Tabaré Silva está ante el reto de ser campeón

El entrenador del Barcelona, Tabaré Silva, luce la camiseta del ídolo del astillero en el estadio Monumental.

El entrenador uruguayo en primera instancia dirigirá dos partidos al Barcelona Sporting Club. Si llega a la final de la LigaPro serán seis. El técnico firmó un contrato con el Deportivo Cuenca para el año 2020.

El técnico uruguayo Tabaré Silva, que sorteó esta temporada el peligro del descenso con el Deportivo Cuenca, pasó a la gran posibilidad de pelear por el título en Ecuador con el Barcelona, en un juego perfecto que le ha dado la vida.

“La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay Dios”, tarareó la canción del salsero panameño Rubén Blades y sonrió tras afirmar: “Tal cual, es una linda sorpresa”.

Silva salvó al Cuenca del descenso y, aunque no se clasificó a los ‘playoffs’ de la LigaPro, la vida le dio la oportunidad de dirigir al popular Barcelona guayaquileño que el pasado 30 de octubre vivió la dimisión del también técnico uruguayo Leonardo Ramos, tras tres derrotas consecutivas.

“El desafío es grande, pero es una oportunidad muy importante. La negociación con Barcelona se hizo muy rápida porque los tiempos así lo marcaban”, precisó Silva.

Él, antes de vincularse al Barcelona, adelantó la renovación de su contrato con Deportivo Cuenca para el próximo año y aseguró que cumplirá con dicho convenio porque con Barcelona sólo dirigirá seis partidos, los últimos de la Liga Pro.

El entrenador aseguró que en lo personal es algo que piensa aprovechar y que lo alegra muchísimo porque se demuestra que el trabajo que hizo en el Cuenca fue bueno.

“Que Barcelona te llame para una etapa tan decisiva, me alegra mucho”, apostilló.

Insistió que el reto es enorme. “Tal vez el más grande que he tenido como entrenador, y que te llamen en esta instancia de definición aún más; pero me da la tranquilidad por el respaldo y confianza que me da el club para este mes y medio. E so es muy importante”.

Mientras Ramos aseguró a medios periodísticos uruguayos que “vio cosas raras y que por eso renunció a Barcelona”, Silva resaltó que “los jugadores están entrenando bárbaro. Es que para ser campeón hay que trabajar muy duro”, apuntó.

Si Barcelona logra superar las tres etapas, con partidos de ida y vuelta hasta el título, sería la decimosexta corona para el club y el segundo para Silva, pues en Uruguay lo obtuvo con el Defensor. (D)

Tabaré Silva está ante el reto de ser campeón

El entrenador del Barcelona, Tabaré Silva, luce la camiseta del ídolo del astillero en el estadio Monumental.

El entrenador uruguayo en primera instancia dirigirá dos partidos al Barcelona Sporting Club. Si llega a la final de la LigaPro serán seis. El técnico firmó un contrato con el Deportivo Cuenca para el año 2020.

El técnico uruguayo Tabaré Silva, que sorteó esta temporada el peligro del descenso con el Deportivo Cuenca, pasó a la gran posibilidad de pelear por el título en Ecuador con el Barcelona, en un juego perfecto que le ha dado la vida.

“La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay Dios”, tarareó la canción del salsero panameño Rubén Blades y sonrió tras afirmar: “Tal cual, es una linda sorpresa”.

Silva salvó al Cuenca del descenso y, aunque no se clasificó a los ‘playoffs’ de la LigaPro, la vida le dio la oportunidad de dirigir al popular Barcelona guayaquileño que el pasado 30 de octubre vivió la dimisión del también técnico uruguayo Leonardo Ramos, tras tres derrotas consecutivas.

“El desafío es grande, pero es una oportunidad muy importante. La negociación con Barcelona se hizo muy rápida porque los tiempos así lo marcaban”, precisó Silva.

Él, antes de vincularse al Barcelona, adelantó la renovación de su contrato con Deportivo Cuenca para el próximo año y aseguró que cumplirá con dicho convenio porque con Barcelona sólo dirigirá seis partidos, los últimos de la Liga Pro.

El entrenador aseguró que en lo personal es algo que piensa aprovechar y que lo alegra muchísimo porque se demuestra que el trabajo que hizo en el Cuenca fue bueno.

“Que Barcelona te llame para una etapa tan decisiva, me alegra mucho”, apostilló.

Insistió que el reto es enorme. “Tal vez el más grande que he tenido como entrenador, y que te llamen en esta instancia de definición aún más; pero me da la tranquilidad por el respaldo y confianza que me da el club para este mes y medio. E so es muy importante”.

Mientras Ramos aseguró a medios periodísticos uruguayos que “vio cosas raras y que por eso renunció a Barcelona”, Silva resaltó que “los jugadores están entrenando bárbaro. Es que para ser campeón hay que trabajar muy duro”, apuntó.

Si Barcelona logra superar las tres etapas, con partidos de ida y vuelta hasta el título, sería la decimosexta corona para el club y el segundo para Silva, pues en Uruguay lo obtuvo con el Defensor. (D)