Correa cumple siete años como Presidente

Rafael Correa cumple siete años como Presidente. Su Revolución Ciudadana, que inició el 15 de enero de 2007 cumple su aniversario durante un proceso que pretende la consolidación del proyecto social que busca el “socialismo del buen vivir”.
El vicepresidente Jorge Glas y el primer mandatario Rafael Correa en el Palacio de Carondelet. Archivo

Y es que los siete años de Gobierno del Mandatario se llevan a cabo en el contexto de una campaña electoral rumbo a los comicios seccionales del 23 de febrero próximo.


Galo Mora, secretario general de Alianza PAIS, dijo en declaraciones a la prensa que “Hasta el 2006, este país se caracterizaba por el lacayismo. Los estados imperiales determinaban políticas y proyectos”.


El ministro de Conocimiento y Talento Humano, Guillaume Long, consideró, por su parte, que el gran reto inicial de la Revolución Ciudadana fue democratizar la sociedad a través del cambio del poder entre las clases,  los intereses foráneos y la soberanía.


En ese sentido, coincidió con Mora al resaltar la recuperación del proyecto país. Para apuntalar su tesis sobre el fin de la injerencia extranjera, puso como ejemplo el cierre en 2009 de la base militar estadounidense de Manta, y la renegociación de la deuda externa y de los contratos petroleros.


El secretario de Planificación y Desarrollo, Pabel Muñoz recordó que en los últimos siete años, el Gobierno ha puesto en marcha planes del Buen Vivir, el buque insignia del proyecto.


Explicó que en 2007 se trabajó en el cambio del modelo neoliberal. En cambio, de 2009 a 2013 se trató de acomodar las políticas públicas a la gestión y la inversión en el sector público.


Según cifras del Gobierno, la pobreza disminuyó en un 13 por ciento en los últimos siete años.

 Oposición

No obstante, el proyecto de Correa ha tenido sus detractores. El expresidente de la Asamblea Constituyente, Alberto Acosta, se desencantó del proyecto de Gobierno en 2008 y se ha vuelto un crítico frontal del régimen.


“El Gobierno de Correa ya no es un Gobierno de izquierdas, mucho menos revolucionario. Este es un Gobierno que perdió su brújula en el camino”, dijo Acosta en una entrevista.


Otro de los detractores de la Revolución Ciudadana es el exministro de Seguridad Interna y externa del actual Gobierno, Gustavo Larrea, quien opina que Correa ha retrocedido con respecto al respeto a los derechos y las libertades.

Quito.

Correa cumple siete años como Presidente

El vicepresidente Jorge Glas y el primer mandatario Rafael Correa en el Palacio de Carondelet. Archivo

Y es que los siete años de Gobierno del Mandatario se llevan a cabo en el contexto de una campaña electoral rumbo a los comicios seccionales del 23 de febrero próximo.


Galo Mora, secretario general de Alianza PAIS, dijo en declaraciones a la prensa que “Hasta el 2006, este país se caracterizaba por el lacayismo. Los estados imperiales determinaban políticas y proyectos”.


El ministro de Conocimiento y Talento Humano, Guillaume Long, consideró, por su parte, que el gran reto inicial de la Revolución Ciudadana fue democratizar la sociedad a través del cambio del poder entre las clases,  los intereses foráneos y la soberanía.


En ese sentido, coincidió con Mora al resaltar la recuperación del proyecto país. Para apuntalar su tesis sobre el fin de la injerencia extranjera, puso como ejemplo el cierre en 2009 de la base militar estadounidense de Manta, y la renegociación de la deuda externa y de los contratos petroleros.


El secretario de Planificación y Desarrollo, Pabel Muñoz recordó que en los últimos siete años, el Gobierno ha puesto en marcha planes del Buen Vivir, el buque insignia del proyecto.


Explicó que en 2007 se trabajó en el cambio del modelo neoliberal. En cambio, de 2009 a 2013 se trató de acomodar las políticas públicas a la gestión y la inversión en el sector público.


Según cifras del Gobierno, la pobreza disminuyó en un 13 por ciento en los últimos siete años.

 Oposición

No obstante, el proyecto de Correa ha tenido sus detractores. El expresidente de la Asamblea Constituyente, Alberto Acosta, se desencantó del proyecto de Gobierno en 2008 y se ha vuelto un crítico frontal del régimen.


“El Gobierno de Correa ya no es un Gobierno de izquierdas, mucho menos revolucionario. Este es un Gobierno que perdió su brújula en el camino”, dijo Acosta en una entrevista.


Otro de los detractores de la Revolución Ciudadana es el exministro de Seguridad Interna y externa del actual Gobierno, Gustavo Larrea, quien opina que Correa ha retrocedido con respecto al respeto a los derechos y las libertades.

Quito.