Augusto Barrera: “las responsabilidades de nuestra administración están absolutamente claras”

El exalcalde de Quito, Augusto Barrera, se refirió al caso de supuesta corrupción en que habrían incurrido funcionarios públicos por el caso Odebrecht. El exburgomaestre recordó que durante su administración (2009-2014), la empresa brasileña fue contratada solo para la construcción de la Ruta Viva en sus fases 1 y 2, más no para los puentes sobre los ríos Chiche y San Pedro. Aclaró que en lo que respecta al Metro de Quito, ese contrato corresponde a la actual administración encabezada por Mauricio Rodas.
Cortesía

Refirió que la recepción de ofertas, negociación y adjudicación de la Fase II del Metro de Quito es responsabilidad de la actualidad administración, debido a que ese contrato se firmó el 26 de noviembre de 2015, cuando él ya no era Alcalde. En su período se realizaron los estudios, la concepción del modelo y el análisis del financiamiento de la obra, pero la suscripción la concretó la actual Alcaldía. Sobre esto, Barrera recordó que ha denunciado que la suscripción del proyecto implementado por la administración de Rodas tiene 500 millones de dólares más respecto al precio referencial de la licitación.

Explicó que ese incremento corresponde a los costos indirectos (administración, ganancia y riesgo) que en la licitación original equivalían al 20 por ciento del monto total de la obra, sin embargo, puntualizó que la administración de Rodas la firmó por el doble de este valor. Denunció que en ese contrato no se contemplaron las subestaciones eléctricas, el sistema de recaudo y que incluso se modificaron las técnicas constructivas. Al final pidió a todas las instituciones nacionales e internacionales investigar el caso para determinar a los responsables e implicados. “Las responsabilidades de nuestra administración están absolutamente claras”, enfatizó.

Las declaraciones del exalcalde de la capital se formularon en respuesta a un comunicado del Cabildo quiteño que publicó que la contratación de la Fase II del proyecto Metro de Quito estuvo a cargo de dos administraciones municipales. Durante la administración de Augusto Barrera se diseñaron los términos de referencia, al igual que los pliegos, y se calificó a los cuatro consorcios finalistas, entre ellos al consorcio hispano-brasileño Acciona-Odebrecht, que resultó ganador. Sin embargo, la selección de la empresa se concretó en la Alcaldía de Mauricio Rodas.

Añade el comunicado del actual Alcalde, que la actual administración adjudicó y firmó el contrato con el referido consorcio, en virtud de haber presentado la oferta económica más baja, luego de que la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito obtuviera la autorización del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), del Banco Mundial (BM), del Banco Europeo de Inversiones y de la Corporación Andina de Fomento, organismos multilaterales financistas del proyecto bajo cuyas reglas se llevó adelante todo el proceso. /GFS/El Ciudadano

Augusto Barrera: “las responsabilidades de nuestra administración están absolutamente claras”

Cortesía

Refirió que la recepción de ofertas, negociación y adjudicación de la Fase II del Metro de Quito es responsabilidad de la actualidad administración, debido a que ese contrato se firmó el 26 de noviembre de 2015, cuando él ya no era Alcalde. En su período se realizaron los estudios, la concepción del modelo y el análisis del financiamiento de la obra, pero la suscripción la concretó la actual Alcaldía. Sobre esto, Barrera recordó que ha denunciado que la suscripción del proyecto implementado por la administración de Rodas tiene 500 millones de dólares más respecto al precio referencial de la licitación.

Explicó que ese incremento corresponde a los costos indirectos (administración, ganancia y riesgo) que en la licitación original equivalían al 20 por ciento del monto total de la obra, sin embargo, puntualizó que la administración de Rodas la firmó por el doble de este valor. Denunció que en ese contrato no se contemplaron las subestaciones eléctricas, el sistema de recaudo y que incluso se modificaron las técnicas constructivas. Al final pidió a todas las instituciones nacionales e internacionales investigar el caso para determinar a los responsables e implicados. “Las responsabilidades de nuestra administración están absolutamente claras”, enfatizó.

Las declaraciones del exalcalde de la capital se formularon en respuesta a un comunicado del Cabildo quiteño que publicó que la contratación de la Fase II del proyecto Metro de Quito estuvo a cargo de dos administraciones municipales. Durante la administración de Augusto Barrera se diseñaron los términos de referencia, al igual que los pliegos, y se calificó a los cuatro consorcios finalistas, entre ellos al consorcio hispano-brasileño Acciona-Odebrecht, que resultó ganador. Sin embargo, la selección de la empresa se concretó en la Alcaldía de Mauricio Rodas.

Añade el comunicado del actual Alcalde, que la actual administración adjudicó y firmó el contrato con el referido consorcio, en virtud de haber presentado la oferta económica más baja, luego de que la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito obtuviera la autorización del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), del Banco Mundial (BM), del Banco Europeo de Inversiones y de la Corporación Andina de Fomento, organismos multilaterales financistas del proyecto bajo cuyas reglas se llevó adelante todo el proceso. /GFS/El Ciudadano