del Interior, Gobernación y demás entidades encargadas de la seguridad nacional, se encuentran en permanentes reuniones desde el miércoles a fin de monitorear el operativo de control y orden en la provincia.

“Nuestro objetivo es devolver la paz al sector afectado y garantizar la seguridad de los habitantes de este importante sector productivo, que además destaca por tener varios atractivos turísticos”, recalcó el gobernador Rodrigo López. (I)

Quito. 

Policía tras la pista de los autores de ataque

Personal policial y militar vigila las calles céntricas del cantón San Juan Bosco en Morona Santiago. API

Los hechos tuvieron lugar en el campamento minero La Esperanza, en el sector de San Carlos Panantza y fueron protagonizados presuntamente, por personas de la etnia shuar que habita en la región.

En los incidentes falleció el agente de Policía José Luis Mejía Solórzano y resultaron heridos dos militares y cinco policías, uno de ellos de gravedad. El subteniente Fernando Villarroel, quien permanece en estado crítico fue atendido en la unidad de Neurocirugía y Cuidados Intensivos del hospital del Río de la ciudad de Cuenca. De acuerdo al primer reporte médico, presenta un traumatismo cráneo encefálico grave, producto de un impacto de arma de fuego. Permanece con pronóstico reservado.

El Ministerio del Interior indicó en un comunicado que seis heridos están en situación estable y han sido atendidos en diferentes casas de salud. Los uniformados Hugo Pintado, de 28 años y Luis Alberto González, de 34, quienes presentaron heridas de perdigones en diferentes partes de su cuerpo fueron trasladados al hospital del Río en Cuenca.

Operaciones

El ministro del Interior, Diego Fuentes, explicó que los efectivos han iniciado ya las operaciones para identificar y detener a los responsables de los ataques, al tiempo que advirtió de que se hará respetar el Estado de Derecho.

"Existe una clara apología del delito", dijo en relación a declaraciones de dirigentes de organizaciones sociales sobre lo ocurrido y agregó que "estas personas tendrán que hacerse responsables" de sus manifestaciones.

El Ministro recordó que en unos incidentes anteriores, registrados en noviembre, un total de 16 miembros de la fuerza pública resultaron "heridos cobardemente con armas de fuego".

Las operaciones policiales, según Fuentes, se han planificado adecuadamente con el objetivo de capturar a los culpables para que respondan "ante la ciudadanía" y ante la justicia.

El Ministro agregó que las fuerzas desplegadas también garantizarán la seguridad de la provincia de Morona Santiago, donde está vigente el estado de excepción por un periodo de 30 días. (EFE-RET) (I) 

Actividades normales

En el cantón Morona, la capital provincial, y específicamente en Macas, cabecera cantonal, las actividades diarias se desarrollan con normalidad. Las unidades educativas, entidades bancarias, instituciones públicas y comercios atienden sin contratiempo. Pese a la prohibición de organización de eventos de congregación masiva y reuniones públicas, el ámbito turístico y comercial no se ha visto afectado. El Mercado Central y La Unión, los dos centros de expendio de productos de primera necesidad más grandes de la capital provincial, atienden con normalidad.

Las vías que conectan a los cantones Gualaquiza, Huamboya, Logroño, Palora, Pablo Sexto, Sucúa, Taisha, Santiago y Tiwintza, están expeditas. Camiones que transportan mercaderías, comestibles y demás productos de primera necesidad, ingresan sin contratiempo desde Pastaza y Tungurahua, y de igual forma salen hacia provincias cercanas como Azuay, Loja, Zamora Chinchipe y Cañar, reseñó El Telégrafo. (I)

Militares controlan cantones

En el marco de la declaratoria del estado de excepción en la provincia de Morona Santiago, la presencia militar se mantiene en los ingresos a los cantones San Juan Bosco y Limón Indanza. Camiones de la Fuerza Terrestre permanecen a ambos costados de las carreteras que conducen a estas poblaciones y les acompañan personal policial, el cual verifica que quienes ingresen sean exclusivamente habitantes de la zona, reportó El Telégrafo.

Representantes de Policía Nacional, Fuerzas Armadas, ECU-911, Ministerio del Interior, Gobernación y demás entidades encargadas de la seguridad nacional, se encuentran en permanentes reuniones desde el miércoles a fin de monitorear el operativo de control y orden en la provincia.

“Nuestro objetivo es devolver la paz al sector afectado y garantizar la seguridad de los habitantes de este importante sector productivo, que además destaca por tener varios atractivos turísticos”, recalcó el gobernador Rodrigo López. (I)

Quito.