AIR teme que proyecto de ley ecuatoriano restrinja la libertad de expresión

El presidente de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), el chileno Juan Pardo Sainz, advirtió hoy de que el proyecto de ley sobre comunicación elaborado por el oficialismo en Ecuador podría restringir la libertad de expresión en este país.

Pardo Sainz, que visitó hoy Quito, se reunió con el secretario de Comunicación del Gobierno ecuatoriano, Fernando Alvarado, para conversar sobre el proyecto, que busca regular la actividad, pero que ha sido criticado por la oposición y varias empresas informativas.

Según el presidente de la AIR, el proyecto "responde a una lógica que puede traducirse en una restricción importante a la libertad de expresión".

Insistió en que debería ser debatido a profundidad entre todos los actores involucrados y recordó que la propuesta ha generado temor en ciertos medios de comunicación, que la comparan con las denominadas "leyes mordaza".

"Nosotros no calificamos intenciones, no queremos pensar que el propósito del proyecto sea ese, pero sí pensamos que este proyecto, en este y en cualquier otro país, puede traducirse en serias restricciones a la libertad de expresión", apostilló.

Pardo Sainz reconoció que hay serias divergencias entre la visión del Estado y la de los medios privados sobre los contenidos del proyecto, por lo que sugirió una actitud de diálogo y un lenguaje adecuado de ambas partes para no caer en "debates de trinchera".

Por otra parte, señaló al periódico oficial El Ciudadano que en el futuro se darán nuevos acercamientos entre su institución y el Gobierno ecuatoriano para buscar "armonizar las visiones y generar el menor reparo" a la Ley de Comunicación que se tramita en la Asamblea legislativa.

Durante el diálogo con Alvarado, el comunicador chileno dejó constancia de su preocupación por la nueva ley de Comunicación así como por la posibilidad de que se sancione al canal privado Teleamazonas, acusado de infracciones a la ley de televisión y radiodifusión del país.

Asimismo, se refirió a la creación en Ecuador de varios medios públicos, los cuales, indicó, deben ser independientes y no instrumentalizados "por nadie".

Además, dijo advertir una clara visión ideológica en los proyectos de comunicación presentados por iniciativa oficial en Bolivia, Argentina, Venezuela y Ecuador, lo que para él es "una visión totalmente legítima".

La AIR, explicó, representa a 17.000 medios de información de América, Europa y Asia y "es fundamentalmente una asociación de asociaciones gremiales".

"No somos, como se ha dicho, representantes de algunos medios grandes", agregó.

AIR teme que proyecto de ley ecuatoriano restrinja la libertad de expresión

Pardo Sainz, que visitó hoy Quito, se reunió con el secretario de Comunicación del Gobierno ecuatoriano, Fernando Alvarado, para conversar sobre el proyecto, que busca regular la actividad, pero que ha sido criticado por la oposición y varias empresas informativas.

Según el presidente de la AIR, el proyecto "responde a una lógica que puede traducirse en una restricción importante a la libertad de expresión".

Insistió en que debería ser debatido a profundidad entre todos los actores involucrados y recordó que la propuesta ha generado temor en ciertos medios de comunicación, que la comparan con las denominadas "leyes mordaza".

"Nosotros no calificamos intenciones, no queremos pensar que el propósito del proyecto sea ese, pero sí pensamos que este proyecto, en este y en cualquier otro país, puede traducirse en serias restricciones a la libertad de expresión", apostilló.

Pardo Sainz reconoció que hay serias divergencias entre la visión del Estado y la de los medios privados sobre los contenidos del proyecto, por lo que sugirió una actitud de diálogo y un lenguaje adecuado de ambas partes para no caer en "debates de trinchera".

Por otra parte, señaló al periódico oficial El Ciudadano que en el futuro se darán nuevos acercamientos entre su institución y el Gobierno ecuatoriano para buscar "armonizar las visiones y generar el menor reparo" a la Ley de Comunicación que se tramita en la Asamblea legislativa.

Durante el diálogo con Alvarado, el comunicador chileno dejó constancia de su preocupación por la nueva ley de Comunicación así como por la posibilidad de que se sancione al canal privado Teleamazonas, acusado de infracciones a la ley de televisión y radiodifusión del país.

Asimismo, se refirió a la creación en Ecuador de varios medios públicos, los cuales, indicó, deben ser independientes y no instrumentalizados "por nadie".

Además, dijo advertir una clara visión ideológica en los proyectos de comunicación presentados por iniciativa oficial en Bolivia, Argentina, Venezuela y Ecuador, lo que para él es "una visión totalmente legítima".

La AIR, explicó, representa a 17.000 medios de información de América, Europa y Asia y "es fundamentalmente una asociación de asociaciones gremiales".

"No somos, como se ha dicho, representantes de algunos medios grandes", agregó.