Canciller reafirma la voluntad de Ecuador de reanudar el diálogo con Colombia

El canciller de Ecuador, Fánder Falconí, subrayó hoy la voluntad de su Gobierno de normalizar las relaciones con Colombia, pese a los procesos abiertos en su país contra un ex ministro y un general colombianos por el bombardeo a un campamento de la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano.
Canciller Fander Falconi, Ecuador Impulsará la integración desde la Presidencia Pro Tempore de UNASUR.

La Justicia ecuatoriana emitió sendas órdenes de captura contra el ex ministro colombiano de Defensa Juan Manuel Santos y el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla, por el bombardeo a un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el 1 de marzo de 2008, ubicado en territorio de Ecuador.

En esa operación murió el número dos de las FARC, Luis Édgar Devia, alias "Raúl Reyes", y otras 24 personas, entre ellas un ciudadano ecuatoriano y cuatro estudiantes mexicanos.

Quito rompió los lazos con Bogotá dos días después de ese operativo militar en Angostura, un enclave de la Amazonía ecuatoriana, por considerar el ataque como una violación a su soberanía territorial.

Falconí, que hoy participó en la tercera cumbre de presidentes y gabinetes de ministros de Perú y Ecuador, celebrada en la ciudad peruana de Piura, manifestó a Efe que su país desea continuar las conversaciones con Colombia, pero "bajo una lógica de diálogo sustantivo".

Esto quiere decir que las "consideraciones públicas que han sido esgrimidas también por parte de Ecuador" para restablecer las relaciones "tengan un procesamiento adecuado", acotó Falconí, al defender la independencia de poderes en su país.

El canciller de Colombia, Jaime Bermúdez, dijo hoy que no se puede avanzar en la plena normalización de las relaciones con Ecuador hasta que se solucione el problema generado por el proceso judicial contra dos de sus compatriotas.

Falconí confirmó que mañana dialogará por teléfono con su homólogo colombiano "para replantear un nuevo cronograma de trabajo".

Por otra parte, el canciller ecuatoriano dijo que el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), una moneda virtual para los intercambios comerciales entre los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), consistirá en "una unidad de cuenta" que "no implica la emisión de una nueva moneda".

"No es contraproducente con las políticas monetarias internas y, muy concretamente en nuestro caso, no implica una salida de la dolarización", dijo Falconí al enfatizar que "hay un compromiso presidencial de mantener el sistema de dolarización" en su país.

El canciller también recordó que en la cumbre de la ALBA, celebrada la semana pasada en la ciudad boliviana de Cochabamba, se decidió explorar la posible conformación de un Tribunal de Justicia Ambiental para exigir que los países industrializados asuman su responsabilidad por las emisiones de gases invernadero.

Agregó que de cara a la cumbre de Copenhague, que se celebrará en diciembre próximo, las autoridades peruanas y ecuatorianas dialogaron hoy sobre la articulación de iniciativas conjuntas en materia ambiental.

Recordó que Ecuador propone "dejar en el suelo cerca de 850 millones de barriles de petróleo crudo que podrían emitir 410 millones de toneladas de CO2 (Dióxido de carbono) a cambio de tener corresponsabilidad global".

Al referirse a la eventual reducción del gasto militar en Latinoamérica, propuesta por el Gobierno peruano, Falconí subrayó que su país está a favor de declarar la región como una "zona de paz".

"Toda iniciativa que conduzca a lograr ese objetivo es bienvenida por parte de Ecuador", señaló para luego recordar que su país ejerce la presidencia pro témpore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Falconí también dijo que la cumbre peruano-ecuatoriana de hoy tuvo un balance "positivo" porque los dos países lograron consolidar "una visión compartida alrededor de las relaciones políticas y diplomáticas que gozan de muy buena salud".

"No existe otro mecanismo del mundo, donde los presidentes de la República, junto con sus ministros, pasen revista a las principales iniciativas de relaciones bilaterales que tienden a fortalecer una visión de hermandad, pero también de acción colectiva, especialmente en temas de frontera", destacó.

