Suspensión de JJ.OO. reprograma actividades de atletas

La pandemia del coronavirus hizo que los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se aplacen hasta el verano del 2021 y eso modificó la planificación mundial de los deportistas que buscan un cupo o ya estaban clasificados.

En Cuenca, Ecuador, la situación de los deportistas es similar a los de otros atletas del mundo, pues con el anunció oficial de la cancelación de las Olimpiadas, todo se tuvo que reprogramar.

Para el marchista Andrés Chocho, quien ya ostenta su cupo para las Olimpiadas en las prueba de los 20 kilómetros, en cierta forma te da tranquilidad la suspensión de los Juegos, ya que, deportivamente, estuvimos preocupados por el calendario de competencias, sin embargo, hoy la prioridad es el bienestar y la salud de todos.

Andrés buscaba una segunda clasificación y en estos días tenía junto a Glenda Morejón una gira por Europa. Chocho iba a competir en los 50 kilómetros, donde a decir de él, hay posibilidades de conseguir el cupo.

“Tuvimos que cancelar el viaje y hoy nos toca reorganizarnos, volver a entrenar y esperar la decisión de la federación para conocer las nuevas fechas de los campeonatos”, acotó.

Al igual que Chocho, Glenda Morejón también ya ostenta el cupo para los Juegos Olímpicos en los 20 kilómetros, que a decir de Andrés, su entrenador, ella está clasificada por la marca que hizo en el 2019, al tener el segundo mejor registro del mundo, sin embargo, aspira a que los dirigentes respeten los tiempos para que ella mantenga su cupo.

Mientras eso sucedes, Andrés, Glenda y la brasileña Erika Sena, están aislados en su domicilio donde con una camineta, una bicicleta y otros implementos que tienen en casa cumplen con las rutinas de entrenamientos.

“No nos hemos descuidado en ese sentido, aprovechamos lo que tenemos en casa y seguimos activos”, finalizó Chocho.

Triatlón
Caso similar sucede al cuencano Juan Andrades, triatleta que aspira a conseguir un cupo en las Olimpiadas. El multiatleta asegura que mientras pasa o al menos se controla la pandemia del covid-19, él seguirá entrenando en su domicilio. Ostenta un simulador de bicicleta y sale a correr muy temprano en las afuera de su casa.

“Piscina no puedo hacer, siendo este el impedimento más fuerte que tengo para completar mis sesiones”, recalca Andrés, quien antes de la cancelación de los Juegos tenia en su planificación cuatro competencias internacionales, donde estuvo obligado a subirse al podio en las tres primera y estar entre los ocho mejores en la última.

Hoy el triatleta espera la decisión de los dirigentes para planificar las nuevas competencias, mientras tanto se mantiene en su casa junto a su esposa e hija. (D)

Suspensión de JJ.OO. reprograma actividades de atletas

La pandemia del coronavirus hizo que los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se aplacen hasta el verano del 2021 y eso modificó la planificación mundial de los deportistas que buscan un cupo o ya estaban clasificados.

En Cuenca, Ecuador, la situación de los deportistas es similar a los de otros atletas del mundo, pues con el anunció oficial de la cancelación de las Olimpiadas, todo se tuvo que reprogramar.

Para el marchista Andrés Chocho, quien ya ostenta su cupo para las Olimpiadas en las prueba de los 20 kilómetros, en cierta forma te da tranquilidad la suspensión de los Juegos, ya que, deportivamente, estuvimos preocupados por el calendario de competencias, sin embargo, hoy la prioridad es el bienestar y la salud de todos.

Andrés buscaba una segunda clasificación y en estos días tenía junto a Glenda Morejón una gira por Europa. Chocho iba a competir en los 50 kilómetros, donde a decir de él, hay posibilidades de conseguir el cupo.

“Tuvimos que cancelar el viaje y hoy nos toca reorganizarnos, volver a entrenar y esperar la decisión de la federación para conocer las nuevas fechas de los campeonatos”, acotó.

Al igual que Chocho, Glenda Morejón también ya ostenta el cupo para los Juegos Olímpicos en los 20 kilómetros, que a decir de Andrés, su entrenador, ella está clasificada por la marca que hizo en el 2019, al tener el segundo mejor registro del mundo, sin embargo, aspira a que los dirigentes respeten los tiempos para que ella mantenga su cupo.

Mientras eso sucedes, Andrés, Glenda y la brasileña Erika Sena, están aislados en su domicilio donde con una camineta, una bicicleta y otros implementos que tienen en casa cumplen con las rutinas de entrenamientos.

“No nos hemos descuidado en ese sentido, aprovechamos lo que tenemos en casa y seguimos activos”, finalizó Chocho.

Triatlón
Caso similar sucede al cuencano Juan Andrades, triatleta que aspira a conseguir un cupo en las Olimpiadas. El multiatleta asegura que mientras pasa o al menos se controla la pandemia del covid-19, él seguirá entrenando en su domicilio. Ostenta un simulador de bicicleta y sale a correr muy temprano en las afuera de su casa.

“Piscina no puedo hacer, siendo este el impedimento más fuerte que tengo para completar mis sesiones”, recalca Andrés, quien antes de la cancelación de los Juegos tenia en su planificación cuatro competencias internacionales, donde estuvo obligado a subirse al podio en las tres primera y estar entre los ocho mejores en la última.

Hoy el triatleta espera la decisión de los dirigentes para planificar las nuevas competencias, mientras tanto se mantiene en su casa junto a su esposa e hija. (D)