Acería china será investigada

Algunos de los supuestos delitos de la empresa ‘Xinlong S.A’ son defraudación aduanera y tributaria, precarización laboral, lavado de activos y contaminación ambiental.
FOTO: El telégrafo

El Gobierno denunció un supuesto caso de corrupción en torno a la empresa china ‘Acería Xinlong S.A.’, en la que se presumen indicios de testaferrismo vinculado a funcionarios del régimen anterior, liderado por Rafael Correa.

Los representantes del Ministerio de Trabajo, Servicio Nacional de Aduana del Ecuador, Senae y la Secretaría Particular de la Presidencia de la República denunciaron este nuevo supuesto caso de corrupción.

Los delitos en los que se habría incurrido son: defraudación aduanera y tributaria, precarización laboral, lavado de activos, testaferrismo y contaminación ambiental. Se investiga a la acería china Xinlong S.A., ubicada en el cantón Milagro, de la provincia del Guayas.

En el caso estarían vinculados el exvicepresidente de la República Jorge Glas, su tío Ricardo Rivera y el empresario Tomislav Topic.
Luego de la respectiva denuncia ante la Fiscalía General del Estado, FGE, se procedió a un operativo conjunto para el allanamiento a las instalaciones de esta fábrica y a través de un acto urgente, se encontraron 116.000 dólares guardados en caleta, maquinarias importadas sin respaldos y trabajadores sin contratos y extranjeros ilegales.

“Declaraban 77 dólares al Servicio de Rentas Internas, SRI. Uno de sus accionistas poseía ocho millones de dólares sin declarar y solamente tres millones de dólares justificados”, explicó Iván Granda, subsecretario general de Acción Política.

Tras el operativo se anunció la investigación de un presunto delito hidrocarburífero, por el uso de gas doméstico en esta actividad industrial.

Como acciones inmediatas, se retuvo provisionalmente maquinaria por defraudación aduanera, debido a la importación de máquinas e insumos valorados en 30 millones de dólares sin documentos de sustento, y que están declarados por 413.000 dólares.

El ministro de Trabajo Raúl Ledesma explicó que la fábrica fue clausurada por precarización laboral, “pues reportó en su rol solo 24 trabajadores, cuando se encontraron más de 50 obreros en operaciones”. Jorge Safadi, abogado de la empresa china, aseguró a la televisión Ecuavisa, que se van “a justificar en debida y legal forma todos los activos de la empresa”. (I)

Acería china será investigada

FOTO: El telégrafo

El Gobierno denunció un supuesto caso de corrupción en torno a la empresa china ‘Acería Xinlong S.A.’, en la que se presumen indicios de testaferrismo vinculado a funcionarios del régimen anterior, liderado por Rafael Correa.

Los representantes del Ministerio de Trabajo, Servicio Nacional de Aduana del Ecuador, Senae y la Secretaría Particular de la Presidencia de la República denunciaron este nuevo supuesto caso de corrupción.

Los delitos en los que se habría incurrido son: defraudación aduanera y tributaria, precarización laboral, lavado de activos, testaferrismo y contaminación ambiental. Se investiga a la acería china Xinlong S.A., ubicada en el cantón Milagro, de la provincia del Guayas.

En el caso estarían vinculados el exvicepresidente de la República Jorge Glas, su tío Ricardo Rivera y el empresario Tomislav Topic.
Luego de la respectiva denuncia ante la Fiscalía General del Estado, FGE, se procedió a un operativo conjunto para el allanamiento a las instalaciones de esta fábrica y a través de un acto urgente, se encontraron 116.000 dólares guardados en caleta, maquinarias importadas sin respaldos y trabajadores sin contratos y extranjeros ilegales.

“Declaraban 77 dólares al Servicio de Rentas Internas, SRI. Uno de sus accionistas poseía ocho millones de dólares sin declarar y solamente tres millones de dólares justificados”, explicó Iván Granda, subsecretario general de Acción Política.

Tras el operativo se anunció la investigación de un presunto delito hidrocarburífero, por el uso de gas doméstico en esta actividad industrial.

Como acciones inmediatas, se retuvo provisionalmente maquinaria por defraudación aduanera, debido a la importación de máquinas e insumos valorados en 30 millones de dólares sin documentos de sustento, y que están declarados por 413.000 dólares.

El ministro de Trabajo Raúl Ledesma explicó que la fábrica fue clausurada por precarización laboral, “pues reportó en su rol solo 24 trabajadores, cuando se encontraron más de 50 obreros en operaciones”. Jorge Safadi, abogado de la empresa china, aseguró a la televisión Ecuavisa, que se van “a justificar en debida y legal forma todos los activos de la empresa”. (I)