Ecuador. EFE

Canciller reafirma la voluntad de Ecuador de reanudar el diálogo con Colombia

Canciller Fander Falconi, Ecuador Impulsará la integración desde la Presidencia Pro Tempore de UNASUR.

La Justicia ecuatoriana emitió sendas órdenes de captura contra el ex ministro colombiano de Defensa Juan Manuel Santos y el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla, por el bombardeo a un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el 1 de marzo de 2008, ubicado en territorio de Ecuador.

En esa operación murió el número dos de las FARC, Luis Édgar Devia, alias "Raúl Reyes", y otras 24 personas, entre ellas un ciudadano ecuatoriano y cuatro estudiantes mexicanos.

Quito rompió los lazos con Bogotá dos días después de ese operativo militar en Angostura, un enclave de la Amazonía ecuatoriana, por considerar el ataque como una violación a su soberanía territorial.

Falconí, que hoy participó en la tercera cumbre de presidentes y gabinetes de ministros de Perú y Ecuador, celebrada en la ciudad peruana de Piura, manifestó a Efe que su país desea continuar las conversaciones con Colombia, pero "bajo una lógica de diálogo sustantivo".

Esto quiere decir que las "consideraciones públicas que han sido esgrimidas también por parte de Ecuador" para restablecer las relaciones "tengan un procesamiento adecuado", acotó Falconí, al defender la independencia de poderes en su país.

El canciller de Colombia, Jaime Bermúdez, dijo hoy que no se puede avanzar en la plena normalización de las relaciones con Ecuador hasta que se solucione el problema generado por el proceso judicial contra dos de sus compatriotas.

Falconí confirmó que mañana dialogará por teléfono con su homólogo colombiano "para replantear un nuevo cronograma de trabajo".

Por otra parte, el canciller ecuatoriano dijo que el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), una moneda virtual para los intercambios comerciales entre los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), consistirá en "una unidad de cuenta" que "no implica la emisión de una nueva moneda".

"No es contraproducente con las políticas monetarias internas y, muy concretamente en nuestro caso, no implica una salida de la dolarización", dijo Falconí al enfatizar que "hay un compromiso presidencial de mantener el sistema de dolarización" en su país.

El canciller también recordó que en la cumbre de la ALBA, celebrada la semana pasada en la ciudad boliviana de Cochabamba, se decidió explorar la posible conformación de un Tribunal de Justicia Ambiental para exigir que los países industrializados asuman su responsabilidad por las emisiones de gases invernadero.

Agregó que de cara a la cumbre de Copenhague, que se celebrará en diciembre próximo, las autoridades peruanas y ecuatorianas dialogaron hoy sobre la articulación de iniciativas conjuntas en materia ambiental.

Recordó que Ecuador propone "dejar en el suelo cerca de 850 millones de barriles de petróleo crudo que podrían emitir 410 millones de toneladas de CO2 (Dióxido de carbono) a cambio de tener corresponsabilidad global".

Al referirse a la eventual reducción del gasto militar en Latinoamérica, propuesta por el Gobierno peruano, Falconí subrayó que su país está a favor de declarar la región como una "zona de paz".

"Toda iniciativa que conduzca a lograr ese objetivo es bienvenida por parte de Ecuador", señaló para luego recordar que su país ejerce la presidencia pro témpore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Falconí también dijo que la cumbre peruano-ecuatoriana de hoy tuvo un balance "positivo" porque los dos países lograron consolidar "una visión compartida alrededor de las relaciones políticas y diplomáticas que gozan de muy buena salud".

"No existe otro mecanismo del mundo, donde los presidentes de la República, junto con sus ministros, pasen revista a las principales iniciativas de relaciones bilaterales que tienden a fortalecer una visión de hermandad, pero también de acción colectiva, especialmente en temas de frontera", destacó.

Ecuador. EFE