La Asamblea Nacional autoriza la salida de Ecuador de la Unasur

La Unasur libró su última batalla en Ecuador. La Asamblea votó este martes 17 de septiembre de 2019 a favor de la Denuncia de ese Tratado Constitutivo.

Con 119 legisladores presentes en la sesión 620 del Pleno, se registraron 79 votos a favor, 36 en contra y 4 abstenciones. La aprobación del documento necesitaba una mayoría simple, es decir 70 votos.

En la jornada el asambleísta César Carrión planteó una moción reconsideración de la votación, pero no fue aprobada.

La Comisión de Relaciones Internacionales, que elaboró el informe sobre el tema, recomendó salir de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). ¿Por qué? Hay varias razones: nació con una gran debilidad porque se conformó como un proceso liderado por los gobiernos del llamado Socialismo del Siglo XXI y no como un proyecto de Estado, dice el documento.

Otra razón: no ha cumplido con el objeto del Tratado que es construir de manera participativa y consensuada un espacio de integración, de cooperación, de comercio entre las naciones sudamericanas.

El vicepresidente de la comisión y miembro del Bloque de Integración Democrática, René Yandún, confirmó que Unasur se convirtió en organismo de carácter ideológico antes que democrático, de desarrollo y promoción de los intereses regionales de las naciones sudamericanas, dijo.

Coincidió con él César Carrión, de CREO e integrante de esa comisión, al decir que es bueno salir de Unasur porque no ha sido favorable en ningún sentido. “No sirvió de nada en el Acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno de Colombia”, explicó.

Hasta la fecha hay siete países que han denunciado ese Tratado, mientras que otros cinco aún no lo han hecho. “Unasur priorizó la burocracia, inmunidades, privilegios diplomáticos y la consolidación de sedes y parlamento”, se lee en el informe.

La legisladora Encarnación Duchi, de Pachakutik e integrante de esa comisión, destacó que Unasur solo ha servido para erogaciones económicas, pues el costo del edificio de la sede en la Mitad del Mundo costó 60 millones de dólares. “Ese dinero se pudo invertir en programas sociales”, señaló.

Unasur está más de dos años sin secretario General ni reformas para conducir el organismo. Eso la llevó a un callejón sin salida, a la parálisis y a la crisis, dice el informe puesto a consideración hoy. (I)

La Asamblea Nacional autoriza la salida de Ecuador de la Unasur

La Unasur libró su última batalla en Ecuador. La Asamblea votó este martes 17 de septiembre de 2019 a favor de la Denuncia de ese Tratado Constitutivo.

Con 119 legisladores presentes en la sesión 620 del Pleno, se registraron 79 votos a favor, 36 en contra y 4 abstenciones. La aprobación del documento necesitaba una mayoría simple, es decir 70 votos.

En la jornada el asambleísta César Carrión planteó una moción reconsideración de la votación, pero no fue aprobada.

La Comisión de Relaciones Internacionales, que elaboró el informe sobre el tema, recomendó salir de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). ¿Por qué? Hay varias razones: nació con una gran debilidad porque se conformó como un proceso liderado por los gobiernos del llamado Socialismo del Siglo XXI y no como un proyecto de Estado, dice el documento.

Otra razón: no ha cumplido con el objeto del Tratado que es construir de manera participativa y consensuada un espacio de integración, de cooperación, de comercio entre las naciones sudamericanas.

El vicepresidente de la comisión y miembro del Bloque de Integración Democrática, René Yandún, confirmó que Unasur se convirtió en organismo de carácter ideológico antes que democrático, de desarrollo y promoción de los intereses regionales de las naciones sudamericanas, dijo.

Coincidió con él César Carrión, de CREO e integrante de esa comisión, al decir que es bueno salir de Unasur porque no ha sido favorable en ningún sentido. “No sirvió de nada en el Acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno de Colombia”, explicó.

Hasta la fecha hay siete países que han denunciado ese Tratado, mientras que otros cinco aún no lo han hecho. “Unasur priorizó la burocracia, inmunidades, privilegios diplomáticos y la consolidación de sedes y parlamento”, se lee en el informe.

La legisladora Encarnación Duchi, de Pachakutik e integrante de esa comisión, destacó que Unasur solo ha servido para erogaciones económicas, pues el costo del edificio de la sede en la Mitad del Mundo costó 60 millones de dólares. “Ese dinero se pudo invertir en programas sociales”, señaló.

Unasur está más de dos años sin secretario General ni reformas para conducir el organismo. Eso la llevó a un callejón sin salida, a la parálisis y a la crisis, dice el informe puesto a consideración hoy. (I)