Correa pide crear talento humano en la región

El presidente Rafael Correa instó ayer a crear talento humano, ciencia y tecnología en la región para superar los rezagos del desarrollo, ante los delegados a la XXV Cumbre Iberoamericana que concluyó ayer con la Declaración de Cartagena.

“También necesitamos generar un nuevo modelo de gestión del conocimiento y más conocimiento desde nuestra América” , dijo, y señaló que “el reto debe ser duplicar nuestra inversión en investigación y desarrollo en los próximos cuatro años”.

Señaló que Latinoamérica es un generador marginal de conocimiento a nivel mundial, ya que solo invierte el 0,78 del PIB en investigación y desarrollo, cuando el promedio de los países desarrollados es del 2,4 por ciento.

“El reto debe ser duplicar nuestra inversión en los próximos cuatro años hasta el 1,5 por ciento del PIB, esto es para el 2020”, acotó.

También calificó de “preocupante” que no haya ninguna universidad latinoamericana entre las mejores del mundo y pidió a sus colegas “asumir el desafío” de posicionar a medio plazo alguno de los centros superiores de educación de la región entre los 100 mejores.

También aludió a la histórica recomendación de los organismos internacionales a los países de la región de que superen las economías que dependen del extractivismo y las diversifiquen como única forma de garantizar el desarrollo.

“Debemos hacer uso del extractivismo para salir de él, pasar de una economía de recursos finitos a infinitos, a una basada en el conocimiento y la innovación (...). El uso adecuado de nuestros recursos nos permitirá desarrollarnos con soberanía”, agregó.

Frente a los paraísos fiscales, que calificó de “una de las principales aberraciones del orden mundial”, Correa confió en tener pronto “paraísos del conocimiento”.

Al referirse a Colombia, ratificó la disposición de Ecuador de contribuir a que pueda alcanzar la paz. “Colombia sabe que cuenta incondicionalmente con nosotros”, aseveró.

  “Golpes blandos”

Durante su discurso en la Cumbre, Correa manifestó su “rotundo rechazo” a los “golpes blandos” de los que a su juicio han sido víctimas los exmandatarios de Brasil Dilma Rousseff y Luis Ignacio Lula Da Silva, y la exgobernante de Argentina, Cristina Fernández. Correa condenó la destitución de Rousseff, sobre quien “no pudieron encontrar un ápice de corrupción”. Denunció asimismo que se persigue a Lula da Silva.

En otro tema, el Mandatario propuso que cada país de este foro contribuya a un fondo común de ayuda para Haití, devastada a principios de octubre por el violento huracán Matthew, que dejó casi 600 muertos y 1.890 millones de dólares en pérdidas. Correa pidió que cada país aporte y la nación receptora decidirá dónde y cómo invertir. (EFE-Andes) (I)

Declaración propone mejorar educación y empleo

Cartagena, EFE. La XXV Cumbre Iberoamericana acabó ayer con la aprobación de la Declaración de Cartagena, en la que los 22 países acordaron trabajar para mejorar la educación de sus jóvenes y crear empleo. Además de la declaración conjunta, los 22 gobiernos de la región, compuesta por los 19 países latinoamericanos, España, Portugal y Andorra, adoptaron el Pacto Iberoamericano por la Juventud, el plan de acción de la cooperación iberoamericana.

El primero de los puntos se refiere al Pacto Iberoamericano de Juventud, como un “acuerdo político-institucional que permitirá conformar una alianza entre diversos sectores y actores con el fin de mejorar la articulación intersectorial e intergubernamental”.

Se plantea la necesidad de mejorar la educación e “impulsar la movilidad de estudiantes, profesores e investigadores, previniendo la ocurrencia y mitigando el impacto negativo de la fuga de cerebros”, a través de Campus Iberoamérica que nació de la Cumbre de Veracruz, México, en 2014.

Asimismo, la región prestará atención en impulsar “políticas integrales y estrategias a través de incentivos y políticas activas del empleo que permitan eliminar barreras de acceso al mercado laboral formal con enfoques diferenciales de género, etnia y distribución del ingreso”. Y lo harán “garantizando que estas iniciativas no vayan en detrimento de las condiciones laborales del trabajador y la trabajadora joven.

