Chevron buscaría financiar al Yasuní a cambio de anulación de juicio

Según versión de un activista de "Amazon Watch", la petrolera Chevron-Texaco estaría interesada en invertir en el proyecto Yasuní-ITT a cambio de que el gobierno intervenga en la millonaria demanda que en contra de la transnacional interpuso el Frente de Defensa de la Amazonía por los daños irreversibles que ocasionó durante sus actividades de explotación.

“La petrolera Chevron-Texaco estaría interesada en llegar a un acuerdo con el Ecuador según el cual la empresa entrega el dinero que falta para completar el fondo de la iniciativa Yasuní-ITT, a cambio de que el Gobierno haga lo pertinente para que se abandone el multimillonario caso que colonos e indígenas le siguen a la petrolera por al menos 18 años por contaminación en la Amazonía. Para culminar con este acuerdo, Chevron-Texaco estaría negociando con una persona que es de su confianza: Ivonne Baki, quien es la secretaria ejecutiva de la iniciativa Yasuní-ITT”, informa diario El Comercio en su versión digital, citando al escritor y activista ambiental estadounidense Mitch Anderson en una columna suya publicada ayer en el portal Hufftington Post.

Según el artículo, la Chevron tiene prácticamente perdido el juicio que le siguen ciudadanos ecuatorianos por contaminación y destrucción de la Amazonía y tarde o temprano deberá pagar 18.000 millones de dólares.

Cabe recordar que el denominado “juicio del siglo” buscaba una reparación inicial por 27.000 millones de dólares. Este proceso se ventiló dos décadas en tribunales nacionales e internacionales hasta que su desenlace se dio en febrero de este año. “Ante esto, la compañía se habría volcado en búsqueda de Ivonne Baki, a quien describen como una ‘longtime government insider’ o persona de confianza del Gobierno”, continúa el artículo.

Según Anderson, el fondo tiene supuestamente 70.000.000 de dólares y que para alcanzar a la meta de los  100 millones de dólares faltan 30.000.000 de dólares que vendrían de una donación particular que podría ser la Chevron-Texaco. En este marco apunta que aunque el fideicomiso administrado por las Naciones Unidas tiene actualmente unos magros 2.000.000 de dólares, Baki ha declarado en un sinnúmero de medios de comunicación, el pasado 5 de diciembre, que la meta de los 100 millones ya se logró, afirmando que el llamado al sector privado ha sido efectivo gracias a donaciones anónimas han llegado “como cascada".

La publicación cita que en 1998 como Embajadora del Ecuador bajo el gobierno de Jamil Mahuad, Baki firmó una carta oficial a un juez federal de Nueva York buscando el desestimiento del juicio ambiental contra la Chevron.

“Fuentes cercanas al proyecto han confirmado”, dice Anderson “sobre la base de informaciones de Amazon Watch, que han habido reuniones entre Baki y Chevron para tratar la posible ‘donación’ a la iniciativa Yasuní. Estas versiones dicen que Chevron ha autorizado a Baki a proponer la idea de una "donación" de 500.000.000 de dólares a cambio de la anulación del caso (…) ¿Suena descabellado? Un cable de abril de 2008 publicado por Wikileaks entre la Embajadora en Quito y el Departamento de Estado muestra que Chevron ha estado planeando algo así desde hace años.”, según publica el medio.

El autor dice que si bien esto no es barato, para la Chevron constituye  una "gota en el balde" si se compara con los USD 18 mil millones que tendría que pagar si pierde el juicio.

 

 

Chevron buscaría financiar al Yasuní a cambio de anulación de juicio

“La petrolera Chevron-Texaco estaría interesada en llegar a un acuerdo con el Ecuador según el cual la empresa entrega el dinero que falta para completar el fondo de la iniciativa Yasuní-ITT, a cambio de que el Gobierno haga lo pertinente para que se abandone el multimillonario caso que colonos e indígenas le siguen a la petrolera por al menos 18 años por contaminación en la Amazonía. Para culminar con este acuerdo, Chevron-Texaco estaría negociando con una persona que es de su confianza: Ivonne Baki, quien es la secretaria ejecutiva de la iniciativa Yasuní-ITT”, informa diario El Comercio en su versión digital, citando al escritor y activista ambiental estadounidense Mitch Anderson en una columna suya publicada ayer en el portal Hufftington Post.

Según el artículo, la Chevron tiene prácticamente perdido el juicio que le siguen ciudadanos ecuatorianos por contaminación y destrucción de la Amazonía y tarde o temprano deberá pagar 18.000 millones de dólares.

Cabe recordar que el denominado “juicio del siglo” buscaba una reparación inicial por 27.000 millones de dólares. Este proceso se ventiló dos décadas en tribunales nacionales e internacionales hasta que su desenlace se dio en febrero de este año. “Ante esto, la compañía se habría volcado en búsqueda de Ivonne Baki, a quien describen como una ‘longtime government insider’ o persona de confianza del Gobierno”, continúa el artículo.

Según Anderson, el fondo tiene supuestamente 70.000.000 de dólares y que para alcanzar a la meta de los  100 millones de dólares faltan 30.000.000 de dólares que vendrían de una donación particular que podría ser la Chevron-Texaco. En este marco apunta que aunque el fideicomiso administrado por las Naciones Unidas tiene actualmente unos magros 2.000.000 de dólares, Baki ha declarado en un sinnúmero de medios de comunicación, el pasado 5 de diciembre, que la meta de los 100 millones ya se logró, afirmando que el llamado al sector privado ha sido efectivo gracias a donaciones anónimas han llegado “como cascada".

La publicación cita que en 1998 como Embajadora del Ecuador bajo el gobierno de Jamil Mahuad, Baki firmó una carta oficial a un juez federal de Nueva York buscando el desestimiento del juicio ambiental contra la Chevron.

“Fuentes cercanas al proyecto han confirmado”, dice Anderson “sobre la base de informaciones de Amazon Watch, que han habido reuniones entre Baki y Chevron para tratar la posible ‘donación’ a la iniciativa Yasuní. Estas versiones dicen que Chevron ha autorizado a Baki a proponer la idea de una "donación" de 500.000.000 de dólares a cambio de la anulación del caso (…) ¿Suena descabellado? Un cable de abril de 2008 publicado por Wikileaks entre la Embajadora en Quito y el Departamento de Estado muestra que Chevron ha estado planeando algo así desde hace años.”, según publica el medio.

El autor dice que si bien esto no es barato, para la Chevron constituye  una "gota en el balde" si se compara con los USD 18 mil millones que tendría que pagar si pierde el juicio.