Navas: Se ha identificado a agresores de policías

El ministro Coordinador de Seguridad, César Navas, condenó los actos de violencia registrados el miércoles en Morona Santiago, donde personas de nacionalidades indígenas agredieron a policías y militares en el campamento Esperanza del proyecto minero San Carlos Panantza.
Un uniformado controla el ingreso al lugar donde se registró un ataque a miembros policiales y militares en el campamento minero San Carlos Panantza en Morona Santiago. API

El ataque dejó como saldo un policía muerto, quien fue identificado como José Luis Mejía Solórzano; además de siete heridos.
El secretario de Estado detalló que “las condiciones de la selva fueron aprovechadas para ejecutar una agresión frontal hacia miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional”. Sin embargo, advirtió que se tienen identificadas a las personas que participaron en el acto armado y que la Fiscalía General ha enviado a su personal para iniciar el proceso de judicialización.
"Son personas de nacionalidades indígenas, pero también que están vinculadas con dirigencia irresponsable", explicó Navas.
Agregó que el campamento se encuentra resguardado e indicó que el estado de excepción decretado el miércoles servirá para garantizar la seguridad de toda la provincia y, especialmente, en el área de influencia" de la concesión minera.

Fiscales
De su parte el fiscal general, Galo Chiriboga, indicó que se enviará a tres fiscales para investigar los ataques violentos que causaron la muerte del policía José Luis Mejía.
“Lo ocurrido en Morona Santiago es muy grave. Hemos designado a tres fiscales para que investiguen la muerte del policía. Quiero ofrecer mis condolencias a su familia”, manifestó el fiscal Chiriboga.
El presidente, Rafael Correa, emitió ayer el decreto ejecutivo que oficializa el estado de excepción en Morona Santiago a causa de los ataques, que "atentan contra la seguridad ciudadana, la integridad de las personas y la paz y convicencia social", según expresó en el documento.


Mediante el decreto, se dispone la movilización de personal de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas para garantizar el orden interno en la provincia. También dispone a los ministros de Defensa y del Interior para que, mediante el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, ejecuten las acciones necesarias para que se garantice a los ciudadanos la seguridad interna, ciudadana y humana, derechos tutelados por la Constitución. El periodo de duración del decreto es de 30 días. (RET-VDS) (I)

Quito. 

Navas: Se ha identificado a agresores de policías

Un uniformado controla el ingreso al lugar donde se registró un ataque a miembros policiales y militares en el campamento minero San Carlos Panantza en Morona Santiago. API

El ataque dejó como saldo un policía muerto, quien fue identificado como José Luis Mejía Solórzano; además de siete heridos.
El secretario de Estado detalló que “las condiciones de la selva fueron aprovechadas para ejecutar una agresión frontal hacia miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional”. Sin embargo, advirtió que se tienen identificadas a las personas que participaron en el acto armado y que la Fiscalía General ha enviado a su personal para iniciar el proceso de judicialización.
"Son personas de nacionalidades indígenas, pero también que están vinculadas con dirigencia irresponsable", explicó Navas.
Agregó que el campamento se encuentra resguardado e indicó que el estado de excepción decretado el miércoles servirá para garantizar la seguridad de toda la provincia y, especialmente, en el área de influencia" de la concesión minera.

Fiscales
De su parte el fiscal general, Galo Chiriboga, indicó que se enviará a tres fiscales para investigar los ataques violentos que causaron la muerte del policía José Luis Mejía.
“Lo ocurrido en Morona Santiago es muy grave. Hemos designado a tres fiscales para que investiguen la muerte del policía. Quiero ofrecer mis condolencias a su familia”, manifestó el fiscal Chiriboga.
El presidente, Rafael Correa, emitió ayer el decreto ejecutivo que oficializa el estado de excepción en Morona Santiago a causa de los ataques, que "atentan contra la seguridad ciudadana, la integridad de las personas y la paz y convicencia social", según expresó en el documento.


Mediante el decreto, se dispone la movilización de personal de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas para garantizar el orden interno en la provincia. También dispone a los ministros de Defensa y del Interior para que, mediante el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, ejecuten las acciones necesarias para que se garantice a los ciudadanos la seguridad interna, ciudadana y humana, derechos tutelados por la Constitución. El periodo de duración del decreto es de 30 días. (RET-VDS) (I)

Quito.