Movimiento Acuerdo País delinea estrategia para ganar referendo

Sus miembros irán casa por casa repartiendo el texto de la nueva Constitución.

Quito. AFP. El oficialismo intentará captar el voto en el referendo de septiembre a través de una estrategia de hormiga que consistirá en ir casa por casa repartiendo el texto de la nueva Constitución que buscan hacer aprobar, anunciaron sus dirigentes.

El llamado buró político del Movimiento País afinó el plan para contrarrestar la campaña de la oposición, que según el presidente Rafael Correa estaría planeando realizar "paros violentos y autoatentados" para desgastar la imagen del gobierno antes de la consulta del 28 de septiembre.

"Vamos a ir casa por casa para asegurar que ningún ecuatoriano se quede sin su Constitución y para que entiendan sus alcances", afirmó el ministro de la Política, Ricardo Patiño, al término de una reunión con las bases oficialistas.

El funcionario anunció "una masiva movilización para difundir los contenidos de la Constitución", en declaraciones en el diario El Telégrafo.

Los ecuatorianos deberán pronunciarse en las urnas sobre la propuesta constitucional que elaboró y aprobó una Asamblea de mayoría oficialista.

Pese a la dura pugna verbal con esos sectores, el gobierno se comprometió a llevar a cabo una campaña pacífica. "Nos opondremos a cualquier intento de convertir esta campaña en una ocasión para la violencia, violación de derechos y desafueros", comentó el ministro de Interior, Fernando Bustamante.

 
 

Movimiento Acuerdo País delinea estrategia para ganar referendo

Quito. AFP. El oficialismo intentará captar el voto en el referendo de septiembre a través de una estrategia de hormiga que consistirá en ir casa por casa repartiendo el texto de la nueva Constitución que buscan hacer aprobar, anunciaron sus dirigentes.

El llamado buró político del Movimiento País afinó el plan para contrarrestar la campaña de la oposición, que según el presidente Rafael Correa estaría planeando realizar "paros violentos y autoatentados" para desgastar la imagen del gobierno antes de la consulta del 28 de septiembre.

"Vamos a ir casa por casa para asegurar que ningún ecuatoriano se quede sin su Constitución y para que entiendan sus alcances", afirmó el ministro de la Política, Ricardo Patiño, al término de una reunión con las bases oficialistas.

El funcionario anunció "una masiva movilización para difundir los contenidos de la Constitución", en declaraciones en el diario El Telégrafo.

Los ecuatorianos deberán pronunciarse en las urnas sobre la propuesta constitucional que elaboró y aprobó una Asamblea de mayoría oficialista.

Pese a la dura pugna verbal con esos sectores, el gobierno se comprometió a llevar a cabo una campaña pacífica. "Nos opondremos a cualquier intento de convertir esta campaña en una ocasión para la violencia, violación de derechos y desafueros", comentó el ministro de Interior, Fernando Bustamante.