Correa pide crear talento humano en la región

“También necesitamos generar un nuevo modelo de gestión del conocimiento y más conocimiento desde nuestra América” , dijo, y señaló que “el reto debe ser duplicar nuestra inversión en investigación y desarrollo en los próximos cuatro años”.

Señaló que Latinoamérica es un generador marginal de conocimiento a nivel mundial, ya que solo invierte el 0,78 del PIB en investigación y desarrollo, cuando el promedio de los países desarrollados es del 2,4 por ciento.

“El reto debe ser duplicar nuestra inversión en los próximos cuatro años hasta el 1,5 por ciento del PIB, esto es para el 2020”, acotó.

También calificó de “preocupante” que no haya ninguna universidad latinoamericana entre las mejores del mundo y pidió a sus colegas “asumir el desafío” de posicionar a medio plazo alguno de los centros superiores de educación de la región entre los 100 mejores.

También aludió a la histórica recomendación de los organismos internacionales a los países de la región de que superen las economías que dependen del extractivismo y las diversifiquen como única forma de garantizar el desarrollo.

“Debemos hacer uso del extractivismo para salir de él, pasar de una economía de recursos finitos a infinitos, a una basada en el conocimiento y la innovación (...). El uso adecuado de nuestros recursos nos permitirá desarrollarnos con soberanía”, agregó.

Frente a los paraísos fiscales, que calificó de “una de las principales aberraciones del orden mundial”, Correa confió en tener pronto “paraísos del conocimiento”.

Al referirse a Colombia, ratificó la disposición de Ecuador de contribuir a que pueda alcanzar la paz. “Colombia sabe que cuenta incondicionalmente con nosotros”, aseveró.

  “Golpes blandos”

Durante su discurso en la Cumbre, Correa manifestó su “rotundo rechazo” a los “golpes blandos” de los que a su juicio han sido víctimas los exmandatarios de Brasil Dilma Rousseff y Luis Ignacio Lula Da Silva, y la exgobernante de Argentina, Cristina Fernández. Correa condenó la destitución de Rousseff, sobre quien “no pudieron encontrar un ápice de corrupción”. Denunció asimismo que se persigue a Lula da Silva.

En otro tema, el Mandatario propuso que cada país de este foro contribuya a un fondo común de ayuda para Haití, devastada a principios de octubre por el violento huracán Matthew, que dejó casi 600 muertos y 1.890 millones de dólares en pérdidas. Correa pidió que cada país aporte y la nación receptora decidirá dónde y cómo invertir. (EFE-Andes) (I)

Declaración propone mejorar educación y empleo

Cartagena, EFE. La XXV Cumbre Iberoamericana acabó ayer con la aprobación de la Declaración de Cartagena, en la que los 22 países acordaron trabajar para mejorar la educación de sus jóvenes y crear empleo. Además de la declaración conjunta, los 22 gobiernos de la región, compuesta por los 19 países latinoamericanos, España, Portugal y Andorra, adoptaron el Pacto Iberoamericano por la Juventud, el plan de acción de la cooperación iberoamericana.

El primero de los puntos se refiere al Pacto Iberoamericano de Juventud, como un “acuerdo político-institucional que permitirá conformar una alianza entre diversos sectores y actores con el fin de mejorar la articulación intersectorial e intergubernamental”.

Se plantea la necesidad de mejorar la educación e “impulsar la movilidad de estudiantes, profesores e investigadores, previniendo la ocurrencia y mitigando el impacto negativo de la fuga de cerebros”, a través de Campus Iberoamérica que nació de la Cumbre de Veracruz, México, en 2014.

Asimismo, la región prestará atención en impulsar “políticas integrales y estrategias a través de incentivos y políticas activas del empleo que permitan eliminar barreras de acceso al mercado laboral formal con enfoques diferenciales de género, etnia y distribución del ingreso”. Y lo harán “garantizando que estas iniciativas no vayan en detrimento de las condiciones laborales del trabajador y la trabajadora joven.