CELEC corregirá errores del pasado desde Cuenca

Esteban Albornoz, gerente general de la Corporación Eléctrica del Ecuador, CELEC, afirmó que la naciente empresa estatal corregirá los errores de más de una década desde Cuenca. La prioridad de la CELEC es impulsar políticas nacionales en las áreas de generación y transmisión de electricidad.
HidroPaute, con la central hidroeléctrica de Paute, será una unidad de negocios que se regirá a las políticas de CELEC.

Cuenca. El 26 de febrero de este año se creó la corporación. nació de la unión de las empresas generadoras Hidropaute, Electroguayas, Termoesmeraldas, Termopichincha, Hidroagoyán y la transmisora Transelectric.


Estatal


Según Albornoz, CELEC nació para dejar atrás la visión privatizadora de 1999, en la que se quería delegar la administración del sector a la empresa privada. Uno de los objetivos es corregir los errores de más de una década, cuando se “promulgó la ley del sector eléctrico con fines privatizadores”.


“Antes, INECEL, con sus problemas, desarrolló los proyectos hidroeléctricos y la red de transmisión porque se manejaba con políticas generales. Es lo que buscamos ahora, con una misma política se administre todas las empresas de generación y de transmisión que son de propiedad del Fondo de Solidaridad”, explicó Albornoz.


Unidades de negocios


El objetivo de la fusión es que las empresas compartan y optimicen sus recursos. Cada una será unidad autónoma de negocios, que respondan a objetivos del organismo.


La sede de la corporación estará en Cuenca, porque en la región se encuentra Paute, la central hidroeléctrica del país. Además es un paso para descentralizar los procesos de cada unidad.


Los proyectos que se continuará impulsando en la cuenca del río Paute son los de Mazar, que concluye el primer trimestre de 2010; de Cardenillos y de Sopladora. En los dos últimos ya empezó la construcción. También se realizará la construcción de la central termoeléctrica Esmeraldas 2.


CELEC, con datos del 2008, abastecerá al 61 por ciento de la demanda de energía eléctrica del país. La producción total es de 1.941 mega vatios. El patrimonio es de 2.500 millones de dólares y emplea a 1.550 trabajadores.


HidroPastaza, con la central San Francisco, fue excluida de la fusión porque enfrenta problemas legales con la constructora brasileña Odebrecht.

CELEC corregirá errores del pasado desde Cuenca

HidroPaute, con la central hidroeléctrica de Paute, será una unidad de negocios que se regirá a las políticas de CELEC.

Cuenca. El 26 de febrero de este año se creó la corporación. nació de la unión de las empresas generadoras Hidropaute, Electroguayas, Termoesmeraldas, Termopichincha, Hidroagoyán y la transmisora Transelectric.


Estatal


Según Albornoz, CELEC nació para dejar atrás la visión privatizadora de 1999, en la que se quería delegar la administración del sector a la empresa privada. Uno de los objetivos es corregir los errores de más de una década, cuando se “promulgó la ley del sector eléctrico con fines privatizadores”.


“Antes, INECEL, con sus problemas, desarrolló los proyectos hidroeléctricos y la red de transmisión porque se manejaba con políticas generales. Es lo que buscamos ahora, con una misma política se administre todas las empresas de generación y de transmisión que son de propiedad del Fondo de Solidaridad”, explicó Albornoz.


Unidades de negocios


El objetivo de la fusión es que las empresas compartan y optimicen sus recursos. Cada una será unidad autónoma de negocios, que respondan a objetivos del organismo.


La sede de la corporación estará en Cuenca, porque en la región se encuentra Paute, la central hidroeléctrica del país. Además es un paso para descentralizar los procesos de cada unidad.


Los proyectos que se continuará impulsando en la cuenca del río Paute son los de Mazar, que concluye el primer trimestre de 2010; de Cardenillos y de Sopladora. En los dos últimos ya empezó la construcción. También se realizará la construcción de la central termoeléctrica Esmeraldas 2.


CELEC, con datos del 2008, abastecerá al 61 por ciento de la demanda de energía eléctrica del país. La producción total es de 1.941 mega vatios. El patrimonio es de 2.500 millones de dólares y emplea a 1.550 trabajadores.


HidroPastaza, con la central San Francisco, fue excluida de la fusión porque enfrenta problemas legales con la constructora brasileña Odebrecht.