Alvarado deberá presentarse el 24

El exfuncionario está investigado por el presunto delito de peculado en la organización de los enlaces ciudadanos del expresidente Correa, 2007-2017.
Alvarado llegó a la Fiscalía en Quito el miércoles, y más tarde recibió medidas cautelares de prohibición de salida del país.
FOTO: Miguel Jiménez EL TELÉGRAFO

La noche más larga para uno de los extodopoderosos en la década del correísmo. Fernando Alvarado, exsecretario Nacional de Comunicación, llegó a Ecuador el pasado lunes y no podrá salir del territorio por un buen tiempo.

La intención del ex hombre duro de la comunicación en la “Revolución Ciudadana” era arribar a Ecuador, rendir su versión en Fiscalía General del Estado en una investigación y regresar a Ghana, en África, en donde trabaja en “una empresa que me ofrece estabilidad laboral hasta finales de año”.

El primer traspié del exfuncionario fue no lograr pasar de incógnito en su retorno al país. Llegó el lunes y —según un comunicado que él mismo emitió a los medios— solicitó al fiscal general del Estado que receptara su versión libre y voluntaria en la investigación por el presunto delito de peculado en la organización de los enlaces ciudadanos de Rafael Correa entre 2007 y 2017.

El exfuncionario fue notificado para que compareciera a rendir su versión, pero no acató y se usó la fuerza para su presentación ante el tribunal que le requería. (I)

Alvarado deberá presentarse el 24

Alvarado llegó a la Fiscalía en Quito el miércoles, y más tarde recibió medidas cautelares de prohibición de salida del país.
FOTO: Miguel Jiménez EL TELÉGRAFO

La noche más larga para uno de los extodopoderosos en la década del correísmo. Fernando Alvarado, exsecretario Nacional de Comunicación, llegó a Ecuador el pasado lunes y no podrá salir del territorio por un buen tiempo.

La intención del ex hombre duro de la comunicación en la “Revolución Ciudadana” era arribar a Ecuador, rendir su versión en Fiscalía General del Estado en una investigación y regresar a Ghana, en África, en donde trabaja en “una empresa que me ofrece estabilidad laboral hasta finales de año”.

El primer traspié del exfuncionario fue no lograr pasar de incógnito en su retorno al país. Llegó el lunes y —según un comunicado que él mismo emitió a los medios— solicitó al fiscal general del Estado que receptara su versión libre y voluntaria en la investigación por el presunto delito de peculado en la organización de los enlaces ciudadanos de Rafael Correa entre 2007 y 2017.

El exfuncionario fue notificado para que compareciera a rendir su versión, pero no acató y se usó la fuerza para su presentación ante el tribunal que le requería. (I)