Humberto Cholango: "Como Gobierno, no pactamos con Chevron"

Foto: Archivo

El titular del Ambiente Humberto Cholango, defendió que su Gobierno "no pactó" con la petrolera Chevron, a la que el Estado ecuatoriano deberá pagar una indemnización, de acuerdo con un laudo arbitral del mes pasado sobre uno de los mayores litigios por contaminación ambiental.

"En el caso Chevron, queremos decir con absoluta claridad: Nosotros como Gobierno nacional no pactamos con nadie, menos con Chevron", aseguró en entrevista con Efe el ministro, que lleva poco más de un mes en el cargo, pero de conocida trayectoria en el ámbito del activismo indígena y ecológico.

Responsable también de la Secretaría Nacional del Agua, organismo que ahora debe proceder a fusionar con las competencias del Ministerio del Ambiente, Cholango, el único ministro indígena del gabinete de Lenín Moreno, asegura que en el contencioso con Chevron el Estado se defenderá "desde la verdad".

El caso se inició en 1993 a raíz de las denuncias interpuestas por comunidades indígenas y de campesinos afectados por vertidos de la petrolera Texaco -adquirida en 2001 por Chevron-, en la cuenca amazónica ecuatoriana entre 1964 y 1990.

Una sentencia emitida en 2011 por una corte de Lago Agrio, en Ecuador, cifraba en 9.500 millones de dólares la indemnización que debía entregar la empresa a los afectados.

Pero la petrolera recurrió y litigó ante una corte arbitral internacional en La Haya, que falló a favor de Chevron al considerar que la sentencia de Lago Agrio arrastró irregularidades como fraude, sobornos y corrupción.

"Chevron maliciosamente quiere inducir al Estado ecuatoriano hacia una sanción irresponsable, que costaría al Ecuador una infinidad de recursos", censuró Cholango, sobre la indemnización por daños y perjuicios a la empresa, que deberá fijarse en el futuro.

De momento, el Ejecutivo ecuatoriano no se ha pronunciado oficialmente sobre la cuestión y es la Procuraduría la que analiza la actuación de los abogados contratados por el Estado para su defensa en el proceso arbitral al que Ecuador se sometió.

Si se llegara a demostrar negligencia, Ecuador analiza la posibilidad de ejercer el "derecho de repetición", recurso judicial que busca el reintegro del dinero que el Estado se vea obligado a pagar por concepto de condenas emitidas en su contra y que tengan como origen una mala actuación de funcionarios o particulares.

Cholango reitera que, pese a que considera que el caso atañe únicamente "a los afectados y a la empresa Chevron", desde el Gobierno insiste en que seguirán "dando todas las batallas legales y jurídicas que sean (necesarias) en el campo internacional".

"El único recurso que tenemos, es la verdad. Que la Amazonía está contaminada, están las enfermedades, los ríos contaminados, los niveles de pobreza que dejaron, la devastación", arguye.

El Ejecutivo ecuatoriano ha apuntado a posibles responsabilidades de las autoridades judiciales o defensores en la causa que se dilucidó durante el anterior Gobierno de Rafael Correa (2007-2017).

Pero guarda mutismo respecto al hecho de que el laudo haya invalidado sentencias dictadas por cortes ecuatorianas, que ordenaban el pago de reparaciones por el vertido de crudo que causó graves daños ecológicos en la cuenca amazónica ecuatoriana.

Tanto la Defensoría del pueblo como organizaciones civiles que representan a los afectados, han expresado su preocupación por la vulneración de derechos humanos y de la naturaleza que puedan derivarse del laudo.

Al margen del litigio, el viernes el Ministerio del Ambiente firmó un convenio con las doce nacionalidades de la Amazonía ecuatoriana para impulsar un modelo de gestión público-comunitaria.

Expresidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador y de la Confederación Kichwa del Ecuador (Ecuarunari), Cholango dice tener un fuerte compromiso con las comunidades indígenas, pero también responsabilidad de Estado en su gestión.

"Es obvio que los territorios que están habitados por las comunidades indígenas son territorios donde está el petróleo, la minería, el agua, la gran biodiversidad, ahí está la riqueza natural", afirma Cholango.

