El reemplazo de BIMO se activará en febrero

La Junta Monetaria se reunirá esta semana para afinar detalles y emitir la resolución que permitirá operar a la billetera móvil, BIMO. Los bancos privados y cooperativas tendrán cuatro semanas para integrarlo.

La billetera móvil, BIMO, sistema de pagos digitales desarrollado por bancos privados -en el que también participan cooperativas-, estará operativa desde finales de febrero. La plataforma reemplazará al Proyecto Dinero Electrónico, creado y administrado por el Banco Central del Ecuador, BCE, que terminó en 2018 por disposición de la Ley de Reactivación Económica.


Pese a que BIMO está listo para operar desde mediados del año pasado, hasta la fecha no ha salido al mercado porque instancias gubernamentales del área financiera no han definido temas claves como las tarifas de los servicios y los montos de transacción permitidos. Pero eso se resolvería esta semana cuando se reúna la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera.


Ahí se tomarán las últimas decisiones y de inmediato se emitirá la resolución que finalmente permitirá a la billetera móvil funcionar, según Marcos López, presidente de la Junta.


Las instituciones financieras (bancos y cooperativas) tendrán cuatro semanas para instalar los sistemas. BIMO funcionará con cuentas básicas en donde los usuarios podrán gestionar sus recursos. (I)

El reemplazo de BIMO se activará en febrero

La Junta Monetaria se reunirá esta semana para afinar detalles y emitir la resolución que permitirá operar a la billetera móvil, BIMO. Los bancos privados y cooperativas tendrán cuatro semanas para integrarlo.

La billetera móvil, BIMO, sistema de pagos digitales desarrollado por bancos privados -en el que también participan cooperativas-, estará operativa desde finales de febrero. La plataforma reemplazará al Proyecto Dinero Electrónico, creado y administrado por el Banco Central del Ecuador, BCE, que terminó en 2018 por disposición de la Ley de Reactivación Económica.


Pese a que BIMO está listo para operar desde mediados del año pasado, hasta la fecha no ha salido al mercado porque instancias gubernamentales del área financiera no han definido temas claves como las tarifas de los servicios y los montos de transacción permitidos. Pero eso se resolvería esta semana cuando se reúna la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera.


Ahí se tomarán las últimas decisiones y de inmediato se emitirá la resolución que finalmente permitirá a la billetera móvil funcionar, según Marcos López, presidente de la Junta.


Las instituciones financieras (bancos y cooperativas) tendrán cuatro semanas para instalar los sistemas. BIMO funcionará con cuentas básicas en donde los usuarios podrán gestionar sus recursos. (I)