Mujeres trabajarán para consolidar sus derechos y aumentar logros políticos

Vivienda social, crédito productivo y becas estudiantiles son los 3 ejes sobre los que trabajarán las mujeres -integrantes del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR)- a fin de cumplir sus aspiraciones dentro del gobierno de Lenín Moreno.

Así lo acordaron ayer tras el Encuentro Nacional de las Mujeres por la Revolución, que se cumplió en el salón José Mejía de la Asamblea Nacional y que tuvo la presencia de las delegadas provinciales.

“Las mujeres somos una fuerza política que constituye más del 50% de la población nacional y representamos más del 76% de la votación con la que triunfó Lenín Moreno”, acotó Narcisa Chacha, coordinadora nacional del encuentro.

Chacha recordó la lucha que han desarrollado las mujeres ecuatorianas en los últimos años por ser actoras sociales y sujetos políticos que promueven la vigencia de sus derechos.

“La realidad de la mujer en nuestra sociedad está muy vinculada a la familia porque somos multifuncionales y a diario luchamos contra todo tipo de violencia desde la intrafamiliar,  de género y los actos discriminatorios. Somos vulnerables, pero hoy levantamos nuestra voz por la igualdad, derechos reproductivos, contra el femicidio”.

Recalcó que es necesario convertir a ese encuentro en el interlocutor activo y protagónico de la agenda política de la mujer frente al Gobierno actual.

Para estructurar ese enlace estuvo presente Aracely Calderón, delegada de la Secretaría Técnica del plan ‘Toda una Vida’. La funcionaria recalcó que existe total apertura del Gobierno actual para cristalizar las propuestas de campaña a favor de las mujeres.

“Las mujeres fuimos importantes en la campaña de Lenín Moreno y lo somos hoy en su gobierno, por lo que vamos a desarrollar una serie de propuestas que permitan que las situaciones particulares que vivimos sean superadas totalmente porque necesitamos políticas especiales a nuestro favor”.

Calderón aclaró que los planteamientos femeninos serán parte fundamental de la propuesta ‘Las Manuelas’ que integra el programa ‘Toda una Vida’.

“Vamos a seguir trabajando y proponiendo para hacer de este un país inclusivo para todos y cada uno de los ecuatorianos”.

Por su parte, la asambleísta María José Carrión, quien además es presidenta de la Comisión de Fiscalización, destacó los avances logrados a favor de las mujeres en los 10 años de la Revolución Ciudadana.

Sin embargo, recalcó que la lucha aún debe continuar y para ello es necesaria la conquista de una justicia económica que permita a las mujeres acceder a créditos productivos.

Carrión adelantó que prepara una reforma al Código de la Democracia para que las organizaciones políticas -con representación nacional- tengan la obligatoriedad de poner como cabezas de lista a mujeres para las dignidades de elección popular dentro de los gobiernos autónomos descentralizados (GAD). Espera que la reforma sea aprobada y entre en vigencia antes de las elecciones seccionales de 2019.

“Necesitamos que de las 221 alcaldías, la mitad al menos sean candidatas y que lo mismo ocurra en los otros cargos (...). No podemos permitir que en el siglo XXI las alcaldías, las prefecturas o las juntas parroquiales sean espacios privativos para los hombres”. La legisladora enfatizó que para cambiar la estructura mental de la sociedad es necesario hacerlo desde la raíz; en pequeños espacios, como las juntas parroquiales.

“Ahí es donde todavía se reproduce el sistema patriarcal que enraíza la violencia contra la mujer, y eso hay que terminarlo”, puntualizó. (I)

Mujeres trabajarán para consolidar sus derechos y aumentar logros políticos

Así lo acordaron ayer tras el Encuentro Nacional de las Mujeres por la Revolución, que se cumplió en el salón José Mejía de la Asamblea Nacional y que tuvo la presencia de las delegadas provinciales.

“Las mujeres somos una fuerza política que constituye más del 50% de la población nacional y representamos más del 76% de la votación con la que triunfó Lenín Moreno”, acotó Narcisa Chacha, coordinadora nacional del encuentro.

Chacha recordó la lucha que han desarrollado las mujeres ecuatorianas en los últimos años por ser actoras sociales y sujetos políticos que promueven la vigencia de sus derechos.

“La realidad de la mujer en nuestra sociedad está muy vinculada a la familia porque somos multifuncionales y a diario luchamos contra todo tipo de violencia desde la intrafamiliar,  de género y los actos discriminatorios. Somos vulnerables, pero hoy levantamos nuestra voz por la igualdad, derechos reproductivos, contra el femicidio”.

Recalcó que es necesario convertir a ese encuentro en el interlocutor activo y protagónico de la agenda política de la mujer frente al Gobierno actual.

Para estructurar ese enlace estuvo presente Aracely Calderón, delegada de la Secretaría Técnica del plan ‘Toda una Vida’. La funcionaria recalcó que existe total apertura del Gobierno actual para cristalizar las propuestas de campaña a favor de las mujeres.

“Las mujeres fuimos importantes en la campaña de Lenín Moreno y lo somos hoy en su gobierno, por lo que vamos a desarrollar una serie de propuestas que permitan que las situaciones particulares que vivimos sean superadas totalmente porque necesitamos políticas especiales a nuestro favor”.

Calderón aclaró que los planteamientos femeninos serán parte fundamental de la propuesta ‘Las Manuelas’ que integra el programa ‘Toda una Vida’.

“Vamos a seguir trabajando y proponiendo para hacer de este un país inclusivo para todos y cada uno de los ecuatorianos”.

Por su parte, la asambleísta María José Carrión, quien además es presidenta de la Comisión de Fiscalización, destacó los avances logrados a favor de las mujeres en los 10 años de la Revolución Ciudadana.

Sin embargo, recalcó que la lucha aún debe continuar y para ello es necesaria la conquista de una justicia económica que permita a las mujeres acceder a créditos productivos.

Carrión adelantó que prepara una reforma al Código de la Democracia para que las organizaciones políticas -con representación nacional- tengan la obligatoriedad de poner como cabezas de lista a mujeres para las dignidades de elección popular dentro de los gobiernos autónomos descentralizados (GAD). Espera que la reforma sea aprobada y entre en vigencia antes de las elecciones seccionales de 2019.

“Necesitamos que de las 221 alcaldías, la mitad al menos sean candidatas y que lo mismo ocurra en los otros cargos (...). No podemos permitir que en el siglo XXI las alcaldías, las prefecturas o las juntas parroquiales sean espacios privativos para los hombres”. La legisladora enfatizó que para cambiar la estructura mental de la sociedad es necesario hacerlo desde la raíz; en pequeños espacios, como las juntas parroquiales.

“Ahí es donde todavía se reproduce el sistema patriarcal que enraíza la violencia contra la mujer, y eso hay que terminarlo”, puntualizó. (I)