Monseñor Arregui rechaza diálogo con Fernando Cordero

El jefe de la jerarquía de la Iglesia Católica está dispuesto a rendir confesión judicial para explicar la posición de la Conferencia Episcopal sobre el proyecto constitucional.

Quito. El presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Antonio Arregui, rechazó la invitación que le hizo el presidente de la Asamblea en receso, Fernando Cordero, para reunirse el próximo lunes a fin analizar el proyecto de nueva Constitución, en especial los temas sobre el aborto, familia, educación y libertad religiosa.

"Le respondí a Cordero que me permita declinar la invitación porque las posiciones que él tiene sobre los temas en juego son suficientemente conocidos. He tenido con él un diálogo privado en el aeropuerto de Quito", dijo Arregui al señalar que la Iglesia Católica mantendrá inalterable la "catequesis" sobre los temas considerados "innegociables".

Sujeto político

Rechazó la posibilidad de que la Iglesia sea considerada sujeto político en la campaña del referendo constitucional como estaría analizado el TSE. "Eso nos convertiría (a Ecuador) en la risa de toda América y del mundo, porque un órgano oficial que califique a la Iglesia como movimiento político no está en la categoría mental de un país que respete la creencia religiosa", señaló.

Informó que está dispuesto a rendir confesión judicial para explicar la posición de la Conferencia sobre el proyecto constitucional, si un juez oficializa dicha diligencia anunciada por el movimiento Impunidad Jamás, que considera la posición de la Iglesia como una intervención política. También ratificó haber recibido amenazas por las críticas al proyecto de nueva Constitución, pero evitó dar detalles.

Monseñor Arregui rechaza diálogo con Fernando Cordero

Quito. El presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Antonio Arregui, rechazó la invitación que le hizo el presidente de la Asamblea en receso, Fernando Cordero, para reunirse el próximo lunes a fin analizar el proyecto de nueva Constitución, en especial los temas sobre el aborto, familia, educación y libertad religiosa.

"Le respondí a Cordero que me permita declinar la invitación porque las posiciones que él tiene sobre los temas en juego son suficientemente conocidos. He tenido con él un diálogo privado en el aeropuerto de Quito", dijo Arregui al señalar que la Iglesia Católica mantendrá inalterable la "catequesis" sobre los temas considerados "innegociables".

Sujeto político

Rechazó la posibilidad de que la Iglesia sea considerada sujeto político en la campaña del referendo constitucional como estaría analizado el TSE. "Eso nos convertiría (a Ecuador) en la risa de toda América y del mundo, porque un órgano oficial que califique a la Iglesia como movimiento político no está en la categoría mental de un país que respete la creencia religiosa", señaló.

Informó que está dispuesto a rendir confesión judicial para explicar la posición de la Conferencia sobre el proyecto constitucional, si un juez oficializa dicha diligencia anunciada por el movimiento Impunidad Jamás, que considera la posición de la Iglesia como una intervención política. También ratificó haber recibido amenazas por las críticas al proyecto de nueva Constitución, pero evitó dar detalles.