Correa aplaza proyectos de herencias y plusvalía

El presidente de la República, Rafael Correa, anunció la noche de ayer que retirará de forma temporal los proyectos de las denominadas leyes de herencia y plusvalía.
El presidente Rafael Correa durante el cambio de guardia en el Palacio de Carondelet. EFE

Los proyectos solamente quedarán en espera “hasta que se agote el debate”, dijo en un informe a la nación emitido anoche.

Correa recalcó que cree profundamente en que los mencionados proyectos benefician a los ciudadanos, pero tomó esa decisión para evitar que ciertos grupos opositores "provoquen más violencia". Se solidarizó con policías y sus familias que han resultado heridos durante las manifestaciones de los últimos días.


Correa subrayó que "en democracia todos tenemos derecho a manifestarnos, pero nadie tiene derecho a la violencia". “Queremos debate, no gritos, queremos argumentos, no manipulaciones", dijo.


  

El Primer Mandatario expresó que toda acumulación de riqueza excesiva es injusta, es inmoral y que contra eso lucha el Gobierno.
Dirigiéndose a los ciudadanos, especialmente a los jóvenes, el Mandatario recalcó que el "gran pecado social de nuestra América es la injusticia".
"Nos llamamos un continente de paz, pero la insultante opulencia de unos pocos en América Latina al lado de la más intolerable pobreza son también balas cotidianas en contra de la dignidad humana", agregó.


Recalcó que la medida solamente será temporal hasta que se agote el debate.
Finalizó haciendo un llamado a la oposición y que si lo quieren sacar del Gobierno, que lo hagan a través de la revocatoria de mandato, en las urnas, donde aseguró que volverá a vencer.

 Convocatoria

Desde el balcón del Palacio de Carondelet, el Presidente ya se había referido en la mañana al tema de las manifestaciones de la oposición.
Ante miles de simpatizantes que se congregaron en la Plaza Grande, Correa instó a las personas que se oponen a su gestión a que pidan la consulta de revocatoria de mandato para “derrotarlos nuevamente en las urnas”.


Para el Jefe de Estado, los nuevos proyectos de ley solo son un pretexto para tratar de desestabilizar al régimen.

 Pruebas
El Presidente retó a los sectores de oposición a que le comprueben que dichas normativas afectan a la clase media o a los pobres y que él mismo pedirá el archivo de los proyectos.


Agregó que la ley de herencias no afecta en absoluto al 98 por ciento de la población, pero “afecta eso sí a ese 0,1 por ciento de banqueros”.
"Los pobres son pobres por una sociedad injusta, excluyente, que nunca repartió oportunidades", aseveró el Mandatario.

 Lasso acepta reto

El líder del movimiento CREO, Guillermo Lasso, reaccionó ante el reto de Correa de demostrar que los proyectos de ley de herencias y de plusvalía afectan a la clase media o a los pobres. El reto también fue recogido por el legislador de CREO, Andrés Páez y el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, quien advirtió que saldrá a las calles si no se rectifica y no se retiran los proyectos de impuestos a las herencias y plusvalías. (VDS) (I)  

Quito.

Correa aplaza proyectos de herencias y plusvalía

El presidente Rafael Correa durante el cambio de guardia en el Palacio de Carondelet. EFE

Los proyectos solamente quedarán en espera “hasta que se agote el debate”, dijo en un informe a la nación emitido anoche.

Correa recalcó que cree profundamente en que los mencionados proyectos benefician a los ciudadanos, pero tomó esa decisión para evitar que ciertos grupos opositores "provoquen más violencia". Se solidarizó con policías y sus familias que han resultado heridos durante las manifestaciones de los últimos días.


Correa subrayó que "en democracia todos tenemos derecho a manifestarnos, pero nadie tiene derecho a la violencia". “Queremos debate, no gritos, queremos argumentos, no manipulaciones", dijo.


  

El Primer Mandatario expresó que toda acumulación de riqueza excesiva es injusta, es inmoral y que contra eso lucha el Gobierno.
Dirigiéndose a los ciudadanos, especialmente a los jóvenes, el Mandatario recalcó que el "gran pecado social de nuestra América es la injusticia".
"Nos llamamos un continente de paz, pero la insultante opulencia de unos pocos en América Latina al lado de la más intolerable pobreza son también balas cotidianas en contra de la dignidad humana", agregó.


Recalcó que la medida solamente será temporal hasta que se agote el debate.
Finalizó haciendo un llamado a la oposición y que si lo quieren sacar del Gobierno, que lo hagan a través de la revocatoria de mandato, en las urnas, donde aseguró que volverá a vencer.

 Convocatoria

Desde el balcón del Palacio de Carondelet, el Presidente ya se había referido en la mañana al tema de las manifestaciones de la oposición.
Ante miles de simpatizantes que se congregaron en la Plaza Grande, Correa instó a las personas que se oponen a su gestión a que pidan la consulta de revocatoria de mandato para “derrotarlos nuevamente en las urnas”.


Para el Jefe de Estado, los nuevos proyectos de ley solo son un pretexto para tratar de desestabilizar al régimen.

 Pruebas
El Presidente retó a los sectores de oposición a que le comprueben que dichas normativas afectan a la clase media o a los pobres y que él mismo pedirá el archivo de los proyectos.


Agregó que la ley de herencias no afecta en absoluto al 98 por ciento de la población, pero “afecta eso sí a ese 0,1 por ciento de banqueros”.
"Los pobres son pobres por una sociedad injusta, excluyente, que nunca repartió oportunidades", aseveró el Mandatario.

 Lasso acepta reto

El líder del movimiento CREO, Guillermo Lasso, reaccionó ante el reto de Correa de demostrar que los proyectos de ley de herencias y de plusvalía afectan a la clase media o a los pobres. El reto también fue recogido por el legislador de CREO, Andrés Páez y el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, quien advirtió que saldrá a las calles si no se rectifica y no se retiran los proyectos de impuestos a las herencias y plusvalías. (VDS) (I)  

Quito.