"Txeroki" será juzgado por atentado de Barajas que mató a dos ecuatorianos

La justicia española anunció este lunes que el presunto jefe militar de ETA, Garikoïtz Aspiazu, alias "Txeroki", detenido en Francia la semana pasada, será juzgado por el atentado en el aeropuerto de Madrid en diciembre de 2006, en el que murieron dos ecuatorianos.

Madrid, AFP - "Txeroki" y otros cuatro miembros de la organización independentista armada vasca ETA también acusados de participar en este atentado fueron procesados, según el auto emitido por el juez encargado, obtenido por la AFP.

Se trata del primer procesamiento en España de "Txeroki", que tiene pendientes otras 21 causas en España.

Los cinco serán juzgados por "asesinatos terroristas", "estragos terroristas", "detención ilegal terrorista" y "robo con violencia e intimidación terrorista", según el auto.

El atentado del aeropuerto madrileño de Barajas, el 30 de diciembre de 2006, en el que murieron los ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Estacio, terminó de hecho con el diálogo que meses antes habían iniciado el gobierno socialista español y la organización armada para que ésta dejara las armas.

El atentado se produjo en plena tregua de ETA, comenzada en marzo de 2006 y terminada oficialmente en junio de 2007.

Según el auto, los acusados se reunieron en Navarra (norte) en el verano (boreal) de 2006, en plena tregua, para preparar el atentado de Barajas.

"Txeroki" fue detenido en la madrugada del lunes en la localidad de Cauterets (sur de Francia).

Para las policías española y francesa, "Txeroqui" era "el principal objetivo" de la organización y además "se le puede considerar autor" de los asesinatos en diciembre de 2007 en el sur de Francia de los guardias civiles españoles, Raúl Centeno, de 24 años, y Fernando Trapero, de 23, según el ministro español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El viernes, "Txeroki" fue inculpado en París por "dirigir una asociación ilegal con objetivos terroristas" y encarcelado, pero no por asesinato, ya que hasta el momento ningún elemento de la investigación permite afirmar que era el tercer hombre del comando que disparó contra los policías españoles a la salida de una cafetería.

Primero debe ser juzgado en Francia, aunque España puede pedir su extradición temporal.

"Txeroki" será juzgado por atentado de Barajas que mató a dos ecuatorianos

Madrid, AFP - "Txeroki" y otros cuatro miembros de la organización independentista armada vasca ETA también acusados de participar en este atentado fueron procesados, según el auto emitido por el juez encargado, obtenido por la AFP.

Se trata del primer procesamiento en España de "Txeroki", que tiene pendientes otras 21 causas en España.

Los cinco serán juzgados por "asesinatos terroristas", "estragos terroristas", "detención ilegal terrorista" y "robo con violencia e intimidación terrorista", según el auto.

El atentado del aeropuerto madrileño de Barajas, el 30 de diciembre de 2006, en el que murieron los ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Estacio, terminó de hecho con el diálogo que meses antes habían iniciado el gobierno socialista español y la organización armada para que ésta dejara las armas.

El atentado se produjo en plena tregua de ETA, comenzada en marzo de 2006 y terminada oficialmente en junio de 2007.

Según el auto, los acusados se reunieron en Navarra (norte) en el verano (boreal) de 2006, en plena tregua, para preparar el atentado de Barajas.

"Txeroki" fue detenido en la madrugada del lunes en la localidad de Cauterets (sur de Francia).

Para las policías española y francesa, "Txeroqui" era "el principal objetivo" de la organización y además "se le puede considerar autor" de los asesinatos en diciembre de 2007 en el sur de Francia de los guardias civiles españoles, Raúl Centeno, de 24 años, y Fernando Trapero, de 23, según el ministro español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El viernes, "Txeroki" fue inculpado en París por "dirigir una asociación ilegal con objetivos terroristas" y encarcelado, pero no por asesinato, ya que hasta el momento ningún elemento de la investigación permite afirmar que era el tercer hombre del comando que disparó contra los policías españoles a la salida de una cafetería.

Primero debe ser juzgado en Francia, aunque España puede pedir su extradición temporal.