Veeduría indagará la muerte del líder shuar José Tendetza

El ministro del Interior, José Serrano, anunció ayer la conformación de una veeduría para que se investigue la muerte del líder shuar, José Tendetza, hecho que ha generado conmoción en diversas organizaciones sociales e indígenas.


A través de su cuenta en la red social Twitter, el funcionario lamentó el fallecimiento de Tendetza quien se oponía al proyecto Mirador, una gran mina de cobre y oro a cielo abierto.


“Sobre la lamentable muerte de José Tendetza, pondremos a nuestros mejores profesionales y técnicos en su investigación. Convocamos a la Federación Interprovincial de los centros Shuar, FICSH, a nombrar una veeduría y llevar un control social del proceso. Muy atentos a los carroñeros que querrán comer de esta lamentable pérdida”, posteó Serrano.

 Versión

El 28 de noviembre pasado, Tendetza debía acudir a una reunión de su comunidad con funcionarios gubernamentales para discutir la entrega de concesiones mineras a las que se oponía. Pero nunca llegó.


Cuatro días después de su desaparición su cuerpo fue hallado en el río Chuchumbletza, en el cantón de Yantzaza, con signos de tortura, según sus familiares.


“Su cuerpo fue golpeado, los huesos se rompieron (…). Había sido torturado y fue arrojado en el río. El mero hecho de que lo enterraron antes de decirnos, a la familia, es sospechoso”, manifestó Domingo Ankuash, dirigente Shuar. (VDS)

Quito.

Veeduría indagará la muerte del líder shuar José Tendetza


A través de su cuenta en la red social Twitter, el funcionario lamentó el fallecimiento de Tendetza quien se oponía al proyecto Mirador, una gran mina de cobre y oro a cielo abierto.


“Sobre la lamentable muerte de José Tendetza, pondremos a nuestros mejores profesionales y técnicos en su investigación. Convocamos a la Federación Interprovincial de los centros Shuar, FICSH, a nombrar una veeduría y llevar un control social del proceso. Muy atentos a los carroñeros que querrán comer de esta lamentable pérdida”, posteó Serrano.

 Versión

El 28 de noviembre pasado, Tendetza debía acudir a una reunión de su comunidad con funcionarios gubernamentales para discutir la entrega de concesiones mineras a las que se oponía. Pero nunca llegó.


Cuatro días después de su desaparición su cuerpo fue hallado en el río Chuchumbletza, en el cantón de Yantzaza, con signos de tortura, según sus familiares.


“Su cuerpo fue golpeado, los huesos se rompieron (…). Había sido torturado y fue arrojado en el río. El mero hecho de que lo enterraron antes de decirnos, a la familia, es sospechoso”, manifestó Domingo Ankuash, dirigente Shuar. (VDS)

Quito.