Expectativa en Guayaquil por misión Casa para Todos del gobierno de Ecuador

Luisa Muñoz tiene puestas sus esperanzas en conseguir una casa para ella y su familia. Actualmente alquila un sencillo inmueble en el sector de Bastión Popular, en el noroeste de esta ciudad portuaria, donde vive con dos de sus hijas y nietas pero aspira a tener una vivienda propia que le permita emplear en otras necesidades los 80 dólares mensuales que gasta en la renta.
Cortesía

La mujer, de 62 años, conoce desde la campaña electoral acerca de la promesa del presidente Lenín Moreno de entregar 325 mil casas para las personas pobres del país y espera ser beneficiaria en esta ciudad del programa Casa para Todos que, de acuerdo a las autoridades, está previsto que arranque en agosto próximo en terrenos del sector conocido de Mi Lote, de propiedad del Municipio de Guayaquil.

Este programa habitacional de interés social ha generado expectativa entre los habitantes de esta ciudad, la más poblada del país con 2,5 millones de habitantes, y la que registra una tasa del 10,5% de pobreza y del 1,9 en extrema pobreza, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

En efecto, en el terreno de 10 hectáreas donde se construirán las primeras casas del programa en Guayaquil, situado a 10 minutos del kilómetro 16 de la vía a Daule (noroeste), la maquinaria municipal trabaja para adecentar el predio, instalar tuberías y mejorar los accesos.

Una vez culminadas esas labores se empezarán a construir las primeras casas que se entregarán de manera gratuita y cuyos beneficiarios serán personas que están en condición de extrema pobreza, vulnerabilidad o con alguna discapacidad.

Este predio se consiguió mediante un convenio entre el Cabildo porteño y la Secretaría del Plan Toda una Vida que se firmará oficialmente este martes 25 de julio entre el alcalde Jaime Nebot y el presidente Lenín Moreno en el marco de la sesión solemne por el aniversario 482 del proceso fundacional de esta urbe.

Justamente, Nebot y la titular de la Secretaría, Irina Cabezas, realizaron en días pasados un recorrido previo por los terrenos de Mi Lote.

“Son lotes con todos los servicios básicos y accesibilidad necesaria”, comentó en esa oportunidad Cabezas, quien explicó que con el Municipio activarán un trabajo conjunto para identificar a los dueños de los lotes y establecer quiénes están en condición de extrema pobreza para adjudicarlos como beneficiarios.

9a9a

Sector de Mi Lote, en el noroeste de Guayaquil, donde se construirán viviendas de la misión Casa para Todos.

La ministra de Industrias, Eva García, quien también participó del recorrido, indicó que el programa reactivará y fortalecerá la economía en el área de la construcción, que a la vez es uno de los principales motores generadores de empleo.

“Tenemos ya 500 millones de dólares disponibles para la primera etapa del proyecto”, dijo la secretaria de Estado, al señalar que se aspira a generar unos 136.000 empleos por año como resultado de este programa.

Alrededor del terreno donado para la misión estatal ya hay casas que han sido construidas a través de un programa municipal que mantiene convenios con la empresa privada. El acceso al lugar es a través de una vía construida por el Cabildo.

Lea: Gobierno de Ecuador pisa el acelerador para cristalizar promesas de campaña

La construcción de las primeras viviendas se iniciará simultáneamente en agosto en distintas localidades del país. En días pasados el propio jefe de Estado recorrió un terreno de 20 hectáreas en el sur de Quito, de la Prefectura de Pichincha, donde se levantarán unas 5.000 viviendas de interés social.

De las 325 mil casas que se proyecta construir, 191.000 serán totalmente gratuitas, mientras que las otras tendrán un costo mínimo de acuerdo a la condición socioeconómica del beneficiario, según reza el programa estatal Casa para Todos. Para este segmento las cuotas mensuales a pagar serán de 20, 40 o 60 dólares mensuales.

Luisa Muñoz reconoce la importancia de este programa social y dice que hará todas las gestiones necesarias en estos días para cumplir su sueño de contar con una casa propia.

jb/gc

Expectativa en Guayaquil por misión Casa para Todos del gobierno de Ecuador

Cortesía

La mujer, de 62 años, conoce desde la campaña electoral acerca de la promesa del presidente Lenín Moreno de entregar 325 mil casas para las personas pobres del país y espera ser beneficiaria en esta ciudad del programa Casa para Todos que, de acuerdo a las autoridades, está previsto que arranque en agosto próximo en terrenos del sector conocido de Mi Lote, de propiedad del Municipio de Guayaquil.

Este programa habitacional de interés social ha generado expectativa entre los habitantes de esta ciudad, la más poblada del país con 2,5 millones de habitantes, y la que registra una tasa del 10,5% de pobreza y del 1,9 en extrema pobreza, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

En efecto, en el terreno de 10 hectáreas donde se construirán las primeras casas del programa en Guayaquil, situado a 10 minutos del kilómetro 16 de la vía a Daule (noroeste), la maquinaria municipal trabaja para adecentar el predio, instalar tuberías y mejorar los accesos.

Una vez culminadas esas labores se empezarán a construir las primeras casas que se entregarán de manera gratuita y cuyos beneficiarios serán personas que están en condición de extrema pobreza, vulnerabilidad o con alguna discapacidad.

Este predio se consiguió mediante un convenio entre el Cabildo porteño y la Secretaría del Plan Toda una Vida que se firmará oficialmente este martes 25 de julio entre el alcalde Jaime Nebot y el presidente Lenín Moreno en el marco de la sesión solemne por el aniversario 482 del proceso fundacional de esta urbe.

Justamente, Nebot y la titular de la Secretaría, Irina Cabezas, realizaron en días pasados un recorrido previo por los terrenos de Mi Lote.

“Son lotes con todos los servicios básicos y accesibilidad necesaria”, comentó en esa oportunidad Cabezas, quien explicó que con el Municipio activarán un trabajo conjunto para identificar a los dueños de los lotes y establecer quiénes están en condición de extrema pobreza para adjudicarlos como beneficiarios.

9a9a

Sector de Mi Lote, en el noroeste de Guayaquil, donde se construirán viviendas de la misión Casa para Todos.

La ministra de Industrias, Eva García, quien también participó del recorrido, indicó que el programa reactivará y fortalecerá la economía en el área de la construcción, que a la vez es uno de los principales motores generadores de empleo.

“Tenemos ya 500 millones de dólares disponibles para la primera etapa del proyecto”, dijo la secretaria de Estado, al señalar que se aspira a generar unos 136.000 empleos por año como resultado de este programa.

Alrededor del terreno donado para la misión estatal ya hay casas que han sido construidas a través de un programa municipal que mantiene convenios con la empresa privada. El acceso al lugar es a través de una vía construida por el Cabildo.

Lea: Gobierno de Ecuador pisa el acelerador para cristalizar promesas de campaña

La construcción de las primeras viviendas se iniciará simultáneamente en agosto en distintas localidades del país. En días pasados el propio jefe de Estado recorrió un terreno de 20 hectáreas en el sur de Quito, de la Prefectura de Pichincha, donde se levantarán unas 5.000 viviendas de interés social.

De las 325 mil casas que se proyecta construir, 191.000 serán totalmente gratuitas, mientras que las otras tendrán un costo mínimo de acuerdo a la condición socioeconómica del beneficiario, según reza el programa estatal Casa para Todos. Para este segmento las cuotas mensuales a pagar serán de 20, 40 o 60 dólares mensuales.

Luisa Muñoz reconoce la importancia de este programa social y dice que hará todas las gestiones necesarias en estos días para cumplir su sueño de contar con una casa propia.

jb/gc