Presidente de Ecuador decreta "diálogo permanente" con movimiento indígena

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, firmó hoy un decreto ejecutivo mediante el cual declaró institucionalizado el "diálogo permanente" con el movimiento indígena del país.

El objetivo de la disposición gubernamental es "impulsar, de manera conjunta, la solución de conflictos, la concreción de los principios constitucionales y, de manera especial, el Estado Plurinacional e Intercultural", precisa un comunicado de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

El "diálogo permanente" se estableció con la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), la organización social más importante del país, integrada por sus filiales Ecuarunari, Confeniae y Conaice, que aglutinan a las comunidades de la sierra, la Amazonía y la costa, respectivamente.

La posición oficial responde al proceso de diálogo que se estableció el pasado 5 de octubre, una semana después del levantamiento o huelga indígena convocada por la Conaie, que se oponía a un proyecto de Ley de Recursos Hídricos, por considerar que permitía la privatización del agua, extremo negado por el Gobierno.

El decreto establece que los diálogos se enmarcarán "estrictamente en la Constitución de la República" y rechaza, de antemano, eventuales medidas de presión que afecten la normalidad en el país.

Además, establece la integración de una comisión especial que investigue la muerte del profesor de la etnia Shuar Bosco Wizum, durante el levantamiento, un incidente sobre el que se inculparon mutuamente el Gobierno y la Conaie.

Esa comisión investigará también si una emisora de radio de la etnia Shuar, en la Amazonía, instó a la violencia colectiva durante la protesta.

Asimismo, el diálogo se enmarcará en el análisis de, entre otros asuntos, la situación del sistema de Educación Bilingüe (español-quechua) y la ya aprobada Ley Minera, también criticada por la Conaie.

Ecuador. EFE
 

Presidente de Ecuador decreta "diálogo permanente" con movimiento indígena

El objetivo de la disposición gubernamental es "impulsar, de manera conjunta, la solución de conflictos, la concreción de los principios constitucionales y, de manera especial, el Estado Plurinacional e Intercultural", precisa un comunicado de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

El "diálogo permanente" se estableció con la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), la organización social más importante del país, integrada por sus filiales Ecuarunari, Confeniae y Conaice, que aglutinan a las comunidades de la sierra, la Amazonía y la costa, respectivamente.

La posición oficial responde al proceso de diálogo que se estableció el pasado 5 de octubre, una semana después del levantamiento o huelga indígena convocada por la Conaie, que se oponía a un proyecto de Ley de Recursos Hídricos, por considerar que permitía la privatización del agua, extremo negado por el Gobierno.

El decreto establece que los diálogos se enmarcarán "estrictamente en la Constitución de la República" y rechaza, de antemano, eventuales medidas de presión que afecten la normalidad en el país.

Además, establece la integración de una comisión especial que investigue la muerte del profesor de la etnia Shuar Bosco Wizum, durante el levantamiento, un incidente sobre el que se inculparon mutuamente el Gobierno y la Conaie.

Esa comisión investigará también si una emisora de radio de la etnia Shuar, en la Amazonía, instó a la violencia colectiva durante la protesta.

Asimismo, el diálogo se enmarcará en el análisis de, entre otros asuntos, la situación del sistema de Educación Bilingüe (español-quechua) y la ya aprobada Ley Minera, también criticada por la Conaie.

Ecuador. EFE