Se aprobó proyecto de Ley de Desarrollo Fronterizo

Con 114 votos se aprobó el proyecto de Ley Orgánica de Desarrollo Fronterizo, que tiene por objetivo establecer mecanismos, crear instrumentos e instituir un orden jurídico temporal para afianzar una cultura de paz y promover el desarrollo socioeconómico en los cantones fronterizos del Ecuador y sus respectivas parroquias rurales.
Comisión de Gobiernos Autónomos y Desentralizados. >> Foto Asamblea Nacional

El presidente de la Comisión de Gobiernos Autónomos, Virgilio Hernández señaló que el desarrollo fronterizo es necesario e impostergable, pues la incorporación de las fronteras al patrimonio activo del país, mediante iniciativas nacionales llevadas a cabo por entidades públicas, comunitarias y privadas, orientadas a objetivos y estrategias integrales de desarrollo de una manera sostenida, supone dotar a estas zonas de frontera de infraestructura social y económica, así como la implementación de servicios básicos, la promoción de actividades productivas y el fortalecimiento de la capacidad de gestión local y regional.

La normativa -que contiene 48 artículos, una disposición general, dos transitorias, una derogatoria y una final- regula el régimen de atención preferencial de todos los niveles de gobierno e instituciones públicas, para los cantones y las parroquias rurales que se encuentren total o parcialmente, dentro de la franja de 40 kilómetros desde la línea de frontera.

Para la aplicación del criterio poblacional en la distribución de la totalidad de recursos provenientes del presupuesto general del Estado, a favor de los gobiernos autónomos descentralizados, se otorgará una ponderación del 150% a la población de dichos territorios, de conformidad con la ley. La entidad nacional encargada de establecer la ponderación de las transferencias podrá revisar esta ponderación, pero en ningún caso la podrá reducir.

Determina que para asegurar una atención preferencial de los cantones fronterizos y sus parroquias, es responsabilidad del gobierno nacional, en consecuencia con los gobiernos autónomos descentralizados cantonales y parroquiales, por tanto, se dará atención preferente a la promoción y realización de estudios e investigaciones en las zonas fronterizas, con el fin de dar cumplimiento a los objetivos de la presente ley; proteger en forma especial y preferente los conocimientos de personas, instituciones, pueblos y nacionalidades indígenas y afroecuatorianos que habitan en los cantones fronterizos.

Se incorporan en este cuerpo legal las normas de los acuerdos de paz y otros tratados fronterizos que hayan sido suscritos por el estado ecuatoriano con los países vecinos y que impliquen un tratamiento preferencial a las zonas de frontera.

Prevé que es obligación del gobierno nacional, definir, formular y aprobar políticas, planes, programas y proyectos, a favor de los cantones fronterizos, las mismas que deberán constar en el Plan Nacional de Desarrollo. Corresponde a las entidades descentralizadas y a los gobiernos autónomos descentralizados, que intervienen o deban intervenir en los territorios fronterizos, incorporar e implementar en sus planes sectoriales y/o territoriales específicos, las acciones concretas para favorecer al buen vivir de las zonas fronterizas.

La normativa fomenta el desarrollo de la infraestructura comercial e industrial; la generación y promoción de marca propia; preferencia para convertirse en Zona Especial de Desarrollo Económico (ZEDE); el desarrollo de transporte fronterizo; la promoción del turismo; protección a aprovechamiento de la biodiversidad; el desarrollo de programas de capacitación y formación profesional; el desarrollo del empleo juvenil; incentivos para la contratación de empleo local, entre otros.

Quito.

Se aprobó proyecto de Ley de Desarrollo Fronterizo

Comisión de Gobiernos Autónomos y Desentralizados. >> Foto Asamblea Nacional

El presidente de la Comisión de Gobiernos Autónomos, Virgilio Hernández señaló que el desarrollo fronterizo es necesario e impostergable, pues la incorporación de las fronteras al patrimonio activo del país, mediante iniciativas nacionales llevadas a cabo por entidades públicas, comunitarias y privadas, orientadas a objetivos y estrategias integrales de desarrollo de una manera sostenida, supone dotar a estas zonas de frontera de infraestructura social y económica, así como la implementación de servicios básicos, la promoción de actividades productivas y el fortalecimiento de la capacidad de gestión local y regional.

La normativa -que contiene 48 artículos, una disposición general, dos transitorias, una derogatoria y una final- regula el régimen de atención preferencial de todos los niveles de gobierno e instituciones públicas, para los cantones y las parroquias rurales que se encuentren total o parcialmente, dentro de la franja de 40 kilómetros desde la línea de frontera.

Para la aplicación del criterio poblacional en la distribución de la totalidad de recursos provenientes del presupuesto general del Estado, a favor de los gobiernos autónomos descentralizados, se otorgará una ponderación del 150% a la población de dichos territorios, de conformidad con la ley. La entidad nacional encargada de establecer la ponderación de las transferencias podrá revisar esta ponderación, pero en ningún caso la podrá reducir.

Determina que para asegurar una atención preferencial de los cantones fronterizos y sus parroquias, es responsabilidad del gobierno nacional, en consecuencia con los gobiernos autónomos descentralizados cantonales y parroquiales, por tanto, se dará atención preferente a la promoción y realización de estudios e investigaciones en las zonas fronterizas, con el fin de dar cumplimiento a los objetivos de la presente ley; proteger en forma especial y preferente los conocimientos de personas, instituciones, pueblos y nacionalidades indígenas y afroecuatorianos que habitan en los cantones fronterizos.

Se incorporan en este cuerpo legal las normas de los acuerdos de paz y otros tratados fronterizos que hayan sido suscritos por el estado ecuatoriano con los países vecinos y que impliquen un tratamiento preferencial a las zonas de frontera.

Prevé que es obligación del gobierno nacional, definir, formular y aprobar políticas, planes, programas y proyectos, a favor de los cantones fronterizos, las mismas que deberán constar en el Plan Nacional de Desarrollo. Corresponde a las entidades descentralizadas y a los gobiernos autónomos descentralizados, que intervienen o deban intervenir en los territorios fronterizos, incorporar e implementar en sus planes sectoriales y/o territoriales específicos, las acciones concretas para favorecer al buen vivir de las zonas fronterizas.

La normativa fomenta el desarrollo de la infraestructura comercial e industrial; la generación y promoción de marca propia; preferencia para convertirse en Zona Especial de Desarrollo Económico (ZEDE); el desarrollo de transporte fronterizo; la promoción del turismo; protección a aprovechamiento de la biodiversidad; el desarrollo de programas de capacitación y formación profesional; el desarrollo del empleo juvenil; incentivos para la contratación de empleo local, entre otros.

Quito.