La CONAIE proclama levantamiento indígena

Quito, EFE. La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador, CONAIE, anunció ayer un "levantamiento" en todo el país contra el Gobierno, una protesta que se unirá al paro nacional convocado por los sindicatos para el próximo jueves.
Un grupo de manifestantes participa en la marcha indígena que ayer pasó por Latacunga. API

En un manifiesto público difundido ayer, el presidente de la CONAIE, Jorge Herrera, llamó a la sociedad a unirse a las acciones de protesta con las que exigen rectificaciones al Gobierno del presidente Rafael Correa.


El anuncio de "levantamiento" se da en el marco de la marcha de indígenas que inició el pasado 2 de agosto en el sector de El Pangui, en la provincia de Zamora Chinchipe, que ayer estuvo en Latacunga y ayer mismo  tenía previsto llegar a Quito.


La CONAIE aseguró que el Mandatario no ha cumplido sus promesas de cambiar las estructuras del país y aseguró que después de ocho años de mandato, la riqueza aún está concentrada en pocas manos.


Correa y su movimiento Alianza PAIS "llegaron al Gobierno ofreciendo una revolución, pero lo que han construido es un ropaje engañoso para encubrir un nuevo sistema de dominio y de opresión para favorecer a las grandes empresas", en un modelo de "violenta modernización del capital", apunta el texto de la CONAIE.

  Pedidos

El manifiesto de la CONAIE, que incluye un pliego de demandas de 10 puntos, exige el archivo de un proyecto de enmiendas constitucionales que permiten la reelección indefinida y que, según la confederación, atenta "contra la democracia, la plurinacionalidad y los derechos de los trabajadores".


Asimismo, demanda la derogación de la Ley de Aguas, el archivo de un proyecto normativo sobre la propiedad de la tierra, el restablecimiento de un sistema de "educación intercultural bilingüe" y el libre ingreso a las universidades. Pide poner fin a los proyectos de minería a gran escala y la derogación de varios decretos considerados "antiobreros".


"Con la misma energía rechazamos la burda acusación del Gobierno de que estamos haciéndole el juego a la derecha, de que nuestras movilizaciones están siendo financiadas por estos sectores e incluso desde el extranjero", señala el manifiesto.
De su parte, Correa ha dicho que sospecha que la movilización es aprovechada por grupos de derechas, a los que ha acusado de tener el interés de desestabilizar a su Gobierno. (I)

Apoyo a Gobierno de la revolución ciudadana
El integrante de la Fenocin y parlamentario andino, Pedro De la Cruz, aseguró que el sector al que representa ha resuelto participar del diálogo nacional convocado por el Gobierno y dijo que están planteando que “se radicalice” el proyecto de la revolución ciudadana.

Esto, rechazando el tinte político de la movilización indígena promovida por la CONAIE y posterior paro nacional anunciado por el Frente Unitario de Trabajadores, FUT.
De la Cruz, además, considera que es respetable cualquier acción movilizadora en bienestar de la mayoría de los ecuatorianos. Sin embargo, considera que la medida adoptada por la CONAIE obedece a temas políticos.


“Decir no a la reelección del Presidente, Rafael Correa, mientras la mayoría del pueblo ecuatoriano estamos planteando que avance y que se radicalice el proyecto de la revolución ciudadana, entonces, en ese marco creo que esta movilización tendrá algunos adherentes pero creo que la mayoría del pueblo queremos que avance el tema de las enmiendas”, precisó. (VDS) (I)

La CONAIE proclama levantamiento indígena

Un grupo de manifestantes participa en la marcha indígena que ayer pasó por Latacunga. API

En un manifiesto público difundido ayer, el presidente de la CONAIE, Jorge Herrera, llamó a la sociedad a unirse a las acciones de protesta con las que exigen rectificaciones al Gobierno del presidente Rafael Correa.


El anuncio de "levantamiento" se da en el marco de la marcha de indígenas que inició el pasado 2 de agosto en el sector de El Pangui, en la provincia de Zamora Chinchipe, que ayer estuvo en Latacunga y ayer mismo  tenía previsto llegar a Quito.


La CONAIE aseguró que el Mandatario no ha cumplido sus promesas de cambiar las estructuras del país y aseguró que después de ocho años de mandato, la riqueza aún está concentrada en pocas manos.


Correa y su movimiento Alianza PAIS "llegaron al Gobierno ofreciendo una revolución, pero lo que han construido es un ropaje engañoso para encubrir un nuevo sistema de dominio y de opresión para favorecer a las grandes empresas", en un modelo de "violenta modernización del capital", apunta el texto de la CONAIE.

  Pedidos

El manifiesto de la CONAIE, que incluye un pliego de demandas de 10 puntos, exige el archivo de un proyecto de enmiendas constitucionales que permiten la reelección indefinida y que, según la confederación, atenta "contra la democracia, la plurinacionalidad y los derechos de los trabajadores".


Asimismo, demanda la derogación de la Ley de Aguas, el archivo de un proyecto normativo sobre la propiedad de la tierra, el restablecimiento de un sistema de "educación intercultural bilingüe" y el libre ingreso a las universidades. Pide poner fin a los proyectos de minería a gran escala y la derogación de varios decretos considerados "antiobreros".


"Con la misma energía rechazamos la burda acusación del Gobierno de que estamos haciéndole el juego a la derecha, de que nuestras movilizaciones están siendo financiadas por estos sectores e incluso desde el extranjero", señala el manifiesto.
De su parte, Correa ha dicho que sospecha que la movilización es aprovechada por grupos de derechas, a los que ha acusado de tener el interés de desestabilizar a su Gobierno. (I)

Apoyo a Gobierno de la revolución ciudadana
El integrante de la Fenocin y parlamentario andino, Pedro De la Cruz, aseguró que el sector al que representa ha resuelto participar del diálogo nacional convocado por el Gobierno y dijo que están planteando que “se radicalice” el proyecto de la revolución ciudadana.

Esto, rechazando el tinte político de la movilización indígena promovida por la CONAIE y posterior paro nacional anunciado por el Frente Unitario de Trabajadores, FUT.
De la Cruz, además, considera que es respetable cualquier acción movilizadora en bienestar de la mayoría de los ecuatorianos. Sin embargo, considera que la medida adoptada por la CONAIE obedece a temas políticos.


“Decir no a la reelección del Presidente, Rafael Correa, mientras la mayoría del pueblo ecuatoriano estamos planteando que avance y que se radicalice el proyecto de la revolución ciudadana, entonces, en ese marco creo que esta movilización tendrá algunos adherentes pero creo que la mayoría del pueblo queremos que avance el tema de las enmiendas”, precisó. (VDS) (I)