Estado de Excepción en Morona Santiago para preservar seguridad ciudadana e integridad de las personas

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, emitió el decreto ejecutivo con el que se oficializa el Estado de Excepción en la provincia  de Morona Santiago (sur oriente) tras los sucesos que dejaron la víspera un policía fallecido y varios uniformados heridos tras el ataque violento de indígenas shuar.
Foto cortesía

Decreto 1276

A través del decreto 1276 se declara el Estado de Excepción en razón de las agresiones a miembros de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas en los cantones San Juan Bosco y Limón Indanza por parte de grupos ilegalmente armados, que han atentado contra la seguridad ciudadana, la integridad de las personas, y la paz y convivencia social, que generan una grave conmoción interna en esa provincia de la región amazónica.

Dispone la movilización de personal de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas para garantizar el orden interno en la provincia. También dispone a los ministros de Defensa Nacional y del Interior para que, mediante el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, ejecuten las acciones necesarias para que se garantice a los ciudadanos la seguridad interna, ciudadana y humana, derechos tutelados por la Constitución de la República.

El periodo de duración del decreto es de 30 días.

Amazónicos respaldan medida

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) mostró este jueves su aprobación al Estado de Excepción que decretó el Gobierno en la provincia de Morona Santiago, tras un ataque por parte de un grupo de indígenas Shuar realizó a un campamento minero en el sector de San Carlos Panantza.

Felipe Tsenkush, presidente legal de la organización amazónica, rechazó categóricamente los sucesos en Morona Santiago, que dejaron una persona muerta y siete heridos, y llamó a fortalecer una cultura de paz.

"Responsabilizamos de los terribles sucesos en Morona a aquellas personas que, a través de los medios han invitado a las bases a una confrontación, así como a ONG que tratan de instaurar su propia agenda política. Invitamos a las autoridades del Estado a poner la mano dura para restablecer la paz", indicó Tsenkush, en una rueda de prensa en Pastaza.

Según reportan medios locales, desde tempranas horas de la mañana se fortaleció la presencia militar en la provincia de Morona Santiago y trabajarán de forma conjunta con la Policía Nacional para “restablecer el orden en el lugar”.

Según el ministro Coordinador de Seguridad, César Navas, esta no es la primera vez que se registra un enfrentamiento, “pero si es el más violento”. Además, confirmó que “ya se encuentran identificadas quienes han sido las personas que se encontraban liderando estos actos”.

Para ello las autoridades han coordinado con la Fiscalía General del Estado, para trabajar en conjunto y hacer los operativos más rápido. Hasta el momento no existen personas que se encuentran detenidos por este hecho.

Juan Carlos Jiménez, director del hospital Hospital Universitario del Río, en el que se encuentran los heridos confirmó que la situación de uno de los policías heridos es crítica y se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos, pues recibió un impacto de un proyectil en alta velocidad que “destruyó parte de su masa encefálica”.

La Confeniae rechazó a “supuestos líderes que hablan en nombre de la organización” y aclaró que ellos como dirigencia indígena y representación legal de Pueblos y Nacionalidades en la Amazonía han desarrollado múltiples diálogos con el gobierno nacional.

A la víspera la secretaria de la Política, Paola Pabón, señaló que desde el mes de octubre se realizan diálogos con el pueblo Shuar Arutam y ratificó que los ataques no son una postura generalizada, sino de un "grupo minúsculo" que no han tenido la voluntad de pensar en el interés colectivo.

El dirigente indígena Tsenkush calificó como "saludable" el estado de excepción en Morona Santiago, para evitar el conflicto entre ecuatorianos, aclarando que la mayoría de los indígenas quieren una solución pacífica y el desarrollo en sus territorios.

Estado de Excepción en Morona Santiago para preservar seguridad ciudadana e integridad de las personas

Foto cortesía

Decreto 1276

A través del decreto 1276 se declara el Estado de Excepción en razón de las agresiones a miembros de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas en los cantones San Juan Bosco y Limón Indanza por parte de grupos ilegalmente armados, que han atentado contra la seguridad ciudadana, la integridad de las personas, y la paz y convivencia social, que generan una grave conmoción interna en esa provincia de la región amazónica.

Dispone la movilización de personal de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas para garantizar el orden interno en la provincia. También dispone a los ministros de Defensa Nacional y del Interior para que, mediante el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, ejecuten las acciones necesarias para que se garantice a los ciudadanos la seguridad interna, ciudadana y humana, derechos tutelados por la Constitución de la República.

El periodo de duración del decreto es de 30 días.

Amazónicos respaldan medida

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) mostró este jueves su aprobación al Estado de Excepción que decretó el Gobierno en la provincia de Morona Santiago, tras un ataque por parte de un grupo de indígenas Shuar realizó a un campamento minero en el sector de San Carlos Panantza.

Felipe Tsenkush, presidente legal de la organización amazónica, rechazó categóricamente los sucesos en Morona Santiago, que dejaron una persona muerta y siete heridos, y llamó a fortalecer una cultura de paz.

"Responsabilizamos de los terribles sucesos en Morona a aquellas personas que, a través de los medios han invitado a las bases a una confrontación, así como a ONG que tratan de instaurar su propia agenda política. Invitamos a las autoridades del Estado a poner la mano dura para restablecer la paz", indicó Tsenkush, en una rueda de prensa en Pastaza.

Según reportan medios locales, desde tempranas horas de la mañana se fortaleció la presencia militar en la provincia de Morona Santiago y trabajarán de forma conjunta con la Policía Nacional para “restablecer el orden en el lugar”.

Según el ministro Coordinador de Seguridad, César Navas, esta no es la primera vez que se registra un enfrentamiento, “pero si es el más violento”. Además, confirmó que “ya se encuentran identificadas quienes han sido las personas que se encontraban liderando estos actos”.

Para ello las autoridades han coordinado con la Fiscalía General del Estado, para trabajar en conjunto y hacer los operativos más rápido. Hasta el momento no existen personas que se encuentran detenidos por este hecho.

Juan Carlos Jiménez, director del hospital Hospital Universitario del Río, en el que se encuentran los heridos confirmó que la situación de uno de los policías heridos es crítica y se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos, pues recibió un impacto de un proyectil en alta velocidad que “destruyó parte de su masa encefálica”.

La Confeniae rechazó a “supuestos líderes que hablan en nombre de la organización” y aclaró que ellos como dirigencia indígena y representación legal de Pueblos y Nacionalidades en la Amazonía han desarrollado múltiples diálogos con el gobierno nacional.

A la víspera la secretaria de la Política, Paola Pabón, señaló que desde el mes de octubre se realizan diálogos con el pueblo Shuar Arutam y ratificó que los ataques no son una postura generalizada, sino de un "grupo minúsculo" que no han tenido la voluntad de pensar en el interés colectivo.

El dirigente indígena Tsenkush calificó como "saludable" el estado de excepción en Morona Santiago, para evitar el conflicto entre ecuatorianos, aclarando que la mayoría de los indígenas quieren una solución pacífica y el desarrollo en sus territorios.