Pero lamenta que en esos sectores también se registran los mayores índices de pobreza y exclusión, situación que desde su cartera busca cambiar, para que los guardianes del 80 por ciento de la biodiversidad del planeta, los indígenas, puedan beneficiarse de un desarrollo sostenible. EFE

Humberto Cholango: "Como Gobierno, no pactamos con Chevron"

Foto: Archivo

El titular del Ambiente Humberto Cholango, defendió que su Gobierno "no pactó" con la petrolera Chevron, a la que el Estado ecuatoriano deberá pagar una indemnización, de acuerdo con un laudo arbitral del mes pasado sobre uno de los mayores litigios por contaminación ambiental.

"En el caso Chevron, queremos decir con absoluta claridad: Nosotros como Gobierno nacional no pactamos con nadie, menos con Chevron", aseguró en entrevista con Efe el ministro, que lleva poco más de un mes en el cargo, pero de conocida trayectoria en el ámbito del activismo indígena y ecológico.

Responsable también de la Secretaría Nacional del Agua, organismo que ahora debe proceder a fusionar con las competencias del Ministerio del Ambiente, Cholango, el único ministro indígena del gabinete de Lenín Moreno, asegura que en el contencioso con Chevron el Estado se defenderá "desde la verdad".

El caso se inició en 1993 a raíz de las denuncias interpuestas por comunidades indígenas y de campesinos afectados por vertidos de la petrolera Texaco -adquirida en 2001 por Chevron-, en la cuenca amazónica ecuatoriana entre 1964 y 1990.

Una sentencia emitida en 2011 por una corte de Lago Agrio, en Ecuador, cifraba en 9.500 millones de dólares la indemnización que debía entregar la empresa a los afectados.

Pero la petrolera recurrió y litigó ante una corte arbitral internacional en La Haya, que falló a favor de Chevron al considerar que la sentencia de Lago Agrio arrastró irregularidades como fraude, sobornos y corrupción.

"Chevron maliciosamente quiere inducir al Estado ecuatoriano hacia una sanción irresponsable, que costaría al Ecuador una infinidad de recursos", censuró Cholango, sobre la indemnización por daños y perjuicios a la empresa, que deberá fijarse en el futuro.

De momento, el Ejecutivo ecuatoriano no se ha pronunciado oficialmente sobre la cuestión y es la Procuraduría la que analiza la actuación de los abogados contratados por el Estado para su defensa en el proceso arbitral al que Ecuador se sometió.

Si se llegara a demostrar negligencia, Ecuador analiza la posibilidad de ejercer el "derecho de repetición", recurso judicial que busca el reintegro del dinero que el Estado se vea obligado a pagar por concepto de condenas emitidas en su contra y que tengan como origen una mala actuación de funcionarios o particulares.

Cholango reitera que, pese a que considera que el caso atañe únicamente "a los afectados y a la empresa Chevron", desde el Gobierno insiste en que seguirán "dando todas las batallas legales y jurídicas que sean (necesarias) en el campo internacional".

"El único recurso que tenemos, es la verdad. Que la Amazonía está contaminada, están las enfermedades, los ríos contaminados, los niveles de pobreza que dejaron, la devastación", arguye.

El Ejecutivo ecuatoriano ha apuntado a posibles responsabilidades de las autoridades judiciales o defensores en la causa que se dilucidó durante el anterior Gobierno de Rafael Correa (2007-2017).

Pero guarda mutismo respecto al hecho de que el laudo haya invalidado sentencias dictadas por cortes ecuatorianas, que ordenaban el pago de reparaciones por el vertido de crudo que causó graves daños ecológicos en la cuenca amazónica ecuatoriana.

Tanto la Defensoría del pueblo como organizaciones civiles que representan a los afectados, han expresado su preocupación por la vulneración de derechos humanos y de la naturaleza que puedan derivarse del laudo.

Al margen del litigio, el viernes el Ministerio del Ambiente firmó un convenio con las doce nacionalidades de la Amazonía ecuatoriana para impulsar un modelo de gestión público-comunitaria.

Expresidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador y de la Confederación Kichwa del Ecuador (Ecuarunari), Cholango dice tener un fuerte compromiso con las comunidades indígenas, pero también responsabilidad de Estado en su gestión.

"Es obvio que los territorios que están habitados por las comunidades indígenas son territorios donde está el petróleo, la minería, el agua, la gran biodiversidad, ahí está la riqueza natural", afirma Cholango.

Pero lamenta que en esos sectores también se registran los mayores índices de pobreza y exclusión, situación que desde su cartera busca cambiar, para que los guardianes del 80 por ciento de la biodiversidad del planeta, los indígenas, puedan beneficiarse de un desarrollo sostenible. EFE